RITUALES DE BELLEZA ANTES DE IR A DORMIR

RITUALES DE BELLEZA ANTES DE IR A DORMIR



Lo que hagamos antes de meternos en la cama tiene mucho que ver con el aspecto que tendremos al levantarnos. Siempre me ha gustado más cuidarme por la noche que por la mañana. Recién levantada no tengo tiempo ni ganas de dedicarle un rato a la piel, y solo me apetece ducharme y ponerme algo que hidrate de forma fácil y rápida, y confieso que a veces ni siquiera eso. Mientras que la noche es para mí el momento de auténtico relax, cuando me gusta recrearme con los tratamientos faciales, aplicar bien los productos, darme un pequeño masaje… Rituales de belleza de chicas.

También tiene algo que ver con los cosméticos que uso, que suelen ser muy untuosos y especiales, y no son compatibles con el agobio y las prisas de la mañana. Llevar a cabo este tipo de rituales por la noche es el mejor momento para cuidarse y darse un poco de mimos. Recomiendo encender unas velas perfumadas por la casa (mis favoritas, sin duda, las velas Diptyque), o en vuestra habitación si vivís con vuestra familia, poner música, una película o alguna serie que os guste de fondo, y empezar. Os cuento lo que suelo hacer.

 

 

El proceso de desmaquillar empieza en cuanto pongo un pie en casa y ya sé que no voy a salir más, ya sean las seis de la tarde o las nueve de la noche. No me gusta estar maquillada en casa, y aunque no suelo pintarme mucho entre semana, siempre llevo algo: corrector, perfilador… todo eso tiene que ir fuera en cuanto vuelvo a casa. Lo que recomiendo es utilizar un agua micelar suave, es la mejor manera de quitar el maquillaje y dejar la piel limpia y fresca. 

Una ducha caliente es indispensable antes de nuestros rituales de belleza. He leído que el agua fría es más recomendable para la piel, pero he podido comprobar que no me va bien. El agua caliente relaja, prepara la piel y abre los poros, algo imprescindible para aplicar cualquier producto de tratamiento después. El tipo de gel de ducha que utilizo depende de la época y del momento del día. En invierno, me gustan los geles de ducha con aromas florales, como los de Jabonera Marianella. Por la noche suelo usar un gel sencillo y antiséptico. Me encanta el Germisdin de Isdin. Respeta el manto de la piel y huele a limpio.

 

 

Me gusta dejar la piel en paz y no echar ningún aceite o crema. Sí me gusta utilizar algún producto con efecto frío en el vientre y los muslos, para la celulitis. No estoy segura de que ese tipo de cosméticos funcionen, pero me gusta usarlos, y creo que la noche es el mejor momento, ya que su textura no los hace muy compatibles con la ropa. Pero la noche, vestidas con un pijama de algodón ligero o un camisón, es el momento ideal para hacer un pequeño masaje reafirmante o anticelulítico con un buen producto de tratamiento.

La noche también es el momento perfecto para una limpieza profunda del rostro. Todos los métodos que me gustan tienen algo en común, y es que usarlos requiere su tiempo. Ya sea el dispositivo Foreo, o los bálsamos limpiadores con aceites, no se trata de productos que se usen rápido y en dos minutos. También me gusta mucho la sensación de haber limpiado profundamente la piel y meterme en la cama, para continuar con el proceso regenerador, mientras que si lo hacemos por la mañana, ya estamos volviendo a ensuciar el cutis con el maquillaje, la polución y demás agresiones externas, así que ¿qué sentido tiene?

 

 

Los aceites faciales también son ideales para aplicar antes de ir a dormir, ya que dejamos tiempo para que actúen y sean absorbidos, cosa que no podemos hacer durante el día. Por muy buenos que sean, no dejan de ser aceites. Mi aceite de jojoba es ligero y puedo usarlo antes de salir de casa, pero por ejemplo, el aceite que utilizo varias noches por semana, Artemis de Sunday Riley, es completamente imposible de usar por las mañanas. No me puedo imaginar yendo a trabajar con un aceite denso que huele a limón y que deja la piel brillante. Así que este tipo de aceites untuosos son perfectos para vuestros rituales de belleza antes de ir a dormir.

 

Artemis Oil Daiquiri Girl

 

También es muy válido dejar la piel en paz de vez en cuando. Si os da pereza y no tenéis ganas de usar ninguna crema o aceite, una opción maravillosa son los tónicos o aguas faciales. Nunca me ha gustado el típico sistema tres pasos limpiadora + tónico + hidratante, al menos no como las casas de cosméticos nos lo han vendido siempre, pero sí reconozco que usar un buen tónico de vez en cuando es una buena idea. Es un producto que sirve para refrescar, cerrar los poros, revitalizar la piel, aumentar el riego sanguíneo y restablecer el pH.

Acabo de comprarme el agua facial Queen of Hungary de Omorovicza, un tónico maravilloso de agua termal húngara, agua de rosas, salvia y extracto de manzana, inspirado directamente en los rituales de belleza de la Reina Isabel de Hungría.

 

 

Mi último descubrimiento para mis rituales de belleza son los parches tensores Frownies. Increíbles. Los estoy usando a diario y cada día me gustan más. Imprescindibles si os empiezan a preocupar las arrugas y queréis mantener la piel joven y tersa.

En cuanto al cabello, un truco genial para levantarse con la melena suave, ondulada, es hacer un moño bajo, ni muy flojo ni demasiado apretado. Si lo tenéis seco, echad unas gotitas de un buen aceite capilar o sérum, pero solo en las puntas. Previamente, es una buena idea desenredarlo con un cepillo tipo Tangle Teezer, para fortalecer el cabello y quitar la electricidad estática. Los días malos de pelo dependen mucho de lo que hayamos hecho la noche anterior con nuestra melena, así que sed estrictas con este punto, y no os metáis en la cama con el pelo de cualquier manera. Son solo tres o cuatro gestos que os ayudarán a despertaros con un pelazo.

 

rituales de belleza nocturnos

 

La cafeína y los dulces deberían estar desterrados de la dieta después de las cinco de la tarde. Reconozco que de vez en cuando me apetece algo dulce por la noche, pero mucha gente tiene problemas para relajarse si ha comido chocolate o algo azucarado antes de irse a dormir. Es muy importante que nos metamos en la cama tranquilas y con intención de descansar, porque dar vueltas por la cama no nos va a traer nada bueno.

No solo porque siempre terminamos preocupándonos de auténticas bobadas, sino porque dormir poco o dormir mal es el motivo principal de las ojeras, los párpados cansados e hinchados y el mal aspecto en general de los ojos. Y por cierto, después de vuestros rituales de belleza, para un sueño reparador y profundo de forma natural, la melatonina es vuestra amiga.


4 Comments
  1. Me ha encantado el post! Y el agua Queen of Hungary es genial como caprichillo lujoso para la piel, a mi me encanta echarme un flus para refrescarme antes de ir a dormir en las noches calurosas.

  2. he descubierto tu blog hace poco pero estoy totalmente enganchada! Me encantan tus artículos y tus recomendaciones, tengo ya algún pedido en marcha de suplementos que recomiendas, y estoy deseando que me lleguen para probarlos!!!! Gracias por tus interesantes posts, aquí tienes una nueva fan!!!!

  3. Definitivamente de los mejores Blogs de belleza que se encuentran, me encantan todos tus post!, mil gracias.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *