Todo Sobre el GAP: Glúteos, Abdominales y Piernas

Todo Sobre el GAP: Glúteos, Abdominales y Piernas

Ya va siendo hora de que os hable de mi actividad favorita y con la que he conseguido los resultados más satisfactorios: el GAP. Este sistema de entrenamiento está destinado a tonificar y fortalecer tres de las partes más conflictivas del cuerpo femenino: los glúteos, los abdominales y las piernas. Son zonas donde tendemos a acumular la grasa y también son las que se ven más afectadas por la vida sedentaria.

Una clase de GAP sigue un esquema que combina los movimientos aeróbicos con el trabajo muscular a través de ejercicios localizados. Aunque todo depende del profesor que importa la clase, una hora de GAP se suele dividir entre:

-Calentamiento: 5 minutos.

-Aerobic y cardio: 20 minutos.

-Ejercicios de glúteos, piernas y abdominales: 30 minutos, de unos 10 minutos por cada zona.

-Estiramientos: 5 minutos.

 

GAP qué es daiquiri girl

 

Esta pauta no es demasiado estricta, ya que como os digo, cada profesor tiene su método. Hay algunos que hacen solo cinco minutos de piernas, porque consideran que con la parte del aerobic y el cardio ya se han trabajado lo suficiente. También tienen en cuenta que la mayoría de las mujeres no quieren desarrollar en exceso esa parte. En cambio, todas queremos tonificar y muscular los glúteos, así que la mayor parte de una clase de GAP va destinada a trabajar el trasero. De hecho, los glúteos son los grandes beneficiados del GAP, así que si tenéis intención de mejorar esa zona, os aconsejo que vayáis a clase de GAP dos veces por semana.

Después de asistir a varias clases, veréis que la mayoría repiten el mismo esquema: mucho trabajo de glúteos, y un poco menos de piernas y abdominales.

 

 

Los resultados que se obtienen con el GAP son impresionantes. El culo es muy agradecido con el G.A.P, porque se definen los músculos, consiguiendo una forma más bonita. Asistir a varias clases  es lo mejor que podéis hacer para conseguir un trasero perfecto. Aparte de los ejercicios dirigidos, en las clases se suelen utilizar herramientas de entrenamiento como el step, la barra o el bosu. El step es maravilloso para tonificar los glúteos, las barras aumentan su tamaño gracias al aumento de la intensidad, y con el bosu conseguimos unas nalgas de acero.

Os puedo garantizar que si encontráis una buena clase de GAP, en muy poco tiempo tendréis un culo más bonito, levantado y redondo… palabra. No creo que haya ninguna clase tan eficaz para esa zona del cuerpo, y así os ahorráis el trabajo de máquinas, trabajo que personalmente detesto por lo monótono y aburrido que es.

 

 

¿Cómo son los ejercicios? Depende del profesor y de la intensidad de la clase. La mayoría de los gimnasios tienen a varios profesores distintos para hacer la clase de G.A.P. Hay clases más suaves, y clases más intensas. Yo prefiero las intensas. Las suaves están destinadas a público de más edad y poco acostumbrado a hacer ejercicio, pero si nunca habéis hecho deporte, es una buena manera de iniciaros. Las primeras sesiones de G.A.P son duras, y podéis tener agujetas que durarán varios días. Pero la sensación de bienestar es indescriptible, y la rapidez a la hora de notar los resultados hace que la clase se convierta en algo adictivo.

Otra de las “consecuencias” del G.A.P es el fortalecimiento del abdomen. Esta clase deja el vientre duro como una piedra, hasta el punto que a veces tengo que saltarme la parte de los abdominales o hacer solo una parte, porque si la siguiera al 100%, marcaría demasiado y no quiero. Recuerdo que en verano tuve una gastroenteritis, y el médico que me palpó la zona del abdomen me dijo que lo tenía tan duro que le costaba tocar los órganos. Hay que ir con mucho cuidado, si no os gustan los vientres femeninos con los abdominales muy marcados.

 

 

¿Y después de la clase? Aparte de un buen rato de estiramientos, una buena idea es tomar un batido de proteínas. La intensidad del ejercicio provoca roturas en las fibras de los músculos, haciendo que los glúteos entren en fase de reparación muscular. El consumo de proteínas después de una clase de GAP repara esas roturas y consigue unos glúteos más fuertes y voluminosos. Esto es perfecto, sobretodo si queremos estar delgadas pero tenemos como objetivo un culo más respingón. Yo tomo el batido de proteína vegetal Nourishing Protein de Welleco. Mezco el polvo con leche de coco en un vaso mezclador de plástico y lo tomo justo después del G.A.P.

¿A qué esperáis para probar esta actividad?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *