El Cambio Más Importante de mi Progreso

dieta nueva - El Cambio Más Importante de mi Progreso


cshow - El Cambio Más Importante de mi Progreso

Estaba escribiendo la entrada sobre mi operación cuerpo porque ya he conseguido mi objetivo y la doy por finiquitada. Guay. Ahora estoy en la fase de mantenerme, mucho más agradable. Tomé la decisión en febrero, me puse en serio a principios de abril… y ya estoy. Eso me hace pensar que mi problema era la falta de voluntad y no el cambio de metabolismo, la mala suerte o una conspiración judeo-masónica en mi contra.

Que avanzara tan rápido a partir de abril se debe en gran parte a un cambio que hice en mi dieta, algo que pensaba que no tenía mucha importancia pero que ha marcado la diferencia. Por eso, creo que merece la pena analizarlo en una entrada aparte. Aunque no sé si os va a impresionar mucho, porque se supone que es una de las principales normas de la alimentación sana. Pero yo no había terminado de captar el mensaje.

 

fruta e1524308097252 - El Cambio Más Importante de mi Progreso

 

Fue mi amiga Ana la que me explicó el secreto. Analizando mis platos, nos dimos cuenta de que el problema era lo mucho que me gusta comer y lo imposible que me resulta reducir las cantidades. Lo de los 100 gramos de pescado que recomiendan los dietistas… en mi caso, no es posible. Necesito un plato gigante al día. Cuando tampoco hace falta perder tanto peso, me parece una tortura innecesaria, pero está claro que lo que estaba haciendo tampoco funcionaba.

Fue ella la que me sugirió algo que no se me había ocurrido: añadir verdura a todos mis platos. Supongo que eso es lo que hace la mayoría de la gente, pero yo no; simplemente, no tengo la costumbre. Con la fruta he conseguido espabilarme gracias a los zumos naturales, y llego a la cantidad diaria recomendada, pero con la verdura es mucho más difícil. Mi amiga me dijo que no se trataba de prepararme una ensalada un par de veces por semana, sino de introducir verduras en todas las comidas. T-o-d-a-s. Eeew. A mí me gusta la pasta sola, o la pasta con algo de proteína, ¿para qué voy a estropear un plato tan rico con algo tan soso como la verdura?

 

comidasana e1526341448429 - El Cambio Más Importante de mi Progreso

 

En realidad, la verdura es la verdadera base de la alimentación humana. Su ingesta en cada comida hace que aumente el consumo de fibra por plato, y por tanto, la sensación de saciedad. Ese punto es muy importante para los que somos glotones y no somos capaces de comer pequeñas cantidades. Mi amiga me lo dijo: acostúmbrate a llenar el plato de verdura, y ya verás como se te quitan las ganas de repetir.

Eso hice. Empecé añadiendo zanahorias, cogollos, tomates y pepinos. Las zanahorias me iban bien para los platos calientes, pero me hacía falta algo más. No sabía qué elegir entre el triste universo de la verdura, hasta que vi una foto de la cena de un instagrammer de comida sana, Carlos Ríos. Se había preparado un plato con muy buena pinta: lenguado con espárragos. No parecía una comida sana pero deprimente, sino una comida a la que apetecia darle un bocado, así que probé con algo que solo he comido en los restaurantes y porque no sabía que venía en el plato: los espárragos verdes.

 

cambio-dieta-progreso

 

Comencé a prepararlos a la plancha, junto con la carne o el pollo, y me sorprendió descubrir lo ricos que estaban. Claro está, no me paso el día comiendo esparrágos verdes. Añado otras verduras y más alimentos que me sirven para llenar el plato, como los champiñones. Todo esto me ha ayudado a ir prescindiendo de los gigantescos platos dobles de plasta y arroz que tanto me gustan, pero que no me estaban haciendo ningún bien.

Esto ha sido lo que realmente ha marcado un antes y un después, y lo que consiguió que los resultados se dispararan como un cohete. Me imagino que esto suena un poco a mira ésta, que nos viene a descubrir América, pero para los que hemos pasado la mayor parte de nuestra vida comiendo fatal, es un progreso y un cambio muy importante. En mi caso, mi cuerpo lo ha agradecido mucho, porque llevo años cuidándome, pero nunca había hecho esto antes, no de manera tan concienzuda.

Dentro de unos días os desgloso todo el progreso.


cshow - El Cambio Más Importante de mi Progreso

6 Comments

  • Mariam dice:

    Yo a veces también me “olvidaba” de la verdura, pero lo estoy cambiando poco a poco y se nota la diferencia!

  • Noe dice:

    Aaay Daiquiri! Que mal lo pasé yo cuando empecé a bajar la pasta de la dieta, era como una droga a la que no podía renunciar. Por cambios en la rutina de trabajo tenía que comer bastante fuera así que me las apañe para elegir la opción media (algo de verdura con arroz integral o Quinoa) ya que no me gustan las verduras demasiado y al final me acostumbre. Ahora en casa es lo único q consumo y le dije adiós por fin al abdomen hinchado 🙂 que ganas de que nos cuentes más!

  • Patri dice:

    Totalmente de acuerdo. Yo empecé a reducir la cantidad de carne cuando leí sobre que si todos comiéramos menos cantidad de carne, habría menos hambre en el mundo porque con el grano que se destina en un día al ganado puede comer mucha más gente. Esto me marcó y empecé a usar la carne como un ingrediente y no como plato principal, aparte de perder peso, las comidas son más baratas y es muy fácil llegar a la cantidad de verduras recomendadas. Te recomiendo que pruebes también a añadir legumbres a tus platos y ensaladas, llenan un montón. Y me he sentido identificada con los espárragos, fue en plan “en serio esto a la plancha con una simple pizquita de sal puede estar tan bueno?” jajaja. Un saludo!

  • Coraline dice:

    Huyyyy, a mí me encantan la verduras/hortalizas pero no soy de comerme un plato de acelgas en plan aburrido. Hay una ensalada que me flipa que lleva aguacate, cebolla morada, palmitos y tomate (con aceite de oliva, sal y limón). La ceno muchas noches que voy con prisa y tardo poquísimo en hacerla. Es deliciosa y muy sana. Las cremas de verduras también son sencillas y sientan bien (la de calabaza y patata es mi favorita). El pisto en olla exprés (que lleva mucho menos aceite que de sartén) solo o en una tostada está riquísimo. Gazpacho por ejemplo tomo todo el año. Meter un montón de verduras diferentes en la bandeja de horno también me encanta y se hacen solitas.

    Lo que estoy tratando de evitar (aunque me gustan) son las legumbres. Me paso luego 3 días con una barriga tremenda y yendo al baño sin parar. Cada vez que las como me arrepiento.

  • Pato dice:

    Los platos con verduras son MUY RICOS!. No hay que pensar que comer verdura es comer unas hojas verdes sin gusto o una simple ensalada.
    Se trata de un cambio de habito, dejar que todas esas comidas tipicas que siempre preparamos den lugar a nuevas comidas o formas de cocinar que ni conocíamos, o que creíamos que no eran ricas o que eran más complejas.
    En pocos meses pasé de comer verduras 1 vez al mes a comer todos los dias (TODOS), llevo casi 1 año. Me dí cuenta que era una cuestión de costumbre, “la comodidad” de ir al plato conocido. Ahora conozco muchas formas de hacer platos con verdura, algunos más simples de los que cocinaba antes y es automatico que al pensar en comida piense en un plato con verduras incorporadas. Tanto en el fisico como en la salud es cambio es totalmente evidente!

  • Alexandra dice:

    Hola Chicaas!
    Yo también me encuentro en una etapa de cambio…pérdida de peso y no pararé hasta que consiga mi objetivo y me encante lo que vea…muchas gracias por tus consejos daiquiri.
    Ah por cierto, como me encantaría que publicaras post de la boda de Megan Markle y Harry.

    Un besitoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.