Mi Pasión Por las Velas Diptyque

Diptyque Figuier Collection 6 2 e1511817805494 - Mi Pasión Por las Velas Diptyque




cshow - Mi Pasión Por las Velas Diptyque

Dicen que la pasión por las velas Diptyque empezó como un secreto entre las redactoras de las revistas de moda y belleza. Cada vez que llegaba una chica nueva a la oficina, le decían que una de las primeras cosas que tenía que hacer para ser una mujer con clase era tener un par de velas de Diptyque en casa. El truco fue pasando de las redacciones de París hasta las de Nueva York. Una de las periodistas, siguiendo el consejo de sus compañeras, compró la vela Baies y la colocó en la estantería de su minúsculo estudio. Para su sorpresa, al cabo de unos días se dio cuenta de que el aroma de vela enmascaraba los olores a comida y cerveza de los restaurantes y bares de la calle, y de una manera deliciosa además.

Luego, empezaron a ser aún más valoradas cuando se descubrió que no había químico ni sintético en su composición. El sistema de elaboración, hecho a mano, consistía en veinte pasos, ni uno más, y ni uno menos. Y el diseño, aunque muy pulcro y minimalista, tenía unas etiquetas ovaladas inspiradas en un medallón del siglo XVIII, imposibles de imitar. Es decir, que no eran velas de usar y tirar, sino joyas de cristal que luego se podían conservar. De hecho, es lo que todo el mundo hace.

 

dyptique paris boutique st germain 10 e1513003374209 - Mi Pasión Por las Velas Diptyque

 

Recuerdo la primera vez que compré una vela Diptyque. No quería la de Baies, que es la que compra todo el mundo, ni tampoco la de vainilla, porque bueno, es poco probable que la vainilla consiga que mis sentidos enloquezcan, al ser un aroma más común. Por lógica, la apuesta más segura era la vela de nardo, Tubereuse, ya que es mi flor favorita. ¿Pero qué me iba a encontrar? En mis excursiones buscando perfumes nicho me he encontrado con todo tipo de fragancias de nardo, y no siempre me han gustado.

No esperaba algo tan exquisito y diferente, y al mismo tiempo, tan preciso. Era el olor perfecto: no le faltaba ni le sobraba nada. Y que ya se notara el aroma incluso con la caja precintada era una buenísima señal. Así empezó un largo idilio que dura hasta el día de hoy porque, al margen de sus fragancias, me hacen sentir bien. Me encanta llegar a casa, ducharme, relajarme y encender una o dos.

 

Diptyque Nordstrom Set e1513003531458 - Mi Pasión Por las Velas Diptyque

 

El aroma de las velas perdura tanto si están encendidas como apagadas, por lo que no es necesario prenderlas durante horas para que la estancia se impregne de su perfume. Me encanta estar en alguna habitación y notar ráfagas del olor, sin que la vela esté encendida aún, o notar el perfume al entrar en casa. Me gusta mucho tener una en el dormitorio, otra en el recibidor, y una más en el salón. Para elegir la vela de Diptyque adecuada, solo hay que experimentar. Al final me he dado cuenta de que con las velas me pasa lo mismo que con los perfumes: siento predilección por los aromas florales. No me terminan de convencer los frutales, y mucho menos, los cítricos.

La que me vuelve loca, Tubereuse, como os he dicho, curiosamente, es la más vendida en España.

 

744b353efc9349b78d9ac5903d3f58e0 diptyque amazing gifts - Mi Pasión Por las Velas Diptyque

 

A veces no me queda más remedio que elegir a ciegas, y leer opiniones en la red viene muy bien. Con las florales es difícil, porque todo el mundo dice lo mismo, tipo me recuerda a una cena en el jardín en las noches de verano. Fijaos en las descripciones que van más allá de lo obvio. Por ejemplo, he leído reseñas que dicen que Tubereuse, mi favorita, es un aroma potente y sexy, y no puedo estar más de acuerdo.

Las opiniones negativas también ayudan a descartar velas que aparentemente tienen los ingredientes que nos gustan, ¿pero y si la mezcla evoca algo desagradable? Eso me vino genial a la hora de elegir la vela de edición limitada de Navidad que Diptyque ha sacado este año. Compré Unicorn por el color verde, y porque la descripción dice que huele a menta, a pino y a leña. Muy navideña. También me tentaba Phoenix, porque me encantaba la idea de tener una vela que oliera a canela y mirra. Hasta que leí en un blog que aunque tenía una esencia antigua y misteriosa, hacía pensar en una iglesia vaticana, y la descarté.

Y mira, los unicornios molan.

 

1035789 in pp - Mi Pasión Por las Velas Diptyque

Diptyque tiene en el mercado más de cincuenta esencias distintas, pero las más vendidas son:

-Figuier: higuera. Muy fresca.

-Baies: rosas y hojas de grosella negra. Es la más famosa de todas. Seguro que la habéis visto en un montón de fotos.

-Feu de Bois: mezcla de maderas, tiene un aroma muy hogareño a chimenea.

-Vanille: esencia de vainilla bourbon mezclada con sándalo y elemí.

-Ambre: con vetiver, pachouli, anís, incienso y especias desconocidas.

-Opopanax: de mirra dulce. Se hizo popular por ser la resina que utilizaba Alejandro Magno para perfumar sus ropas.

-Muguet: hecha con lirios recién cortados. Dicen que trae buena suerte. Yo la compro para encenderla en Fin de Año.

 

img 4863 e1513027889702 - Mi Pasión Por las Velas Diptyque

 

Nunca he ido más allá de las velas, de los óvalos para colgar de los armarios -se llaman Scented Oval-, de las fragancias para el hogar en spray y de alguna cosa más que ahora no recuerdo, pero este verano voy a dar el salto a la cosmética. Probablemente será con el perfume Do Son, al que ya le tengo echado el ojo. O mas bien con el spray corporal. La gama Do Son está inspirada en la bahía de Indochina, y está pensada para ir acorde con la humedad tropical. Huele, dicen, a nardos frescos y a flor de loto. Estoy deseando tenerla en mis manos. 

Cuando llegue el buen tiempo escribiré sobre este tipo de sprays perfumados para el cuerpo, porque son ideales y he probado muchos. Espero que entonces ya tenga esta preciosidad en casa.

 

UK200019380 DIPTYQUE - Mi Pasión Por las Velas Diptyque

 

Si lleváis un tiempo leyéndome, ya sabréis que valoro mucho las fragancias especiales. Me gustan los perfumes exclusivos y los productos capilares de alta gama. Los olores son recuerdos, rituales, lugares, personas, flores, plantas, países y paisajes. Un aroma particular que salga de vuestro cabello, o de vuestro cuello… eso es algo que no tiene precio. Es una carta de presentación muy buena, que hace que los demás te valoren y te recuerden. Mi opinión es que algo tan importante para mí también tiene que aplicarse a mi hogar, por eso no me importa en absoluto el precio que tienen estas velas.

Para mí, las velas Diptyque son como las cápsulas de omega 3, los champús de Oribe o Philip B, el aceite de monoï o el colágeno marino. Forman parte del pack básico del bienestar. Ale.

 

IMG 2855bewerkt e1513031900783 - Mi Pasión Por las Velas Diptyque

 

Tampoco penséis que las compro cada semana. Por lo que he explicado antes, duran mucho. Siempre tengo alguna en casa, en verano compro la edición limitada de Tubereuse de 300 gramos -una edición de color rojo, la edición grande de Baies es de color verde-, y es en Navidad cuando me desquito y compro muchas de golpe. Como siempre digo, ahora es la época de los caprichos sin sentir culpabilidad.

Las velas Diptyque se venden en tiendas de perfumería de lujo, pero yo las compro siempre en Space NK, por todo lo que os expliqué el otro día. Repito: son las mejores velas del mundo. 

 

cshow - Mi Pasión Por las Velas Diptyque