Intensidad Max de Elsa Pataky

Intensidad Max de Elsa Pataky

Elsa Pataky siempre sabe cómo estar de moda. Ahora es admirada por su maravillosa familia y por su estricta rutina de ejercicios.

E la causa de que esté estupenda a los cuarenta años. Su libro Intensidad Max, de venta en Amazon, ha sido todo un exitazo de ventas. Es normal: todo el mundo quiere saber cuál es el secreto para que Elsa tenga un cuerpo tan trabajado y tonificado después de dos embarazos, uno de ellos gemelar. Wow.

Llevo años siguiendo a Elsa. No hay duda de que es una mujer que ha sabido llegar al punto más alto de la belleza. Se hizo sus retoques, que le quedaron genial y la llevaron hasta donde está hoy. En esa época, el deporte no le interesaba demasiado. Las fotos de la veintena y principios de la treintena lo demuestran. No me imagino a la Elsa de esa etapa marchándose en el gym.

 

 

 

Quizá después de tener a su primera hija tuvo problemas de peso, porque su pasión por el deporte empezó justo después. Elsa empezó a centrarse en cosas que antes no le habían importado, como marcar abdominales o tener unos brazos musculosos. Se aficionó al ejercicio físico de alta intensidad y ese es el motivo de que tenga el cuerpo tan entrenado después de haber tenido tres hijos.

Parte del secreto de su método Intensidad Max consiste en empezar ya, sin excusas ni el típico posponer -empiezo el día 1, o empiezo el lunes- tan habitual cuando nos damos cuenta de que toca ponerse las pilas. Hay que salir de la zona de confort, tomar la decisión y no mirar atrás. Es el consejo de la actriz y de su entrenador, Fernando Sartorius.

 

 

 

Es normal que Elsa esté encantada y feliz con Intensidad Max. El deporte engancha, sobre todo cuando empezamos a ver los cambios que produce en nuestro cuerpo. Es una gran satisfacción ver que tenemos la tripa plana y que nos sentimos ligeras, fuertes y sanas. El fitness está de moda porque hace que la gente se sienta satisfecha, atractiva y capaz de cualquier cosa.

Y en su caso, a una edad difícil para una mujer y con tres hijos pequeños que han nacido en muy poco tiempo, el resultado tiene que hacer que se sienta maravillada consigo misma cada vez que se mira en el espejo. Intensidad Max funciona.

 

 

El único problema  es que su pasión por el fitness ha coincidido con un poco de deterioro facial. A partir de 2014 se le empezaron a echar los años encima. Aunque se supone que es lo normal al envejecer, me da la sensación de que el cambio fue muy repentino y grande. Sobre todo si la comparamos con famosas de su edad e incluso mayores. A Angelina Jolie le pasó algo parecido. Elsa Pataky siempre había parecido más joven de lo que era. Luego pasó a parecer mucho más mayor de lo que era en cuestión de un par de años.

En las fotos se ve el cambio. Cuando empezó con Chris Hemsworth seguía pareciendo una chiquilla, cosa que evidentemente no puede alargarse de forma infinita.

 

 

 

 

 

 

Creo que su pasión con el ejercicio ha hecho que perdiera la grasa facial. Esa grasa es muy necesaria para mantener el rostro saludable. Elsa Pataky es uno de los casos que demuestran la teoría cara o culo: Elsa ha elegido el culo.

¿Pero por qué esforzarse tanto con el cuerpo? Ha tenido tres hijos en dos años, nadie le va a exigir que tenga un abdomen de acero ni tiene por qué tenerlo. Cinco quilos más le sentarían de maravilla al rostro, porque la pérdida de peso también hace que se le marquen mucho las arrugas donde no es habitual tenerlas tan profundas y marcadas, como las mejillas. En resumen, se le ha puesto cara de runner.

En mi humilde opinión, tanto sacrifico con el cuerpo no merece la pena. Solo hay que mirar las fotos de su portada de Elle de hace once años. A la Elsa de ahora seguro que no le gustaría nada tener ese cuerpo, porque la diferencia de peso es considerable. En su época de esplendor tenía grasa en el abdomen, los brazos y las piernas. Ahora no tiene nada. Su percepción de lo que es un cuerpo bonito ha cambiado.

 

 

 

Cada mujer es libre de elegir la opción que haga que se sienta más segura de sí misma y atractiva. Pero desde la distancia, y supongo que también desde la objetividad, yo preferiría a una Elsa más gordita.

Un poco de grasa en una cara tan perfecta como la suya sería ideal. Hay que recordar que a Elsa no le gustan los rellenos; ya lo contó en una entrevista hace años. Cuando se mudó a Los Ángeles por primera vez, se quedó impactada al ver a las mujeres con los rostros inflados de bótox, ácido hialurónico y demás sustancias de relleno. A Elsa le espantaban las caras recauchutadas, por eso ahora seguro que se muestra reticente a los pinchazos.

 

intensidad max elsa pataky

 

A veces cuelga fotos de sus ejercicios en su blog de Glamour, que siempre ha sido una gozada leer. Os aconsejo que lo leáis porque es muy agradable, respetuoso y sensato. Me encantan especialmente sus explicaciones respeto al cuidado de los hijos, porque deja claras sus ideas, sin el tono que tienen muchas madres que parece que se creen que solo ellas tienen la verdad y que las demás están a años luz de su sabiduría, como Raquel del Rosario. En ese sentido, Elsa siempre ha sabido expresarse de fábula, con respeto y coherencia. Con el deporte, hace lo mismo.

¿Mi opinión? Haced lo que os haga sentir mejor.

 

14 Comments
  1. Coincido en casi todo contigo, ahora se le notan más las operaciones, antes era una muñeca perfecta, ahora la nariz parece demasiado afilada y los pómulos tienen la pelota demasiado marcada. A mí me gusta el físico pelín musculado pero quizás se haya pasado, como bien dices, a partir de los 40 el equilibrio cara/culo se torna muy difícil. Aun así, yo que veo cuarentonas (con dinero, eso es importante) a diario, uf, necesitarían tres vidas para parecerse a Elsa, de verdad, están cascadísimas.
    Nota mental: no cortarme el pelo después de que nazca mi hija ?

  2. A mi me gusta mucho Elsa pero si que es verdad que se a pasado con la pérdida de peso antes estaba mucho más guapa.
    Yo no me e cortado el pelo después de que naciera mi hija mi melena sigue intacta . Ni si quiera es algo que me plantee hacer.

  3. Madre mía. en la foto posando con el vestido negro da miedito. Y en las últimas fotos de Elle canta mucho el Photoshop. qué queréis que os diga, no se puede decir que sea fea, ni siquiera del montón, pero ha perdido muchísimo, y no por la edad. Mi madre tiene 10 años más y la encuentro mucho más fresca, guapa y natural (objetivamente xD). Y como a mi madre a muchas, como dices, es la falta de grasa corporal.

  4. Completamente de acuerdo contigo Daiquiri!
    No entiendo porque la gente en general la sigue viendo tan estupenda. Para mí ha perdido muchísimo.
    Estoy contigo en que ha pasado, en muy poco tiempo, de parecer más joven de la edad que tenía a aparentar más años de los que tiene.
    Creo que tal exceso de dieta y ejercicio le ha restado dulzura, no sólo a su cara, también a su cuerpo. Se ve más dura, demasiado fibrada y creo que su expresión muchas veces refleja cansancio.
    Lo que sí que es cierto es que siempre he pensado que para lo guapa que es tiene un pésimo gusto para vestir. A veces elige muy mal su estilismo y eso que a ella le quedaría bien lo que quisiera

    1. Yo le veo los ojos completamente diferentes, eso es lo que más raro le noto, no sé qué es.

  5. Mi abuela siempre me dice que las mujeres más guapas y que aparentan menos a partir de una edad acaban acusando más el paso del tiempo que las que simplemente son del montón o resultonas ya que estas últimas se esforzaban en mejorar constantemente, si eran gorditas, mejoraban la alimentación, las menos favorecidas de cara, buscaban soluciones de todo tipo mientras que las “guapas de cuna” creían que lo tenían ya todo hecho y dejaban pasar los años sin cuidar su alimentación ni nada y luego Santa Vejez les hacía un regalito.
    Elsa a pesar de no ser guapa de cuna, una vez que se hizo sus primeros retoques, puede que pensase que su cara no merecía más atención, ya era una guapa oficial, y se dedicó a cuerpo y cuerpo…y aquí está el resultado…. un bajón estrepitoso.

  6. La culpa la tiene la bichectomia, al principio refina la cara y marca ángulos bonitos pero con los años se marcan esas arrugas largas en la cara que no lo arregla ni el relleno…le pasa a todas las famosas que se lo hacen o para disimular simplemente no vuelven a reír…

  7. Es cierto que Elsa ha pegado un gran bajon pero creo que no ha sido por la edad que tiene si no por otros factores. Tengo una amiga de 23 años que despues de un año frenetico debido al trabajo y la perdida de peso q ha tenido le han salido unas arrugas (si, arrugas con 23) a los lados de la boca, las llamadas de marioneta y en las ojeras tambien su piel se ha apagado y esta muy preocupada, no es algo propio de una veinteañera! Creo q a Elsa le ha podido pasar algo asi, se ha obsesionado con estar delgada y marcada y eso pasa factura a cualquier edad.

  8. Estoy muy de acuerdo, yo tengo 37 años, hago ejercicio y soy delgada, siempre lo he sido, ademas estoy bastante tonificada. mi cara es delgada tambien la he tenido siempre asi, una de las cosas que intento controlar es no adelgazar o no pasarme haciendo ejercicio porque si lo hago yo me noto envejecida. Por suerte y debido a lo muchisimo que me cuido no tengo ni una arruga pero si por lo que sea pierdo peso, duermo mal o poco o paso por alguna epoca de estres, de repente me veo la zona del parentesis, algo que en condiciones normales no tengo. Lo de cara o culo llegada cierta edad es real…

  9. Pues yo la veo estupenda!!!! Es más, ya se le veían las arruguitas de la boca en la portada de ELLE con los shorts vaqueros. Será que tanto las mujeres que conozco como yo misma que estamos en los cuarenta estamos para el desguace, pero yo mataría por estar como ella. Y respecto a culo o cara, en este caso, será “no culo”. Está claro que tiene photoshop en la última portada de la revista, nada tiene que ver con el culo que presenta en la imagen donde está con su marido donde presenta culo-carpeta

    1. Es que eso significa cara o culo, o engordas y tienes la cara más rellenita, o estás delgada y tienes la cara chupada 😉

  10. No he conocido ha mujer que se vea estupenda despues de tener hijos, a lo mejor cuando solo ha tenido un hijo pero, al tener hijos y seguidos no, ya que en el embarazo las vitaminas, minerales y antioxidantes se van al bebé,por lo cual nos envejece más, por eso se empiezan a cuidar más pero caen en el exceso y es cuando se ven así.

  11. Pues haber , habla una que va en los 42 . Mirando a las mujeres de mi quinta que son de especie muy variada, puedo decir que todas las que han alucinado con la perdida de peso acelerada post-parto,. tal y cómo lo mencionas aquí Daiquiri-, pierden un montón, sobre todo si tus embarazos los viviste en la barrera de los 40tas cómo Elsa. Ese momento es clave en el mantenimiento y balance hormonal que si o sí se ve reflejado en nuestro cuerpo. El culto a ciertos tipos de ejercicios de alta intensidad y fuerza que nos quitan grasa y aumentan la musculatura son una de las razones por las que muchas “delgadas” de Hollywood terminan en manos de rellenos faciales, la grasa es vital para el funcionamiento hormonal!, y las mujeres de este medio se ensañan contra la grasa, una lástima.
    Lo ojos claramente le han cambiado , y eso es porque los párpados han caído levemente, y si había realizado algún retoque para rasgarlos , pues menos se le verán. Es uno de los rasgos que primero perdemos a partir de los 40tas la turgencia de los párpados, ahí recordamos todas las noches sin dormir!.
    Elsa ganó en amor, familia, estilo de vida ,carisma y encanto , es adorable y con un sentido común exquisito para ese mundillo, lo que se pierde de un lado se gana de otro!.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *