Dos Días sin Carbohidratos

Dos Días sin Carbohidratos

En la carrera hacia un vientre totalmente plano, a veces intento dejar los carbohidratos un poco de lado. Nunca del todo, porque me encantan y son muy necesarios. Pero he notado que cuando he estado un día entero sin tomarlos a la mañana siguiente me he sentido mucho más deshinchada y ligera. El problema es que me sentía débil y cansada. No tenía tiempo de diseñar un buen plan dietético, y cuando llegaba la noche (mi momento favorito para comer) cogía cualquier cosa que no fueran hidratos y eso cenaba. ¡Así no se hacen las cosas!

Mi objetivo era pasar dos días sin comer carbohidratos, pero siguiendo una dieta lo bastante rica y completa como para no sentirme falta de energía y con la ansiedad que da dejar el pan y la pasta. Después de consultarlo con mi entrenador personal (quien por suerte es de los que recomiendan comer ligero a lo largo del día) y con la nutricionista del gimnasio, y de echarle un vistazo a mis libros favoritos sobre dietética, yo misma planeé las comidas que iba a hacer.

Nota: solo desayuno café con leche desde hace años. No tiene nada que ver con la dieta ni lo hago con intenciones de adelgazar. Simplemente, soy incapaz de comer nada recién levantada. Tampoco es que me levante a las siete y me pase la mañana medio desmayada. Me levanto un poco más tarde y me gusta comer pronto, por eso nunca he tenido problemas de ningún tipo. Si te gusta hacerte un buen desayuno, tendrás que buscar una alternativa sin hidratos. Prueba la opción que recomienda James Duigan, el entrenador personal de Elle MacPherson y Rosie Huntington-Whiteley: huevos revueltos con tomate, o un batido de plátano. 

 

FullSizeRender (1)

 

DÍA 1:

Desayuno: un vaso de agua caliente con limón, un kiwi y un café con leche sin lactosa y stevia.

Media mañana: un zumo verde (glowing green smoothie, podéis leer la receta aquí), y tres cápsulas de RAW Green Super Foods de Garden of Life (varias cápsulas son el equivalente a tomar un zumo hecho con 34 tipos distintos de frutas, verduras y hierbas).

Comida: en el gimnasio. Lubina con salsa de guisantes verdes y ensalada. Un puré de zanahoria mini. Un zumo verde de manzana, kiwi, lechuga y uva. Una botella pequeña de agua. Dos cápsulas de aceite de onagra y dos cápsulas de RAW Green Super Foods.

 

IMG_1362

 

Media tarde: una botella de Beauty & Go Radiante, de uva, colágeno y ácido hialurónico.

Por la tarde, después del gimnasio: una manzana golden y un plátano.

Cena: una ensalada de tomate y zanahoria con aceite de oliva virgen. Tres hamburguesas de vacuno, sin pan, solo la carne. Dos cápsulas del suplemento para cabello y uñas Maxi Hair. Después de la cena, dos cápsulas de Omega 3 Brilliance de Clean & Lean.

El balance después del primer día fue muy bueno. Me sentía muy bien. Ni rastro de cansancio o ansiedad. Me aseguré de llenarme bebiendo mucha agua y comiendo todo tipo de frutas. No me importan las calorías del plátano, si es que realmente tiene tantas como dicen. Tampoco dejé de lado el aceite de oliva, que es muy sano y le da mucho sabor a las comidas. Repito, esta pauta de dos días no es para adelgazar ni para contar calorías. Es para dejar los carbohidratos con la intención de deshinchar un poco el cuerpo y acelerar el camino hacia un vientre totalmente plano.

 

DÍA 2: 

Desayuno: un vaso de agua caliente con limón, un kiwi, un plátano y un café con leche sin lactosa y stevia.

Media mañana: un zumo de naranja recién exprimido, tres cápsulas de Raw Green Super Foods.

Comida: en el gimnasio. Pollo con verduras, agua, un zumo natural de remolacha, zanahoria y manzana. Dos cápsulas de aceite de onagra. Tres cápsulas de Raw Green Super Foods.

 

IMG_1383

 

Después del gimnasio: un zumo natural de manzana y uva. Un plátano.

Cena: una ensalada de aguacate, zanahoria y langostinos con aceite de oliva. Dos cápsulas Maxi Hair. Antes de dormir, dos cápsulas de Omega 3 Brilliance de Clean & Lean.

Durante estos dos días, los ejercicios en el gimnasio han sido muy tranquilos y la mayoría, centrados en estiramientos y técnicas de respiración. He ido a clase de pilates y stretching, y lo único “fuerte” que me he permitido ha sido la clase de abdominales (un poco dura, pero son solo 15 minutos) y cardio en la cinta de correr durante 10 minutos. Pero si hubiera querido habría podido ir a una clase de algún ejercicio más intenso, porque mi nivel de energía en estos días ha sido perfecto. Es más, me he sentido más ligera y con ganas de hacer cosas que los días en que como carbohidratos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *