DE VUELTA AL GIMNASIO

DE VUELTA AL GIMNASIO

Mi rutina, justo antes de parar, era muy intensa. Empecé poco a poco y terminé yendo al gimnasio todos los días. Estaba muy motivada y encantada con los resultados. Me alegro mucho de haber sido tan constante en ese momento, porque eso me ha permitido vivir de las rentas un poco. Por ejemplo, la zona del abdomen sigue estando marcando de todo lo que trabajé.

Las que me seguís un poco, ya sabréis que yo soy más de clases dirigidas que de máquinas. Gracias a las clases he conseguido todo lo que me he propuesto, y de una forma mucho más divertida y dinámica. Los ejercicios de máquinas me aburren.

 

gimnasio 2

 

Mis objetivos son los mismos, estar tonificada y tener el vientre plano pero sin que se noten los abdominales (me parece que queda horroroso). También necesito perder los dos quilos que gané este verano y que se han instalado en la zona de los muslos.

La ventaja que tengo es que tengo un cuerpo agradecido y noto los resultados rápido.

Os dejo la rutina que estoy haciendo y que durará un mes y medio. He decidido hacer tres días de clases intensas y dos días de relax.

-PePe (pérdida de peso): es una clase que dan en mi gimnasio, que consiste en ejercicios cardiovasculares, para conseguir lo que su nombre indica. El cardio es la manera más rápida de adelgazar, y esta clase es ideal para las que no soportamos correr en la cinta. Los ejercicios son rápidos, la clase es muy dinámica y el esfuerzo se centra en correr y saltar.

-G.A.P: necesito esta actividad para tonificar y levantar el trasero. En realidad, con el G.A.P se trabajan distintas zonas del cuerpo, pero algunos profesores se centran especialmente en los glúteos.

-Zumba: me divierte leer que muchos consideran esta clase como un ejercicio menor o un baile para amas de casa. En mi gimnasio, las clases son duras, se suda muchísimo y acabas tan agotada como si hubieras hecho una clase de G.A.P. Mi profesor es colombiano, tiene muchísima energía, y además de tonificar y perder calorías, te diviertes y te sientes muy bien. Escribiré una entrada especial sobre la zumba porque es mi actividad favorita 😉

-Tai-Chi: me encanta esta técnica. La descubrí cuando hice Body Balance, y ahora he decidido centrarme exclusivamente en el Tai-Chi (de momento, voy a aparcar el yoga un par de meses). Con esta actividad consigo relajar la espalda y eliminar el estrés.

-Estiramientos. 

En esta fase, tampoco voy a hacer pilates. Me hice una hidrolipoclasia en el abdomen, y aunque ya estoy casi recuperada, a ratos noto un poco de dolor e inflamación en el vientre. En una clase de pilates se hace mucho trabajo abdominal y prefiero esperar un poco.

También he decidido hacer una hora de deporte al día. Antes, hacía dos clases dirigidas y un poco de ejercicios de máquinas para la espalda.

Como he cambiado de gimnasio, tengo que hablar con un entrenador para que complete mi ficha y me prepare una guía personalizada. Ya os contaré lo que me dice y compartiré con vosotras las pautas y consejos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *