La Extraña Historia de Claudia Lynx

13573352 301829516818177 1213868755 n - La Extraña Historia de Claudia Lynx


cshow - La Extraña Historia de Claudia Lynx

Hace unos siete años, la belleza de una modelo iraní empezó a hacerse popular en foros de belleza y maquillaje. La misteriosa mujer, llamada Claudia Lynx, tenía un rostro que rozaba la perfección. Nadie sabía muy bien de dónde había salido, y por la red circulaban distintas versiones sobre su vida. Algunos decían que era cantante, otros que era actriz, y los demás juraban que era una fashion victim a lo Paris Hilton que vivía en Los Angeles y se codeaba con famosos.

No había más que mirar un par de fotos para quedarse embobado. Melena lisa y larga, nariz perfecta, labios carnosos, y unos ojos tan claros que parecían de mentira. Nadie podía presagiar que se trataría de uno de los casos más extraños de famas creadas en internet. Y un gran fraude.

 

claudia lynx-picture

 

CLAUDIA1

 

6282b6a17c70defe1895c143861d6761

 

Para que no pensáramos que su despampanante belleza se debía solo al retoque digital, rápidamente empezaron a circular fotos de Claudia Lynx desde otros ángulos y con poco maquillaje, haciendo algo tan normal como tomar algo en una discoteca o cenar. Parecía que la perfección existía y que Claudia Lynx había sido bendecida con ella.

 

claudia-lynx-daiquiri-girl

 

En esa época no existía el término viral, pero es cierto que Claudia Lynx comenzó a hacerse muy famosa en internet, y de repente, sus fotos estaban por todas partes. Lo recuerdo bien. Un bellezón de ese calibre no podía pasar desapercibido. Había incluso quien decía que las grandes firmas de moda y cosmética no tardarían en fijarse en ella.

Y para que nos quedara claro que Claudia Lynx era una mujer que también interesaba a la prensa, se colgaron fotos suyas hechas por un paparazzi, que la estuvo siguiendo por un centro comercial de Los Angeles. Si ya le hacían fotos por la calle, significaba que su éxito estaba asegurado.

 

claudia-lynx-paparazzi

 

claudia-lynx-spotted

 

Fueron las fotos de los paparazzi lo que hicieron pensar que en esta historia había algo que olía a podrido. A mucha gente le pareció extraño que esas fotos hubieran salido de la web personal de la propia Claudia Lynx, cuando lo normal es que pertenezcan al banco de imágenes de la agencia de prensa. ¿Quién le había hecho esas fotos? ¿Y tan famosa era para que se las hicieran? ¿Quién está esperando a una mujer desconocida para hacerle fotos? Había que reconocer que aunque Claudia Lynx estuviese empezando a hacerse famosa en la red, era raro que la siguieran los periodistas.

Y si las fotos eran de la prensa, ¿por qué solo las tenía Claudia?

 

claudia-lynx-hair-eyes

 

Eso despertó las sospechas de la gente. Pensando que allí había gato encerrado, a alguien se le ocurrió buscar Claudia en Lynx en Google añadiendo en la búsqueda su primer nombre, Shaghayeh, y voilà! Según IMDB, Shaghayeh Claudia Lynx había aparecido en una película de bajo presupuesto rodada en 2005. Buscando el título de la producción, aparecían las imágenes de las escenas de Claudia… que dejaron a todo el mundo patidifuso. ¿Qué-era-eso?

 

claudia-lynx-film-2005

 

Excuse me?

Vale, un poco de calma. Las capturas de la película demostraban que la belleza de Claudia Lynx no era fruto de la madre naturaleza, ni de la genética espectacular que tienen las mujeres iraníes, sino del bisturí de su cirujano. Hasta ahí, puede que fuese una decepción, pero no iba a ser ni la primera ni la última. Tampoco era algo que debía sorprender a nadie, ya que en las maravillosas fotos de Claudia podían verse algunas de las marcas típicas que tiene una nariz operada. La punta, por ejemplo, era demasiado perfecta para ser natural.

 

claudia-lynx-nose

 

¿Pero y qué? Con eso solo quedaba claro que Claudia Lynx, como muchas mujeres persas, había corregido una nariz de tamaño descomunal, y que esa cirugía había transformado su rostro de una manera espectacular. Es algo que suele ocurrir con rinoplastias radicales que son necesarias; por ejemplo, cuando la nariz es tan grande que deforma el rostro y no encaja con el resto de los rasgos. Pero eso no significaba que la hermosa mujer de las fotos que habían enamorado a toda la red fuese una estafa. ¿O sí?

Las fotos de su “película” ya eran la primera mala señal para quienes sospechaban que Claudia Lynx solo era un timo de la estampita con nombre de mujer. Si os fijáis, en las capturas podía verse que Claudia llevaba lentillas de color. ¿Quería decir eso que sus preciosos ojos verdes también eran una tomadura de pelo? La propia Claudia colgó varias fotos suyas de niña que hacían pensar que sus hermosos ojos claros también eran de nacimiento.

 

claudia-lynx-child

 

claudia-lynx-myspace

 

Esas fotos fueron su perdición. La foto de su supuesta adolescencia cantaba a leguas, sobre todo porque no se veía ni rastro de la enorme nariz de antes. Si Claudia era capaz de retocar las fotos de su niñez para vender algo que no existía… ¿qué no estaría retocando ahora?

El misterio de sus ojos no tardó en desvelarse gracias a las imágenes de otro vídeo antiguo que otra persona no tardó en encontrar.

 

claudia-lynx-before

 

claudia-lynx-ojos

 

Hasta que llegó la foto definitiva. La foto que demostraba que Claudia Lynx no era tan horrenda como antes, pero que estaba muy, pero que muy lejos de ser la diosa de belleza única que nos mostraba en sus fotos. Así era ella al natural: la nariz estaba retocada, pero de una forma muy sutil, la piel tenía las imperfecciones normales que puede tener cualquier mujer, y los maravillosos ojos verde-dorado eran solo unas lentillas normales y económicas de Freshlook. Misterio desvelado.

 

claudia-lynx-real

 

claudia-lynx-eyes-real

 

claudia-lynx-after

 

claudia-lynx-pic-real

 

No hace falta decir que, una vez desenmascarada, Claudia Lynx desapareció del mapa. Una cosa es operarte, otra cosa es retocar un poco tus fotos para quitarte un michelín o borrar un par de granos, pero lo que Claudia hizo fue sencillamente crear una persona que no existía. El ridículo fue gigantesco y nadie volvió a saber nada de ella. En 2011 hizo un tímido intento de resurgir de las cenizas gracias a las redes sociales, con vídeos incluidos, pero ya era tarde. No había nada que hacer, y sus perfiles en Facebook e Instagram llevan tres años congelados, sin fotos ni novedades.

Sus últimas declaraciones son para felicitar el año nuevo de 2013 a sus fans. Podemos ver que tampoco es que Claudia Lynx sea una mujer fea, pero claro, no tiene nada que ver con las impecables fotos que la hicieron famosa. Y así es cómo terminó este cuento.

 

claudia-lynx-video

 

¿Os imagináis que la diosa de las fotos hubiese sido real? ¿Hasta dónde hubiera podido llegar?


cshow - La Extraña Historia de Claudia Lynx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.