Todo Sobre el Colágeno Bebible Skinade

Todo Sobre el Colágeno Bebible Skinade

Después de la maravillosa experiencia con los chupitos, me había quedado claro que el colágeno bebible y yo habíamos empezado un idilio muy especial. Cuando una lleva años tomando suplementos aprende a distinguir los que no sirven para nada y los que realmente son efectivos a pesar de que algunos estudios digan lo contrario. El colágeno, al igual que las cápsulas de aceite de pescado o las pastillas para el cabello y las uñas, ha venido para quedarse. Por eso estoy probando varias opciones, para decidir con cuál me quedo.

Quería probar una alternativa más rápida y fácil que mezclar el preparado de colágeno con agua. El mercado del colágeno bebible se va haciendo más amplio y cada vez hay más marcas que lo venden. En sobres, en mini-dosis, o en botellas pequeñas, como Skinade. Skinade es una empresa dedicada solo a comercializar su colágeno bebible, lo que siempre es positivo y es algo que tenéis que tener en cuenta a la hora de elegir una marca. Es mucho mejor una firma que se dedica solo a ese producto de forma exhaustiva y a investigar e invertir en él, que una que vende todo tipo de suplementos y se ha apuntado a vender colágeno porque toca.

 

 

La web de Skinade tenía una pinta increíble. Solo me frenaba el precio, el más alto que he visto hasta la fecha en este tipo de producto. 99 libras esterlinas por la dosis de un mes, lo que viene a ser casi 130 euros. Wow. Tengo que reconocer que me lo pensé un poco. Pero me convenció un dato: su bebida, aparte de colágeno marino, llevaba algo que me interesa muchísimo: la dosis diaria recomendada de omega 3 y 6. Como había hecho un parón de mis adoradas Omega Brilliance, este dato me venía genial.

Ésta es la composición de cada botella de colágeno bebible Skinade.

 

 

 

Los 7000 mg péptidos del colágeno de Skinade se obtienen a partir de peces de agua dulce y fresca, baja en sodio y sin ningún rastro de mercurio. Esto es importantísimo. Los mejores suplementos de colágeno son los marinos, y evidentemente, cuánto más cuidadoso y complejo sea el proceso de la obtención, y más alta sea la calidad del pescado, más beneficioso será el producto para nuestra piel. Olvidaos del colágeno que proviene de la vaca o el cerdo. No conozco un solo defensor del colágeno que recomiende la versión bovina o porcina. Además, el colágeno de Skinade no lleva lactosa, azúcar añadido, alcohol, organismos modificados, colorantes o potenciadores del sabor. Más puro, imposible.

El envase de Skinade es simplemente genial: las dosis vienen en botellas pequeñas de color blanco, con un diseño elegante y minimalista. El eslogan viene a ser algo así como una piel mejor desde el interior, mi filosofía de belleza número uno.

 

 

 

El formato es comodísimo y permite llevar la botella para la dosis del día en el bolso o en la bolsa del gimnasio, que es lo que he hecho durante este tiempo. Al principio cuesta acostumbrarse, sobretodo porque yo venía de tomar el colágeno antes de dormir, pero luego es una maravilla abrir tu botellita y tomar el colágeno en el gimnasio, en el coche o caminando por la calle.

Skinade recomienda tomar el colágeno antes o después del desayuno, y avisa a las adictas al café de que la cafeína puede alterar la absorción de los micro-nutrientes esenciales del producto. Hay que esperar al menos una hora después del café para tomar la bebida.

 

 

El resultado ha sido igual de satisfactorio que con los chupitos que había tomado meses antes y no tengo queja, aparte del precio. Es un producto de una calidad increíble y la piel lo nota. Permite cierto relax con la hidratación, que admito que durante este tiempo no he llevado muy a raya. No digo que el colágeno bebible te permita salir de casa sin echarte nada en la piel, pero al menos sé que si me descuido no va a ser ninguna tragedia. La piel está tersa, suave, y más bonita. Simplemente. No sé la relación que tiene el colágeno bebible con las arrugas, porque aparte de una muy pequeña en la frente que va y viene según como me esté cuidando, no tengo.

No sé si una mujer de cincuenta años va a rejuvenecer diez tomando colágeno. Lo que sí sé es que la ingesta de colágeno bebible mejora visiblemente el aspecto y la tersura de la piel, y esto es algo en lo que coinciden las usuarias de estos productos.

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *