La Razón Por la que Jennifer Lopez No Envejece

La Razón Por la que Jennifer Lopez No Envejece

Jennifer Lopez no envejece. O envejece muuuuy lentamente.

Me di cuenta el otro día, cuando vi uno de sus primeros videoclips de Jennifer Lopez. Luego leí que ese video había sido rodado en 1999… hace más de quince años. En mi subconsciente, Jennifer Lopez sigue teniendo treinta y pocos años. Como cuando empezó.

Terminé de alucinar del todo poco después, cuando colgó un selfie. Yo estaba segura de que se trataba de una foto #TBT, o Throwback Tuesday. Ya sabéis, esas fotos que se publican en Instagram para recordar viejos tiempos. Cuando leí en los comentarios que era una foto reciente me quedé con la boca abierta.

¿Cuál es el secreto de Jennifer Lopez para retrasar el envejecimiento a ese nivel? No es cosa de retoques. Las fotos de paparazzi no mienten.

 

 

Lo que está claro es que con money, no hay límites. Si una mujer tiene medios económicos, puede acceder a los mejores tratamientos de belleza del mercado. Tratamientos que, gracias a los últimos avances, son muy efectivos. Hilos tensores que trabajan como inductores de colágeno, rellenos e puntos estratétigos del rostro, inyecciones de plasma… La lista es infinita. Esa es la razón de que famosas de cuarenta y tantos como Penélope Cruz, Jennifer Aniston y la protagonista de este post estén tan guapas. Son mujeres que desprenden salud y luminosidad por todos los poros. 

Esas famosas, además, saben que tienen que comer bien para estar mejor. Toman colágeno marino, ingieren grasas saludables como el salmón y no buscan esos cuerpos fitness tan fibrados que están de moda ahora. Esos cuerpos de gimnasio hacen estragos en la cara, dejándola chupada.

Luego hay otras, como Angelina Jolie o Elsa Pataky, que son todo lo contrario. Son famosas que se hicieron muchas cirugías cuando eran jóvenes, operaciones que han evolucionado muy mal con el tiempo. Están excesivamente delgadas y la belleza que las hizo famosas ha ido cuesta abajo y sin frenos. Todo lo contrario que Jennifer.

 

 

Otro dato es que Jennifer Lopez pasa de cambiar de look. Sabe lo que le favorece y de ahí no sale. Los famosos suelen reinventarse a sí mismos, especialmente los que se dedican a la música. Con cada disco toca mostrar look nuevo, extraño y rompedor. Lo hacen las boy bands, las estrellas femeninas como Rihanna, Justin Bieber…

Ccuando una mujer tiene un imperio detrás, los cambios de imagen no son buenos. Eso le ocurre a Beyoncé, y también le pasa a Jennifer Lopez. Lleva con el mismo color de pelo veinte años. El cabello natural de Jennifer es castaño oscuro. En cuanto se hizo famosa, se lo aclaró. El color oscuro apagaba su rostro, mientras que el castaño claro potenciaba su imagen de diosa bronceada.

 

 

 

Otro de los secretos de su aspecto es que Jennifer Lopez siempre ha tenido un ojo puesto en el futuro. “A los veinticinco tienes la cara que Dios te ha dado, y a partir de los treinta, tienes la cara que te mereces”, dijo a los medios hace un par de años. Jennifer asegura no tomar café, no fumar y no beber nunca alcohol, ya que son las tres cosas que más hacen envejecer a una mujer. 

Cuando está en Los Angeles, Jennifer Lopez entrena con Tracy Anderson, una experta en fitness que ayuda a potenciar la silueta femenina con ejercicios de pesas pequeñas y cardio-dance. Por descontado, los bailecitos que Jennifer se pega en sus conciertos también tienen mucho que ver con su estado de forma. El baile es el método perfecto: pierdes peso, tonificas, y te diviertes. Nada de runnning, cardio a lo bestia o machacarse todos los días sin ton ni son.

 

jennifer-lopez-workout

 

¿Qué pasa con los cosméticos? Para entender los gustos de Jennifer, hay que hablar de la era Bennifer: ya sabéis, cuando era la prometida de Ben Affleck. De esa época sale la leyenda de que a Jennifer Lopez le encantaba embadurnarse de crema La Mer de la cabeza a los pies para mantener la piel tersa.

Ahora, liberada de la presión de tener que venderse como una duquesa adicta a los diamantes, Jennifer Lopez ha confesado que le gustan los cosméticos biológicos y sencillos. Prefiere utilizar productos más básicos. Una buena limpiadora para retirar todo el maquillaje y cuando no trabaja, una hidratante con protector solar. Poco más.

 

 

 

Hablemos del maquillaje. Es raro ver a Jennifer Lopez con labios de vampiresa o sombras de colores. Al igual que ocurre con el cabello, Jennifer sabe lo que le queda bien y no cambia. Lo que mejor le sienta son los ahumados con tonos negros y dorados y los labios nude.

Las cejas de Jennifer Lopez siempre son de un tono castaño claro y sin exceso de perfilado. Siempre he pensado que el color castaño es el color universal para las cejas. Siempre queda bien y suaviza los rasgos. Unas cejas negras dan un aspecto demasiado duro al rostro, y tienden a envejecerlo. Jennifer lleva las cejas castañas desde 1997. Ahí tenéis la mejor prueba.

Antes de la alfombra roja, los estilistas siempre piden a Jennifer que se haga un selfie con una cámara con HD. Es la mejor manera de comprobar que el maquillaje está perfecto y que no hay una sola pestaña fuera de sitio.

 

jennifer lopez edad secreto

 

Como veis, un proceso anti-edad eficaz, y que requiere constancia, pero tampoco nada que no podamos llevar a cabo por nuestra cuenta, aunque no tengamos su cuenta corriente.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *