Ultherapy, La Pesadilla de Hollywood

BLOGGERS MENSUAL_ 728X90

 

El otro día, no sé cómo, me encontré con un mensaje en un foro de cotilleos estadounidense que decía que muchas actrices de Hollywood lo estaban pasando muy mal por culpa de un procedimiento estético llamado Ultherapy. El tratamiento había surgido años atrás como la salvación anti-edad, un lifting sin cirugía que levantaba las mejillas y definía la mandíbula a través del ultrasonido. Por desgracia, y cómo ocurre algunas veces, algunas cirugías y terapias de belleza empiezan a caer del podio en cuanto se conocen los efectos secundarios. Los de Ultherapy eran especialmente devastadores: después de dos meses de buenos resultados, la grasa del rostro se desvanecía y la piel se quedaba colgando. “Es como echarle ácido a la grasa de la cara”, dijo una de las víctimas.

Todos sabemos que hay miles de mujeres que caen en las peores manos y terminan pagando las consecuencias -y encima, pagándolo también en el sentido literal: poniendo la pasta-, pero me llamó la atención que ese foro que leí, en otros que encontré y en Realself, aseguraran que había actrices, con nombre y apellidos, que estaban pasando por lo mismo. Entre ellas, Jennifer Lawrence, Kate Hudson y Jennifer Aniston. Este último nombre captó mi atención, porque hacía unos meses que notaba que a Jennifer Aniston le pasaba algo raro en la cara.

 

 

Pero vayamos por partes. Ultherapy es una tecnología que genera calor y contracciones internas en la piel, provocando la elevación de los tejidos de una forma no invasiva. La temperatura que se llega a alcanzar es de unos 70º, y este proceso da lugar a una respuesta de la dermis llamada neocolagénesis. El colágeno se renueva como por arte de magia, y el resultado es un agradable estiramiento natural, sin los peligros y los efectos secundarios de un lifting de verdad. Con esa descripción y después de ser aprobado por la FDA, el procedimiento Ultherapy empezó a aplicarse en las pieles de cientos de mujeres estadounidenses que deseaban ralentizar el paso del tiempo. Esto último parece que es cierto, ya que en las experiencias publicadas que he leído, la mayoría de las víctimas son mujeres de treinta y pocos sin signos preocupantes de envejecimiento, que se habían sometido al Ultherapy para “mantener” la frescura.

Como bien dicen, si no está roto, no lo arregles. En los pocos casos de éxito del Ultherapy, la mejora era agradable, pero demasiado sutil como para que mereciera la pena. Y cuando salía mal, el calor de la terapia destruía la grasa subcutánea de la piel, provocando justo el efecto contrario al deseado. Lo podemos comprobar en varias fotos. El desastre afectaba a las mejillas, el mentón, el cuello, y sorprendentemente, a la cuenca de los ojos. Era como envejecer diez años en tres meses. 

 

 

Algunas de las víctimas vivían en Los Ángeles y conocían los nombres de algunas actrices afectadas por Ultherapy, pero que no lo confesaban públicamente por motivos obvios. La única diferencia entre las estrellas de Hollywood y las mujeres corrientes es el dinero; muchas de ellas ni siquiera tienen una genética especial, como la de las modelos. Así que, supuestamente, Courtney Cox, Uma Thurman, Scarlett Johansson y Charlize Theron, además de las tres actrices mencionadas más arriba, también habían sido víctimas de esta técnica.

Pero el nombre que mejor sirve para explicar los efectos de Ultherapy es el de Jada Pinkett-Smith. Según esos mensajes, la mujer de Will Smith también había decidido darle una inyección de juventud a su rostro, sin ser consciente de que iba a conseguir justo todo lo contrario. Para que lo veáis, primero pondré una foto de Jada unos meses antes de hacerse el tratamiento, y luego, dos fotos de su cara poco después. Para que no digan que “se trata del paso del tiempo”.

 

 

 

Ninguna mujer se merece que le pase esta desgracia, pero como acabo de decir, las actrices de Hollywood tienen algo que les sobra a montones: el dinero. Y el dinero lo puede arreglar casi todo. Por eso, las famosas afectadas por Ultherapy, después de un tiempo de espera prudencial en el que hay que dejar que la regeneración de los tejidos siga su curso, recurren a los liftings y a las inyecciones de grasa propia para volver a recuperar la belleza y la salud del rostro. Jada Pickett-Smith aguantó el tipo y estuvo pasando vergüenza en la alfombra roja durante unos meses, pero luego se recuperó de una forma asombrosa. Jennifer Aniston, la que dicen que es la otra víctima de Ultherapy, estuvo medio desaparecida un tiempo, tapándose la cara con un pañuelo cada vez que salía a la calle, y luego apareció de la noche a la mañana con el rostro casi deformado por las infiltraciones.

Como decía una de las victimas de Ultheraphy a otras afectadas: “Ahora entiendo a las actrices de Hollywood y por qué terminan hechas un desastre… ¡estoy deseando meterme en un quirófano para arreglar esta basura!. Pero no debemos. Tenemos que esperar. Porque si no, acabaremos como ellas, cometiendo un error, y luego otro para reparar el anterior, y nunca dejaremos de perseguir al dragón”.

 

ultherapy-hollywood-jennifer-aniston

 

 

Aunque la solución para las consecuencias de Ultherapy es una serie de intervenciones como el lifting, la infiltración de grasa o las inyecciones de Sculptra, no todas las víctimas podían permitirse asumir el coste. Y solo las más decididas -o las que habían tenido la suerte de tratarse con médicos honestos- conseguían recuperar el dinero invertido, unos dos mil euros de media. Eso hizo que muchas de esas mujeres se convirtieran en fanáticas de algo a lo que tenían que haber recurrido mucho antes: la nutricosmética. Su desesperación había hecho que se convirtieran en expertas en la materia, buscando remedios naturales con desesperación, haciendo investigaciones que ni el médico estético más aplicado. Algunos de los suplementos que las víctimas de Ultherapy empezaron a tomar para intentar poner remedio a lo que les estaba pasando eran la astaxantina hawaiana, un potente caroteinoide; las cápsulas de aceite de pescado, y la fórmula para fortalecer los huesos de Christopher’s.

Curioso, ¿verdad? En cuanto a los cosméticos, recomendaban el gel con efecto peeling Firmx de Peter Thomas Roth, los sérums con arginina y vitamina C. Aunque todas estas recomendaciones funcionan, no son suficientes para rellenar y levantar un rostro caído y consumido por la técnica Ultherapy.

 

 

La verdad es que ha sido tristísimo leer como los médicos de esas víctimas negaban la evidencia o lo atribuían a otras causas para sacárselas de encima y hacerse los locos. Y más triste aún ha sido leer sobre mujeres que se libraron por los pelos de sufrir las consecuencias del tratamiento Ultherapy, porque los comerciales de sus centros médicos ¡no paraban de insistirles para que lo probaran! Es increíble la falta de escrúpulos que tienen algunas personas cuando ven el signo del dólar frente a sus ojos.

Me alegra informar de que muchas de estas víctimas han conseguido un final feliz gracias a otros doctores, pero otras, las que tenían una cara más delgada de base, prácticamente se han quedado igual, aparte de una ligerísima mejora gracias a algún relleno. Lo que es seguro es que cuando veamos a alguna actriz de Hollywood con la cara rarísima y con signos de esqueletonización y flacidez que no encajen con su aspecto en los últimos meses, ya sabremos por qué es. No tenía ni idea de la existencia de Ultherapy y me ha encantado leer sobre este tema.


12 Comments

  • Johanna dice:

    Qué miedo… Prefiero seguir bañándome con agua fría para tonificar y prevenir jaja

  • Ana dice:

    Hola me gusta mucho tu blog !!!
    Si verdad !!!! Lo mas increíble es que todavía te ofrecezca este Ultherapy facial en alguna clinica cara de bcn ….

  • Tatiana dice:

    Wooooow! que de cosas nos descubres daikiri! me encanta lo q se aprende en este blog

  • TANIA CERVERA dice:

    Ostras que miedooo!!! Yo ace un par de semanas me interesé por el tratamiento de INDIBA que es radiofrecuencia, tendría algo que ver con esto??? 🙁 espero que sean diferentes, pero creo que el fin es el mismo, calentar las capas de la piel para crear colageno. Un dato a tener en cuenta es que INDIBA tambien se utiliza para adelgazar en zonas localizadas…. asi que si sirve para quemar grasa… como puede servir para refirmar sin quemar grasa??

  • Yamille dice:

    Ricardo Ruiz la recomienda y es uno de los mejores dermatólogos del país y es el dermatólogo de la Reina…

  • Beatrix dice:

    Uy… no tenía ni idea. Qué miedito. Daiquiri, cuál es el foro dónde lo viste?

    • daiquirigirl dice:

      Lo miré en el trabajo, no recuerdo el nombre, pero me llevó a un blog llamado “ultherapy ruined my face” (da mucha pena leerlo) y luego a realself

  • angela dice:

    Ultherapy está aprobado por la FDA para cuello, frente, etc. Pero NO esta aprobado en EEUU para ser utilizado en mejillas. Justamente por este motivo.
    Sin embargo la empresa Merz(fabricantes) lo promocionan para su uso en todo el rostro.

  • FynSeptember dice:

    M ha encantado conocer esto. A mí adorada Natalie Portman let notice lo que puede haber sido esto, aunque siempre lo atribuí al envejecimiento. ¿ Le echas un vistazo y me comentas si puede haber sido también una víctima? 😚😙😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *