DIETA POST-NAVIDAD

DIETA POST-NAVIDAD

Os dejo la dieta que voy a hacer a partir del 4 de enero. Es un poco estricta, pero solo dura dos semanas. Como podéis ver, en esta fase tengo que suprimir la pasta y el arroz, que me encantan, pero… es lo que hay. No la empiezo el día 1 porque es un día un poco deprimente, y no es recomendable empezar una dieta en un día festivo. Siempre motiva más empezar un lunes.

Voy a intentar dejar el café algunos días y probar el té, así también suprimo la leche de cada mañana.

 

LUNES

Desayuno: café, un zumo de naranja, , un plátano, un puñado de almendras y un yogur desnatado sin lactosa.

Media mañana: jalea real y un zumo verde.

Comida: salmón ahumado con limón, ensalada de canónigos y tomate. Un té.

Media tarde: una pieza de fruta y un batido de proteínas con leche vegetal (de almendras, coco, avena).

Cena: huevos revueltos con atún y un aguacate con una cucharada de aceite de oliva.

 

MARTES

Desayuno: té, zumo de naranja con una cucharada de jengibre, un plátano y un aguacate, un yogur desnatado.

Media mañana: jalea real y piña troceada (natural).

Comida: pechugas de pollo con zanahoria hervida y un huevo cocido.

Media tarde: una manzana y un batido de proteína.

Cena: huevos revueltos con lonchas de pavo, una ensalada de canónigos con tomate.

 

MIÉRCOLES

Desayuno: café, agua de coco, un plátano, un puñado de almendras, un yogur desnatado.

Media mañana: jalea real y un zumo verde.

Comida: pescado al horno a la plancha, ensalada de canónigos con queso fresco.

Media tarde: una manzana, un batido de proteínas.

Cena: hamburguesas de pavo, tomate cortado en rodajas con aceite de oliva.

 

Dieta

 

JUEVES

Desayuno: té, zumo de naranja con jengibre, una tostada de pan de espelta con aceite de oliva.

Media mañana: jalea real, una manzana y un plátano.

Comida: caldo de verduras, salmón a la plancha.

Media tarde: un aguacate y un batido de proteínas.

Cena: caldo de pollo, una tortilla francesa con una loncha de queso edam sin lactosa.

 

VIERNES

Desayuno: té, zumo de naranja, un plátano y un puñado de nueces.

Media mañana: jalea real, piña troceada y natural.

Comida: caldo de pollo, zanahoria hervida.

Media tarde: un aguacate, agua de coco.

Cena: CHEAT MEAL (lee sobre este tema aquí). Pero en esta fase tiene que ser un cheat meal flojito, ¡nada de barbaridades!

 

SÁBADO

Desayuno: té, huevos revueltos, un aguacate.

Media mañana: un plátano y un yogur desnatado.

Comida: pescado a la plancha, piña (la piña antes de la comida).

Media tarde: café descafeinado con leche de coco.

Cena: garbanzos cocidos con guisantes y una cuchara de aceite de oliva.

 

DOMINGO

Desayuno: café con leche, tostadas de pan de espelta con queso de untar sin lactosa.

Media mañana: zumo de naranja y un aguacate.

Comida: pollo a la plancha, zanahoria hervida y un huevo cocido.

Media tarde: té, una manzana.

Cena: tortilla francesa, ensalada de queso fresco y tomate, una lata de atún.

Después de cenar: un brownie bajo en calorías de Mincidelice.

 

Como veis, no he suprimido los frutos calóricos como el aguacate o el plátano, porque creo que ya es suficiente castigo quitar los carbohidratos, y solo haciendo eso, se puede adelgazar mucho. Por eso es importante dejar alimentos sabrosos y comer a menudo.

El brownie no lo considero parte del cheat meal, porque tiene un contenido calórico bajo (menos de 100 calorías, es pequeño y no tiene grasas. Este brownie acabo de descubrirlo hace poco y es delicioso y quita la ansiedad por el dulce. No soy muy golosa pero es muy bueno comer algo tan rico de vez en cuando.  Lo compro preparado en la web que he puesto arriba.

En esta dieta he incorporado alimentos que nunca consumo, como los yogures y los caldos.

Repito, el cheat meal tiene que ser discreto. Normalemente, al comienzo de una dieta de adelgazamiento no es recomendable hacer un cheat meal, para que el objetivo se consiga de forma más rápida, pero como ya sabréis unas cuantas, me encanta comer y soy incapaz de aguantar una dieta estricta una semana entera.

La rutina fitness es la misma de siempre, pero aprovecho el consumo del batido de proteína para trabajar más los glúteos. Si podéis aguantar, un aumento en los ejercicios de cardio sería lo ideal para completar la pérdida de peso.

El zumo verde lo compro preparado en Green Shots. Es de espinacas, manzana, piña y menta.

Los suplementos de belleza los tomo como siempre, pero no los he añadido para no ser repetitiva.

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *