El Hombre Perro del Hortelano

relaciones perro del hortelano - El Hombre Perro del Hortelano


cshow - El Hombre Perro del Hortelano

Hoy me apetece hablar de una especie muy peligrosa, una especie que debería extinguirse pero que por desgracia sigue libre, campando a sus anchas: el perro del hortelano. Va muy a la par con el tiburón blanco, el cocodrilo, el oso pardo y la medusa australiana. Si no se le paran los pies, puede destruirlo todo a su paso y dejar consecuencias desastrosas de las que será casi imposible recuperarse.

Es el hombre que no quiere nada con una mujer pero es incapaz de dejarla en paz. Las causas son desconocidas incluso para los expertos en psicología: lo hacen porque quieren y ya está. Analizar el motivo de por qué vuelven una y otra vez es como darle vueltas al asunto del eslabón perdido; da lo mismo. Pero el desenlace de la historia con un perro del hortelano suele ser siempre la misma: él desaparece definitivamente y la mujer que ha aguantado sus tonterías se pregunta -años más tarde- por qué ha desperdiciado su juventud y su energía por una relación que enseguida había dado muestras de no tener ningún futuro. Los remordimientos por haber ignorado señales tan obvias pueden ser inmensos y dejan huellas en la autoestima y en la manera de afrontar nuevas relaciones de cara al futuro.

 

perro del hortelano e1530531848346 - El Hombre Perro del Hortelano

 

Una de las cosas que nos quedan claras a las mujeres en cuanto empezamos a tener relaciones es que los hombres siempre vuelven. A los dieciocho años vuelve el que desapareció cuando teníamos dieciséis. A los veintidós regresa el de los dieciocho. Alrededor de los treinta vuelven la inmensa mayoría de los hombres con los que hemos salido a lo largo de la veintena, sin margen temporal. Pueden haber pasado uno, tres, seis años. Y un denominador común es que todos vuelven con una jeta increíble, como si no hubiera pasado nada y como si todo hubiera ocurrido ayer. Normalmente, sin dar ninguna explicación y, por supuesto, sin pedir perdón. Eso hace que el guión que las mujeres graban en su cabeza para tener listo cuando llegue ese momento se quede en blanco, porque no puedes hacer la digna ni la ofendida con una persona que no se está disculpando ni muestra arrepentimiento. Toca improvisar, cosa que no funciona cuando es la otra persona la que tiene el poder.

El tío que vuelve muy a menudo está aburrido y no demasiado interesado, pero el perro del hortelano sí que puede utilizar la persuasión para que la mujer quiera volver con él, sobre todo la primera vez. Luego, a partir de ahí se esfuerza menos. Sabe que tiene la sartén por el mango y que la mujer que le ha perdonado una vez es muy posible que caiga más veces. La mujer vuelve porque está enamorada y porque cree que esta vez va a ser la buena. Pero cuantas más veces vuelve, menos “valiosos” son los motivos. Al final, regresa con él porque ha perdido tanto tiempo con ese tiparraco que siente que tiene que probar una vez más.

 

hombres liantes e1530535389502 - El Hombre Perro del Hortelano

 

Una vez leí en un libro de psicología que para los hombres que vuelven una y otra vez, la relación es como un DVD que han dejado en pausa. Cuando quieren retomar la visualización, solo tienen que darle al play para que todo continúe como si nada hubiera ocurrido, en el punto exacto en el que dejaron la película. Esa es una de las razones por las que todos regresan tan tranquilos, como si nada. Recuerdo el caso de José Bretón, el padre que asesinó a sus propios hijos para vengarse de su ex mujer. El mismo día o el día anterior llamó a una ex novia a la que no veía desde hacía quince años, con intención de volver a quedar. “Tengo muchas ganas de verte”, “a ver cuando quedamos”, fueron algunas de las frases que le dijo, como si nada, como si se hubieran despedido dos semanas atrás.

Como yo siempre me cambio de móvil y de correo electrónico, me libro de estas situaciones esperpénticas. No me quiero ni imaginar la de mensajes que me llegarían de estos caraduras deseosos de recuperar el tiempo perdido. Eeeeewwwwwwwww.

Me he acordado del tema porque el otro día encontré el Instagram de una modelo extranjera que perdió diez años de su vida con un perro del hortelano. No diré la nacionalidad. Él es el típico guaperas incapaz de comprometerse. Se conocieron en 2006, cuando él iba de flor de flor. Él mismo reconoció que la chica le encantó pero que hizo todas esas cosas que hacen los listillos, como fingir que le daba igual, olvidarse de llamar, liarse con cuarenta más… Cuando intentó volver con ella, la modelo le rechazó.

Por desgracia, dos años después, cuando él cambió de profesión para dedicarse a algo muy serio y empezó a aparentar ser un hombre decente, se salió con la suya y ella accedió a volver con él tipo pareja formal. La modelo se fue a vivir con él y empezó una vida como pareja oficial a su lado.

 

not you meme e1530535940260 - El Hombre Perro del Hortelano

 

La estabilidad no duró ni dos años. A partir de entonces, él empezó una sucesión de ahora te dejo para liarme con otra o para volver con otra ex, tan repetitiva que daba miedo. Con el tiempo y a medida que iba perdiendo el respeto por la modelo, se actitud era todavía más desconsiderada y descarada: por ejemplo, hace un par de años la dejó en junio, empezó a salir con otra con la que estuvo todo el verano, y a finales de septiembre volvió con ella. No me quiero ni imaginar su desesperación al ver que el tiempo pasaba y estaba exactamente igual que al principio; es decir, sin nada.

Después de volver con ella por quinta vez, pasaron unos meses en los que parecían felices y pensé que a lo mejor ahora podía funcionar, que si volvía tantas veces con ella quizá era porque la quería y porque tenía algo que le mantenía enganchado. Gran error. Recuerdo que me quedé espantada cuando leí en la prensa que iba a ser padre… con otra mujer. En junio estaba con la modelo y en julio estaba con la nueva, que no era tan nueva porque estaba embarazada de varios meses.

 

hombre perro del hortelano

 

Todas las mujeres han tenido a un perro del hortelano en alguna etapa de su vida, pero lo normal es que dure unos pocos años. Esta pobre chica ha perdido diez años de su vida que nunca va a poder recuperar. Si no le hubiera dado esa primera oportunidad, se habría recuperado del disgusto en unos pocos meses y todo hubiese sido distinto.

Lo mejor que se puede hacer es pasar de inmediato de este tipo de tíos a la mínima señal de que pertenecen a esa especie. Las mujeres les importan un pimiento, nunca van a cambiar, lo de que esta vez sí nunca va a ocurrir y con cada reconciliación pierden un poco del escaso respeto que sentían hacia la ingenua de turno. Es un regalo del cielo saber que estamos ante un perro del hortelano antes de haber malgastado nuestro tiempo con él. ¡Huid!


cshow - El Hombre Perro del Hortelano

13 Comments

  • Nerea dice:

    Jejjej gran verdad! Esas personas son muy toxicas, luego tambien estan los que desapecen de un día para otro, hacer “goshtin” se le llama🤣

  • Ana dice:

    Vade retro Satana!

  • Alejandra Rodriguez dice:

    Muy bueno Daiquiri!! Has hecho que suelte la primera risa del día!!!

  • Rebeca dice:

    Daiquiri has escrito esto hoy como si fuera una señal del universo. Ayer justo me mando un mensaje ( no por WhatsApp que está bloqueado) por otro medio, ya se las ingenian para aparecer. Yo tengo a un tío de estos detrás, que cuando ha estado conmigo me ha hecho mil putadas y consigo dejarlo y vuelve a la carga otra vez. Son unos sinverguenzas! Lo mío solo ha sido de meses y ya he conseguido quitármelo del medio, aunque psicológicamente afectan mucho.

  • Rebeca dice:

    Por cierto escribe más sobre estos temas!!! lo detallas genial y es de mucha ayuda!!!

  • Monica dice:

    Muy buen post. Yo lo q creo q nos pasa como este tipo de individuos es q nos enganchamos a la parte buena q ofrecían al principio y cuando vemos la o parte mala la olvidamos y perdonamos y pensamos q van a cambiar xq nuestra mente retiene lo bueno y lo malo lo es fumamos . Yo ahora cuando veo q pueda perdonar me leo la frase: QUIEN TE QUIERE NO TE HACE DAÑO. Saludos.

  • Laura dice:

    También hay perras del hortelano jejeje. Yo creo que hay mujeres adictas a este tipo de relaciones, fans del típico “conmigo cambiará”. Yo tengo una amiga que ha rechazado a tíos decentes interesados genuinamente en ella para ir de mareador en mareador, es decir, que un perfil se junta con otro. Hay gente, independientemente de su sexo, a la que le va ese vaivén emocional.

  • Sara dice:

    Daiquiri no sé si te has topado con algún individuo de los que voy a describirte a continuación pero me encantaría que hablases sobre ellos; hombres que van de “good guy” pero son super tóxicos y te van mermando la autoestima poco a poco.
    A mí por desgracia me “tocó” uno así y lo pongo entrecomillas porque yo aguanté y permití todo eso. Hombres que de cara a la galería todo lo hacen por ti, “por tu propio bien” pero que son muy hirientes en sus “consejos”. Ejemplo típico: “baja de peso, te veo algo gordita, ¿ves esa chica en la playa lo bien que está?”
    “Si fueses de X o Y manera todo te irá mejor en la vida”
    “No me gusta cuando te ríes tanto, pareces una loca”

    Son hombres que realmente no le gustas y quieren cambiarte. ¡Un saludo!

  • Ana dice:

    Daiquiri,¿qué tal está tu amiga?La que nos comentaste hace tiempo que estaba regu.

    Yo estoy de acuerdo contigo al 100%. Es más, creo que tenemos todo el poder en nuestras manos para elegir al quién dejamos o no entrar en nuestras vidas.O como leí hace tiempo: cuando entiendas lo mucho que vales, dejarás de hacer descuentos.

  • Mundana dice:

    Pues yo creo que es un capitulo en la vida de toda mujer que es necesario pasar y vivir.
    Me explico, porque asi dicho puede sonar masoquista, venimos en blanco a nivel sentimental y somos una suma de vivencias, por experiencia propia este tipo de tios marcan, no tienen que ser la versión extrema del perro del hortelano, pero si tener una serie de caracteristicas que hacen que sean un imán irresistible del que no puedes escapar.
    No estoy de acuerdo con Mónica en que ” aquel que te quiere no te hace daño”, o al menos no de modo absoluto, puedes conocer a alguien y vivir algo muy intenso y haceros daño mutuamente, o que él te lo haga a ti, pero eso no implica que no haya amor. Es muy generalista establecer pautas para todo. Lo que si creo es que alguien que te hace daño constantemente y antepone su egoismo y placer personal a tu bienestar y felicidad, evidentemente no te ama. La edad y la experiencia te enseña a huir de esas situaciones y saber protegerte y ser independiente.
    Yo tengo un EX, muy EX, de esos EX, que sobreviven a otros ex que desaparecen, y si, siempre volvió, casado, con 3 hijos, muy guapo, muy carismático y muy liante, a estas alturas de mi vida evidentemente no caería en algo asi, lo veo con perspectiva, distancia, cinismo y hasta humor negro. Cuando te conviertes en una mujer segura de ti misma y que sabes lo que quieres es bastante dificil volver a caer con un tipo asi.

  • daiquirigirl dice:

    Hola Ana, mi amiga está muy bien ahora, menos mal. Sigue con él pero la cosa ha mejorado de momento.

  • Coraline dice:

    Eso ocurre. Y también ocurre que cuando un hombre empieza a salir con otra nueva, la ex se entera y lo acosa aunque le hubiera dejado ella a él. Por puro despecho o rabia.Y la “nueva” al final se queda como una estúpida porque ellos dos vuelven.

  • TANIA dice:

    Yo tuve uno de esos… y aprendí la lección, ademas de devolversela. Le pagué con la misma moneda…. cuando mejor estaba él conmigo, lo dejé por otro, de repente y sin avisar.
    Venia llorando a mi casa dia si y dia también. Y yo para entonces no tenia ni el mas minimo interés en sus “lloriqueos” y sus mentiras. 😀 La lección es : el que te quiere no te desprecia, y si lo hace, que se vaya con viento fresco lo antes posible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.