Soy Adicta a mi Batido de Proteína

Soy Adicta a mi Batido de Proteína

Lo confieso: soy adicta a mi batido de proteína. Me encanta.

Me llamaba la atención probar uno, pero al principio pensaba que los batidos de proteína eran algo solo para súper cachas de gimnasio. Los veía grasientos y demasiado masculinos. Luego, di por hecho que tendrían muy mal sabor. Probé uno en una cafetería de comida sana de Ibiza, a ver qué pasaba y casi me muero. Me pareció tan relleno y denso que me sentí hinchada durante horas. Me dejó una sensación de pesadez horrible que duró el día entero.

Todo cambió cuando leí que había una versión del batido de proteína más adecuada para chicas. Se trata de la proteína vegana. Yo no soy vegana, pero me gustó la explicación de que los batidos de proteína vegana eran más suaves y ligeros, sin perder los beneficios que esperamos de una bebida así.

Al igual que los de suero de leche, los batidos de proteína vegetal ayudan a reparar el músculo después del entrenamiento, aportan energía y contienen una cantidad nada despreciable de fibra y nutrientes.

Me convencí del todo cuando leí que Elle Macpherson tomaba uno al día. El primero que tomé fue justo el de su marca, The Nourishing Protein de Welleco. Me sorprendí al darme cuenta de que no solo me hacía bien, sino que estaba delicioso.

Desde entonces, nunca he dejado de tomarlo. Lo compro en Space NK y siempre lo tengo en casa.

Batido de Proteína Nourishing Protein de Welleco

Como tiene un precio muy elevado, empecé a buscar más proteínas vegetales que añadir a mi despensa, pero que tuvieran un precio menor. Así es como di con Protein Smoothie de Rejuvenated. Es la marca que vende Collagen Shots, el suplemento de belleza que cambió mi piel radicalmente. Una buena garantía de éxito. Tengo los tres sabores de su proteína vegana, pero mi favorito es el de plátano.

Hoy puedo decir que los batidos de proteína son parte imprescindible de mi rutina diaria. No hay que verlos como un sustituto de la comida ni como una herramienta para perder peso. El enfoque tiene que ser saludable. Por ejemplo, a mí me gusta comer muy ligero durante el día, por eso no pasa nada si me tomo uno al mediodía o por la mañana. Los que tomo llevan tantos nutrientes que el aporte para el organismo es muy positivo. Además, me gusta añadir ingredientes de refuerzo, como un plátano o mantequilla de almendras.

Lo que nunca hay que hacer es tomarlos de manera poco saludable, sustituyendo varias comidas al día y obsesionándose por adelgazar con ellos. Algo que no va a suceder, claro.

La manera ideal de tomar el batido de proteína vegana es mezclando el polvo con algún tipo de leche vegetal. Mis favoritas son la de almendras y la de coco. Eso sí, es muy importante que miréis bien las etiquetas, ya que por desgracia, las bebidas vegetales contienen grandes cantidades de azúcar. Sobre todo las que se venden en los supermercados. Tendréis que buscar bien si queréis una leche vegetal nutritiva y sin basura añadida; no es fácil.

¿Os animáis a probar un batido de proteína? Ya veréis cómo os hace sentir genial después de una sesión en el gym.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *