Las Toallitas Anti-Virus de Naomi Campbell

Las Toallitas Anti-Virus de Naomi Campbell

Se burlaron de ella por utilizarlas, luego todo el mundo se lanzó de cabeza a comprarlas. ¿Qué son exactamente estas toallitas anti-virus que ahora son tan difíciles de encontrar?

Cuidado con reírte de los demás, porque un día puede que tengas que tragarte tus palabras (o algo así). Esto es lo que seguro que piensa Naomi Campbell después de las críticas que provocó el vídeo de su rutina de vuelo, que compartió en su cuenta de Youtube. En él, mostraba orgullosa cómo desinfectaba con una toallita anti-bacteriana todos los rincones de su asiento de primera clase antes de acomodarse. Además, pudimos ver cómo llevaba su propia manta para no tumbarse sobre la tela cochambrosa que la compañía daba a los pasajeros. Lo más surrealista fue la mascarilla, que no se quitaba durante todo el vuelo.

La supermodelo no justificaba tanta extravagancia y le daba lo mismo que a los demás pasajeros se les escapara la risa viéndola. «Es mi salud y me da igual», decía en el vídeo. «Desinfectad cualquier cosa que vayáis a tocar, cada rincón en el que podáis poner las manos». La reacción del público y de la prensa fue desde llamarla ridícula hasta decir que sufría de trastorno obsesivo compulsivo.

Pero, al final, lo que cuenta no es lo que la gente dice, sino lo que la gente hace. El vídeo no solo tuvo cientos de miles de visitas sino que la demanda de las toallas Dettol que mostraba en el vídeo se disparó en todo el planeta. Y eso que todavía faltaban unos meses para que el mundo entero se pusiera patas arriba por el coronavirus.

Lo más seguro es que Naomi no se hubiera contagiado ni viajando en diciembre al lado de un señor haciendo la digestión de la sopa de murciélago de Wuhan.

Dettol Toallas

Parte del mérito también lo tiene la cuenta de Instagram Passenger Shaming, que muestra las asquerosidades que hace la gente cuando viaja, como poner los pies descalzos en el respaldo del asiento de delante, hacer estiramientos de yoga poniendo el trasero enfrente de la cara del pasajero sentado en el lado del pasillo, y más cosas que resulta increíble que pueda hacer un ser humano delante de otros. Passenger Shaming, que es obra de una ex azafata de vuelo que ha visto de todo a lo largo de su carrera, también recomendaba utilizar las mismas toallitas para desinfectar bien los asientos, los respaldos y la mesita, porque -aseguraba- el personal del avión solo lleva una cabo una limpieza estándar entre vuelo y vuelo.

En resumen, no pongas las manos donde antes otra persona ha puesto los pies.

Cuando volví de Tulum estuve enferma unos días con síntomas de gripe, cosa que nunca me pasa, y recuerdo haber pensado claramente que cogí algo en el avión, por la cantidad de gente que había tosiendo. No me imaginaba viajando con una mascarilla como Naomi -ay-, pero no me quería quedar sin esas toallitas. Recuerdo que me costaron bastante porque solo había un pack de varios paquetes XXL y que estuve a punto de dejarlo estar. Menos mal que no lo hice porque las toallitas Dettol tienen una efectividad del 99,9% de inactivación del coronavirus, que es de la misma subfamilia que el COVID-19.

Nunca olvidaré cuando leí en la etiqueta trasera la lista de bacterias que las toallitas asesinaban sin piedad: E.Coli, Listeria, Salmonella, S. aureus, Campylabacter… y Human Coronavirus. ¿Qué es eso?, pensé. Y luego, ¿para qué he comprado esta tontería? 756 toallitas tenía en casa y no sabía qué iba a hacer con ellas. No hace falta ni que explique lo mucho que me alegré de tenerlas unas semanas después.

Dettol

Me gustaron tanto y me daban una sensación de tranquilidad tan grande que terminé comprando la gama entera de productos anti-virus y anti-todo, como si fuera una marca de artículos capilares de lujo. Terminé con el limpiador de superficies, las toallas para el baño y el gel hidroalcohólico desinfectante de manos, que es la perfección porque, a diferencia de la mayoría, no deja una sensación pegajosa en las manos. Siempre he sido muy maniática con la limpieza de manos pero este tipo de geles me parecían inútiles por el residuo tan desagradable que queda en las palmas. El de Dettol es perfecto.

Está en la lista de los geles con eficacia demostrada contra el corona virus según la AEMPS, aunque ese dato no ha sido de importancia para mí a la hora de comprarlo.

Cuidaos mucho. Y gracias, Naomi, diva.

12 Comments
  1. Hola Daiquiri. Ayer no pude escribir en el post,pero hoy tengo que decirte lo muchísimo que te he echado de menos y la de veces que me he acordado de ti. No hay suficientes palabras para agradecerte lo que nos informas. De verdad que es alucinante ver como se habla (en Instagram) ahora de cosas que tú nos has contado ¡hace años!. No sé si habrás visto que hablan de los autobronceadores de James Read…. y no puedo evitar pensar: que “pringaos”,menuda novedad…🤣🤣🤣
    Muchas gracias por volver y regalarnos este pozo de valiosa información. 🥰😘

  2. Agradecida de pertenecer a esta comunidad!! Todo lo que está bien y más!!!!!! Te amamos Daiquiri.

  3. Suscribo todo lo que dice Amparo. Se te ha echado de menos y gracias por la información que nos das.

  4. Gracias! Llevaba tiempo buscando uno decente, lo acabo de pedir 😊

  5. Que bueno que volviste Daiquiri, te he echado tanto de menos!!

  6. Daiquiri me moría de ganas por volver a leer nuevos posts!!! Me he pasado la cuarentena releyendo tu blog para no olvidarme de ponerme modo beauty on atope y ayyyy qué valioso que es, incluso los primeros posts o aquellos en los que después has cambiado de opinión. Gracias por compartir con nosotras toda tu sabiduría! Te juro que me has cambiado la vida

  7. Que ilusión volver a leerte!! Espero que estéis bien.
    He encontrado esas toallitas, pero el nombre de la marca que las comercializa en mi país es Sagrotan, tienen toda una gama de productos, el logotipo es igual y también acaba con el Coronavirus.
    Saludos!!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *