Marina Mayer, Otra Millonaria de Instagram

Marina Mayer, Otra Millonaria de Instagram

Marina Mayer es otra de esas rucas súper ricas que muestra su lujosa vida en las redes sociales.

En realidad se llama Marina Markova y nació en Vladivostok en 1983. Se hizo conocida en Instagram cuando se enamoró de un rico empresario. Enseguida llamó la atención por su larga melena oscura, sus ojos azules y sus grandes pechos. 

Marina me encantaba por su arreglo personal, siempre cuidado al máximo. Aunque no me interesada su manera de vestir, me parecía genial que llevara siempre las uñas perfectas, el maquillaje impecable y el pelo reluciente. No había un solo detalle que no estuviera cuidadosamente estudiado.

A Marina también le gustaba mostrar sus cosméticos de lujo y sus tratamientos de belleza para que viéramos todo lo que usaba para estar más guapa. Ya sabéis que esto no es muy común. Las mujeres prefieren callarse sus secretos de belleza.

En pocos meses, ya tenía doscientos mil seguidores en Instagram.

Marina Mayer Instagram
Marina Mayer

Poco después, Marina Mayer y su novio se casaron. Las fotos del enlace fueron toda una sorpresa. Yo pensaba que eran una pareja elegante, pero el estilismo que eligieron para casarse era como una mezcla entre Corrupción en Miami y la boda de Farruquito. Nunca se había visto tanto diamante falso, tanta falda de satén y tanta silicona por metro cuadrado. ¿No se suponía que eran gente con clase?

Lo más raro es que Marina dejó a su marido solo seis meses después de la boda. Dos semanas después, él empezó a salir con otra chica morena y de ojos azules, idéntica a Marina. El divorcio dejó muy buen posicionada a la rusa, que siguió disfrutando de su nivel de vida de restaurantes caros, gimnasios de lujo, tratamientos de belleza y viajes a las Maldivas.

Marina Mayer

Como muchas rusas millonarias, Marina Mayer es fan de los cosméticos de La Mer y de los champús de Philip B. Para distinguirse del resto de las mujeres, compra perfumes exclusivos, esos que no se encuentran en los centros comerciales sino en tiendas especializadas. Son perfumes que tienen un precio medio de 300 euros. Se fabrican con ingredientes muy concretos que no encontramos en los perfumes comerciales. Sus marcas no se publicitan ni hacen grandes campañas de marketing. El objetivo es distinguirse de los perfumes del montón. Para eso, evitan un público masivo y prefieren vender gracias al boca a boca, a clientas que los buscan y los necesitan.

Si queréis sentiros muy especiales, os recomiendo que busquéis vuestro propio perfume nicho. Las rusas y las árabes los adoran.

Marina Mayer compra los de By Kilian, Montale y Boudicca.

Marina Mayer Husband

El año pasado Marina Mayer conoció a otro hombre y tuvo un hijo con él. Para recuperar la figura después del parto, ha tenido que sufrir como todas las mujeres. Lo consiguió sustituyendo la cena por un batido de proteína y un poco de fruta, y erradicando los carbohidratos de la dieta. No ha tenido problema en reconocer que, desde que es madre, le cuesta mucho adelgazar. Anima a sus seguidoras a que hagan regimen con ella y cuelga fotos de sus batidos (y del resultado) para motivarlas para que pierdan peso.

Es curioso, porque aunque es simpática y cercana con sus followers, Marina Mayer es una de las rusas más odiadas en la red. Hay foros de cotilleo que se dedican única y exclusivamente a insultarla y buscar fotos de su pasado. Menos mal que Marina pasa de todo y sigue compartiendo lo que quiere en sus redes, sin pensar en el qué dirán. Es la mejor manera de plantar cara a los haters.

marina-mayer-diet

¿Pero qué fotos de su pasado? Bueno, hace años, Marina Mayer no era guapa ni rica. Era una chica normal que vivía en un pueblo humilde. Iba al cine con sus amigos y compraba en las rebajas, como todas las mujeres. Vivía en un entorno sencillo y sin lujos. No se sabe cuándo decidió operarse ni cómo llegó al entorno de los súper millonarios de Moscú. Por lo que se ve en las fotos del antes, se operó la nariz, se aumentó los labios y el pecho. También mejoró su estilismo dejándose crecer el pelo y prescindiendo del bronceado artificial.

Aunque la gente utiliza este tipo de fotos para reírse de ella, en mi opinión demuestran que nada es imposible y que hizo muy bien en buscar ser la mejor versión de sí misma.

Marina Mayer Before

Lo malo es que, desde hace tiempo, Marina Mayer está cada día más rara en las fotos. Dicen que ha vuelto a operarse la nariz y que se ha aumentado los pómulos. Eso, unido a una gran pérdida de peso, no le está favoreciendo nada y ha perdido mucha frescura. Se le está quedando un poco cara de marciano, como ocurre con muchas chicas que se hacen famosas en las redes sociales. Es como si no supieran parar a tiempo.

Marina Mayer

Espero que deje de lado los retoques porque siempre me ha parecido una de las rusas más guapas de Instagram.

7 Comments
  1. WOW his new girlfriend looks really like Marina, i think they have same Beauty Doc 🙂

  2. Marina mayer The best! I love you and Your style. Fuck gelous people????

  3. Hola!!! Me encanta tu blog estoy siempre de acuerdo con tu forma de ver la belleza, productos y opiniones sobre ciertas cosas!
    Lo de la mascara es un tratamiento con luz led que me encantaría probar.
    Hay algunas máscaras para usar en casa y otras que se usan en los salones de belleza.
    Yo quiero comprar una pero me gustaría contrastar opiniones. Si la pruebas o te documentas me encantaría ver un post.
    Me encanta tu blog y tb me gustaría saber más cositas de ti, como a que te dedicas, cuantos años tienes, de donde eres.. Vamos un get to know me.
    Jeje besitos guapa

  4. Creo que se debe de haber sometido tambien a un retoque de menton, le veo mas proyeccion
    y definido, mas fino y picudo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *