Las Brujas y la Historia

Las Brujas y la Historia

A medida que se acerca Halloween, las sugerencias de Instagram me muestran cuentas cada vez más freaks.

He visto que hay gente comprometida al 100% con un estilo de vida inspirado en siglos pasados. Es gente que aparenta ser normal, pero que cuando llega a casa se quita la ropa y se viste de ciudadano medieval, vikingo, o bruja. La entrega es tal que algunas de esas obsesionadas por lo oculto han convertido su pasión en un negocio. Como la dueña de la tienda de cosmética inspirada en brujas HausWitch, con sede en Salem, Massachussets.

Los famosos juicios de Salem tuvieron lugar en 1692. Más de doscientas personas fueron acusadas de brujería, la magia del diablo.

Todo empezó cuando dos niñas comenzaron a sufrir de espasmos sobrenaturales según los médicos. Presionadas por las autoridades, las niñas acusaron a tres mujeres como causantes: una esclava caribeña, una mendiga y una anciana en situación precaria. Cuando Tituba, la esclava, admitió haber aprendido voodoo en su país de origen, las tres fueron ejecutadas.

Antes de morir, Tituba contó que había muchas más brujas en Salem. La paranoia se extendió por todos los rincones del pueblo. ¿Dónde estaban las demás brujas? Las autoridades crearon una corte especial de oyentes para que los habitantes de Salem pudieran informar acerca de cualquier posible bruja.

Aunque hubo algún acusado varón, las sospechas empezaron a centrarse en mujeres molestas según el punto de vista puritano:

-Solteras de mediana edad.

-Casadas sin hijos o con uno solo después de muchos años de matrimonio.

-En situación de pobreza.

-Que hubieran sido acusadas de algún otro delito.

-Independientes, rebeldes o de reputación turbulenta.

-Viudas sin parientes masculinos.

-Amigas o vecinas de acusadas de brujería.

De las ciento veinte personas juzgadas, veinte fueron ahorcadas, cinco fallecieron en prisión y una murió aplastada por una multitud.

Pero sorpresa, sorpresa. Cuatro años después, los jueces que dictaron las sentencias confesaron: las condenas habían sido emitidas sin fundamento y por puro miedo. Pero las autoridades de Salem tardaron más de doscientos cincuenta años en disculparse oficialmente.

Ahora ya sabemos que fue un caso de histeria colectiva, pero la gente sigue fascinada por lo que pasó. ¿Las condenadas eran brujas de verdad, o feministas que asustaron a los demás por su personalidad fuerte?

Pero retrocedamos. Las primeras brujas europeas no eran más que mujeres paganas aficionadas a hierbas, plantas y setas alucinógenas. Solían estar solteras. Elaboraban sus propios remedios caseros gracias a sus altos conocimientos botánicos.

La leyenda de la escoba viene de la costumbre de untarse belladonna y mandrágora en la vagina. Eso hacía que las mujeres dieran saltos con un palo entre las piernas, creyendo ser capaces de volar. Como sabían que podían morir si ingerían las plantas, encontraron la solución introduciéndolas en las mucosas del cuerpo, mezcladas con grasa animal.

Ese ungüento también era utilizado por las brujas para aumentar la intensidad de sus orgasmos. La idea del placer inflingido por uno mismo, y más si se trataba de una mujer, era extremadamente pecaminosa en la Edad Media. Si sumamos eso a otros efectos provocados por las hierbas y las setas, como la fuerza extrema, es fácil entender que esas mujeres fueran peligrosas para los estándares de la época: tenían que estar relacionadas con el diablo sí o sí.

Cada vez más teorías creen que el origen de la locura de Salem fue la intoxicación por un hongo que crece en las espigas del centeno, Claviceps purpurea. Aquella histeria colectiva tuvo lugar durante un verano húmedo y frío, el clima propicio para el ergotismo. Los historiadores creen que los campesinos no consiguieron evitar que Claviceps purpurea se mezclara con la harina.

La consecuencia fue que en esos meses de 1692, muchos habitantes de Salem comieron pan de centeno infectado con un hongo que produce los mismos efectos que el LSD.

Los atributos poco comunes también servían para acusar de brujería, como los lunares y la complexión pálida. Fue el caso de una mujer ejecutada por brujería cuyos restos se han encontrado en Albenga, Italia. Las pruebas forenses determinaron que sufrió de anemia severa causada por una ausencia total de vitaminas y hierro. Eso hizo que con toda probabilidad fuera una mujer anormalmente pálida y con tendencia a sufrir de hematomas. Motivo suficiente para que fuera acusada de bruja.

“Las personas con enfermedades que los médicos no sabían explicar eran enterradas boca abajo bajo enormes piedras”, dicen los doctores que examinaron el cuerpo. ¿Por qué boca abajo? En algunos países de la Europa medieval se creía que enterrando a las brujas boca abajo y cubriendo la espalda con piedras, se evitaba que sus almas malignas salieran hacia el exterior.

Aunque parezca increíble, el fin de la Edad Media no supuso el fin de los problemas, sino que hizo que fueran el aumento por culpa del puritanismo. Esa nueva religión provocó el surgimiento de leyes más duras y juicios severos.

Los inquisidores que escribieron el libro Malleus Maleficarum argumentaron que las mujeres eran más proclives a la brujería porque “el sexo femenino es más consciente de los pecados de la carne, ya que viene de la costilla del varón y es imperfecto”.

“Porque la mujer es la confusión del hombre, una continua ansiedad, una ruina diaria”, escribió otro adorable inquisidor de la época. Ni siquiera la Virgen se libró de esa lacra: los puritanos empezaron a despreciar la devoción mariana justo en esos tiempos. Muchos escritores trabajaron para demostrar la relación entre el culto a María y las mujeres endemoniadas.


Y las reinas tampoco se libraban de ser acusadas de ser brujas. Isabel Woodville, la viuda pobre que se casó con el rey Eduardo IV en 1464, nunca se quitó de encima la etiqueta de hechicera. Según sus enemigos, ¿cómo iba el mismísimo rey de Inglaterra a casarse con una plebeya sin un encantamiento de por medio?

Enrique VIII también utilizó la excusa de la brujería para deshacerse de su esposa, Ana Bolena, 1536. Después de romper con la Iglesia Católica para casarse con ella, se dio cuenta de que el matrimonio estaba maldito. Y la culpa, por descontando, no podía ser de él.

Todo era misoginia pura hasta que en 1905 se cambiaron las tornas y el concepto de la bruja guapa y sexy apareció.

Se acabó la anciana jorobada con verrugas. Los artistas empezaron a retratar a las brujas como mujeres jóvenes y guapas de curvas tentadoras. Hasta hoy. Ahora, la palabra bruja se usa para definir a una mujer sabia, y firmas de lujo como Dior se han inspirado en esas pócimas que tanto aterraban a la gente hace siglos para sus perfumes más míticos.

Así que ya sabemos., Ser inteligente, seductora e interesante era igual a ser una bruja. Ellas son uno de los iconos del feminismo más importantes de la historia. Se merecen un homenaje.

13 Comments
  1. Siempre me ha encantado el tema de las brujas, de pequeña era super fan de Embrujadas y de Sabrina y hacía hasta hechizos caseros, jeje. Muy interesante Daiquiri.

  2. En mi casa familiar, durante las obras de la reforma apareció emparedado un libro que poco después averiguamos que era el diario de dos hermanas supuestamente brujas que vivieron ahi. Hablaban de que hierbas entregaban a algunas mujeres para evitar que estas se quedasen embarazadas y cosas asi. Era más bien un recetario de hierbas para todo. Mi abuela nos contó como su abuela le hablo de esas dos mujeres que vivieron en mi casa, lo sumamente raras y lujuriosas que eran, que nunca quisieron casarse y embrujaban a los hombres de mejor familia para despues no querer nada serio. Desde que supe esta historia me fascina todo lo que tiene q ver con las brujas que para mi fueron mujeres independientes, feministas y como bien dices de fuerte una fuerte personalidad q asustaba. Un gran post!

  3. Me ha encantado! Súper curioso todo lo que cuentas. Espero que disfrutes de tu fiesta favorita y que disfrutes como una niña pequeña.

  4. Me encantó el post, y tenía pensado de disfrazame de bruja ahora más!

  5. Wuuooooo, no había leído el post!, un super GRACIAS a todas las ancestras brujas , maravilloso homenaje ; )

  6. ¡¡Me ha encantado!! Aunque lo haya leído tan tarde (trabajo, mucho trabajo y compromisos). Pero te has lucido. Súper interesante ^_^

  7. Lo acabo de leer porque voy con retraso en los post y me ha encantado !! Más como estos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *