Muestras de Cosméticos, ¿Cómo Conseguirlas?



Aaaaaaaaaaay, cómo me gustan las muestras. Creo que me gustan casi tanto, o más, que los cosméticos en tamaño original. Son pequeños tesoros que nos permiten probar y utilizar un producto genial… sin tener que comprarlo. Ocupan poco espacio, y además, nos los podemos llevar de viaje. Y todo eso, gratis. ¿Maravilloso, verdad? Pues no. En un mundo de color de rosa, las muestras son algo que deberíamos recibir a montones con cada compra, pero en el mundo real, el mundo en el que vivimos, para conseguir una muestra que merezca la pena hay que ponerse el cuchillo entre los dientes y salir a pelear contra la maldad del imperio.

Si no fuera así, ¿por qué se nos congela la sonrisa cada vez que nos gastamos dinero en Sephora y nos obsequian con dos mini-muestras de fragancias, una de ellas de perfume para hombre?

 

 

Yo he tenido experiencias de todo tipo, la mayoría negativas. Lo que más frustrante me ha parecido siempre, ha sido comprar algún cosmético de gama alta de importe elevado, y no recibir ninguna muestra para probar. Eso me pasaba mucho en la tienda de Alqvimia, por ejemplo. Hacer una compra enorme y de muchos productos en Sephora y que no te den nada molesta, pero comprar un aceite de cincuenta euros y que pase lo mismo molesta mucho más, porque creo que gastarse esa cantidad en un solo producto no es muy habitual.

Las muestras en ese tipo de tiendas se quedan siempre en casa y es más fácil que despierten nuestra curiosidad. No es lo mismo que ir a una gran perfumería, donde tienen cientos de marcas distintas y es más difícil dar las muestras adecuadas. Si vas a comprar un perfilador de Chanel, un anticelulítico de Biotherm, dos labiales de Yves Saint Laurent, nada garantiza que un sobre de muestra con una base de Esteé Lauder te vaya a interesar. No sé si me he explicado bien.

 

 

Como mis gustos han cambiado, mi experiencia con las muestras tampoco es la misma. Ya no me gustan tanto las firmas de lujo de siempre, como Dior o Chanel, porque prefiero mil veces las que están muy de moda ahora pero que no se venden en España: Charlotte Tilbury, Chantecaille, Anastasia Beverly Hills para las cejas… Con la cosmética lo mismo. Las cremas faciales de esas grandes marcas eran desastrosas para mí, y no fue hasta que descubrí los aceites y las cápsulas de Omega Brilliance que no pude empezar a cuidarme el rostro como es debido. Mis necesidades ya no pueden ser cubiertas por ninguna perfumería, eso está claro.

En las tiendas online en las que más compro, Cult Beauty y SpaceNK, te dan la opción de elegir dos y tres muestras respectivamente en un lote de unas diez. Casi siempre hay una opción de cuidado capilar, y las muestras que menos vemos son las de maquillaje, ya que es complicado crear una muestra de una sombra de ojos, aunque en Space NK tienen ahora una muestra del colorete Orgasm de NARS. Por suerte, cada vez es más frecuente que tengan sobres pequeños de nutricosmética. En Cult Beauty tienen ahora una muestra del preparado de belleza Glow de The Beauty Chef. No vamos a ver ningún resultado por una toma, pero sí podremos comprobar si el sabor nos gusta o no.

 

Vamos con las tiendas físicas. La mejor manera de conseguir muestras en los stands de belleza es preguntar directamente por lo que nos interesa. No me refiero a que nos plantemos en el stand de La Mer de El Corte Inglés y digamos oye dame una muestra que me interesa probar la crema. El precio de sus cremas es tan elevado que una muestra tiene un valor proporcional nada despreciable. Es decir, que ya nos podemos ir olvidando de conseguirla porque sí. Pero si vamos a un stand, hacemos una compra y pedimos directamente una muestra de X producto, para las dependientas ya no somos unas jetas que queremos cosas gratis, sino buenas clientas, clientas informadas que conocemos la marca.

También da resultado decir que no queremos muestras de perfumes. A veces me ha pasado, me han dado el vial de turno y he dicho que no lo quería porque no uso perfumes de esa firma. Casi siempre, la dependienta se ha ido a buscar en el cajón de las muestras de cosméticos para darme otra cosa. Si os dan una muestra de algo que no sea adecuado para vuestro tipo de piel, decid que no os sirve. No os cortéis en decirlo, porque una muestra de algo que no vais a usar nunca es un desperdicio para la marca.

 

muestras-de-dior

 

El mejor tipo de muestra del mercado, en mi opinión, es siempre la muestra de una máscara de pestañas de gama alta. La duración es sorprendente: ese mini tubo puede llegar a durar tres meses. Y muchas veces he notado que la muestra de máscara tenía más calidad que la máscara en el tamaño original, lo que era una gran decepción cuando compraba el rímel pensando que me iba a gustar tanto como la muestra. Parece que la razón es una cuestión de marketing: dicen que esos tubos pequeños tienen un mejor cepillo y que la calidad del maquillaje es más elevada, lo que hace que nos sintamos seducidas por la mini-muestra y tomemos la decisión de comprar la máscara grande. No sé si es cierto o no, pero puedo asegurar que siempre me han gustado más las muestras de máscara de pestañas que la máscara de pestañas en sí.

¿Y vosotras? ¿Cuál es vuestra experiencia con las muestras de cosméticos?


5 Comments

  • Jamile dice:

    Tenemos el mismo problema aquí en Brasil. Sephora da 3 muestras en las compras que usted gasta encima de un determinado valor, pero si el sitio está con promociones, las muestras se retiran. Una marca que anda sorprendiendo en las muestras es O Boticário, marca brasileña muy famosa. Sólo ese año distribuyeron de forma gratuita muestras de 3 productos lanzados. Pero las muestras eran casi del tamaño del embalaje original. Sólo se registra en el sitio e ir a una tienda para retirar el producto. En general, aquí tampoco existe la distribución de muestras.

  • Teresa dice:

    Hola cielo, sigo tu blog y tengo muy en cuenta tus opiniones para descartar tanta oferta de cuidados que nos bombardean…
    Por eso quería preguntarte tu opinión de la firma PIABELI, no sé si la conoces, no encuentro mucha información sobre ella, tiene un producto estrella, la joya de la corona, es el líquido rojo, sirve para muchísimas cosas, entre ellas cerrar los poros. Y las cremas… son pocas pero por ejemplo tienen una corporal y facial!! todo en uno. Según la firma, trabajan desde dentro hacia fuera, por ejemplo encontré una página de una clínica Canaria ( creo) que explicaba con datos que aplicando la loción corporal en los pies los pacientes tenían más activo los riñones, también hablan de que sirve para echar los metales del organismo.
    No entiendo muy bien como se usan, no sé si la crema vale para la limpieza facial y la misma como tratamiento…
    En fin! Me atraen por los ingredientes, absolutamente, solo naturales y también por simplificar la rutina.
    Que caña!!!!! Si son tan efectivos como parece y naturales, merece la pena el desembolso.
    Me parece una firma curiosa, un enfoque de la cosmética muy diferente.
    Un abrazo.

  • Parapluie dice:

    ¡Me encantan! hasta el punto de que me da pena usarlas y las guardo y las miro y las vuelvo a guardar… y me caducan. Así que me obligo a usarlas en los viajes. Pero es justo cuando mejor está mi piel, desestresada y luminosa y me da mucha pereza y casi no me acuerdo de usarlas.

    Alguna vez me he armado de valor a pedir muestras sin haber hecho compra en la tienda o stand. Porque me interesaba el producto pero era lo suficientemente caro para mi economía como para arriesgarme a comprar sin probarlo. Directamente les explico que me interesa probar el producto pero no lo quiero comprar sin estar segura de que es para mí. Lo habré hecho tres o cuatro veces y hasta ahora no he tenido problema.

  • Olga dice:

    Adoro las muestras, en firmas como Kielhs , Perricone, Nuxe, son muy generosos, también debo acotar que cuando compraba el corrector iluminador de La Praire, o cuando repongo los polvos sueltos siempre salgo con mini-tallas excelentes y más de cuatro o cinco. Del resto de marcas sólo puedo decir, que “ratas” es poco, y lamentablemente con empresas de de cosmética natural me quedo con muy mala impresión de su generosidad.

    Tema aparte ya que mencionais Piabeli. En su época cuando viví en Tarragona me tocó conocer a una representante de estos productos, ojo que son punterísimos!, su visión de la cosmética tiene mucho más que ver con sanar síntomas internos que generan un desequilibrio, y para ello recurren a fermentos , hierbas, plantas y minerales, son la bomba!. Me recuerda mucho a marcas como Biologique Recherge y Yipsophilia. Ya quisiera estar allá nuevamente para comprar estos productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *