Los Trucos de Belleza de mi Amiga Árabe

Los Trucos de Belleza de mi Amiga Árabe


Ésta iba a ser la cuarta parte sobre los trucos de belleza de mis amigas, pero a medida que el post iba cogiendo forma, me iba dando cuenta de que estaba ante un tema distinto, muy especial, que merecía ser tratado a parte. Esta amiga de cuyas creencias, consejos y trucos voy a hablaros en un relato escrito en primera persona tiene una característica que la hace distinta, y que cambia por completo su manera de ver la belleza: es árabe y musulmana. Al final, lo que me iba contando me parecía tan interesante que pensé que sería mejor darle una forma diferente al tema.

La conozco desde hace dos años y es una de las mujeres más elegantes que he conocido en la vida. Os juro que al principio pensé que era italiana y que vivía en Milán, París o una ciudad importante en la industria de la moda. Tiene mucha suerte porque es una elegancia natural, así que no necesita muchos abalorios para estar estupenda y ella lo sabe. También tiene un trabajo que la pone en contacto a diario con personas sumamente ricas, y eso termina siendo un aprendizaje de buenas maneras, refinamiento y atractivo natural. Por cierto, la lista de sus perfumes ha hecho que me ponga verde de envidia. ¡Vamos con su relato!

 

mujer árabe henna

 

Ilhem: 

Tengo 28 años, soy de Argelia y trabajo en una firma de alta joyería francesa muy importante a nivel mundial. Mi trabajo exige que vaya siempre impecable, pero he aprendido que impecable a veces significa natural. Cuanto más mayor me hago más me gusta lo simple, potenciar la belleza de la piel, labios húmedos… Cuando somos muy jóvenes nos gusta parecer mayores y cuando nos hacemos mayores queremos parecer más jóvenes, y la juventud es eso: belleza natural. Siempre me había encantado utilizar bases de maquillaje muy tupidas y cubrientes, porque sin el efecto máscara sentía que no iba bien maquillada.

Todo cambió cuando después de usar una de esas bases me salió un brote de acné tan fuerte que tuve que ir al dermatólogo. El médico me hizo ver que ese tipo de maquillaje no solo era horrible y hortera, sino que no le hacía ningún bien a mi piel.

 

 

Desde entonces siempre uso siempre protector solar antes del maquillaje. Me encanta el gel de Heliocare 360 con SPF 50: es el mejor porque no deja sensación grasa ni la cara blanca, realmente se absorbe muy bien y no se nota.

Llevo seis meses usando una BB Cream que me regalaron por mi cumpleaños: Actively Correcting & Beautifying de Kiehl’s. Me encanta porque a pesar de ser una BB Cream cubre muy bien, hidrata, y da un aspecto luminoso a la piel, como de muñeca de porcelana. Y lo más importante, no me han salido granos, así que me voy a quedar con ella durante una buena temporada.

 

 

Me lavo el rostro con el gel Effaclar de La Roche Posay. De todos los que he probado, es el que mejor limpia. Siempre que he cambiado para probar otro he cometido un error, así que ya no cambio. Para hidratar la piel, me encanta utilizar aceite de argán puro de Essouira de Marruecos. Desde que le probé no puedo usar otra cosa. Cuando se me acabe no sé qué haré, a veces pienso que cogeré un avión y me iré a Marrakech a por él, porque no sé si podré esperar a que alguien me lo traiga. Y os parecerá increíble, pero mi cosmético favorito es la vaselina GAL de lata rosa, la de toda la vida. ¡No puedo despegarme de ella! He probado todas las mantecas de labios del mercado, de farmacia, biológicas, ecológicas, naturales, pero juro que como la vaselina no hay nada mejor. 

Mi maquillaje es todo low cost, pero si sabes buscar, puedes encontrar auténticos tesoros. Mis máscaras, coloretes y lápices son todos de marcas como Kiko, Nyx y Rimmel. También utilizo algunas cosas de MAC. La parte que más me gusta resaltar es la mirada; ojos y cejas, pero los ojos es lo más importante. Mis ojos son típicos de mi país, rasgados y castaños, dicen que muy profundos. Lo que hago es utilizar una sombra muy difuminada de color berenjena de Nyx y delineador del mismo color… ¡y máscara, mucha máscara! En mi trabajo los labios pintados no están bien vistos. Cuando no tengo que trabajar, utilizo solo protector solar, vaselina y un poco de blush, nada más.

 

 

Parte de la clientela de la joyería es originaria de la Península Arábiga, y gracias a esas mujeres he aprendido a resaltar mis rasgos, mi mirada… Observándolas aprendí cuáles son los tonos adecuados para mi piel. Gracias a ella también descubrí algo vital: los perfumes exclusivos. Para la cultura árabe, el olor es algo extremadamente importante y tener dos o tres perfumes nicho, especialmente los que llevan oud, es imprescindible. El oud parece un aroma masculino, pero es un olor elegante, lujoso, único en el mundo.

En un año me he hecho una pequeña colección de diez perfumes increíbles que huelen a paraíso, todos con las esencias mas utilizadas en el mundo árabe. Los más exquisitos y que uso más a menudo son: Black Oud de Montale, Vanilla Oud de Mancera, Indonesian Oud de Zegna, Velvet & Oud de Jo Malone, Noir Extreme de Tom Ford, Oud Ispahan de Dior Privé y Laya by Muhammed Nemah. Éste último solo se vende en los Emiratos Árabes, me los traen amigos que viven allí. También tengo un attar de 5 ml de azafrán puro de la firma saudí Abdul Samad Al Qurashi; fue un regalo de una princesa saudí que conocí en Ibiza.

 

 

Nunca he sido muy exigente con el cabello, siempre he usado champú y crema de supermercado. Pero eso no significa que no utilice mi pelo para expresarme. Me encanta cambiar de look desde los 14 años, y algunas veces he elegido cambios de imagen muy radicales, como el que me hice a los veinte años: ¡me rapé al uno! Y por si eso no fuera suficiente, pedí a la peluquera que me tiñera de platino. Estuve un tiempo obsesionada con los tintes, invirtiendo en los mejores decolorantes y matices, pero el champú y todo lo demás me daba igual. Hasta hoy. Me estoy dejando el pelo largo desde hace dos años, y ya lo tengo por los hombros. Mi cabello es rizado, castaño oscuro y con las puntas más claras. Quiero que esos restos de puntas californianas se vayan desvaneciendo, porque he decidido tener el pelo con el 100% de mi color.

Hace unos meses se me empezó a caer más de lo normal y me salió algo de caspa. Alarmada, fui al dermatólogo de nuevo, que me recetó varias cosas que me han ido muy bien, entre ellas dos champús de farmacia que tengo que usar siempre. Los dos son de Dermi K y tengo que combinarlos para hacer el contraste, uno es seborregulador, y el otro, para cabello delicado. El acondicionador que uso me lo regaló Daquiri Girl, se trata del acondicionador de la gama Awapuhi de Paul Mitchell. Me encanta porque solo necesito usar una cantidad pequeña para desenredar, ¡es muy nutritiva! Su olor a jengibre natural es tan increíble, que cuando me lavo el pelo por la mañana mis compañeros me hacen muchísimos cumplidos. Os recomiendo que encontréis un producto capilar con un olor embriagador, para que vuestro cabello también huela a paraíso.

 

 

El consejo que daría a las lectoras del blog es que cuidéis mucho la alimentación y las horas de sueño. A medida que fui conectando con el mundillo de la dieta saludable me di cuenta del gran efecto que tiene la comida en nuestro cuerpo y mente. He trabajado algunos años en el mundo de la noche, y eso significaba dormir de día; a veces me veía la cara tan demacrada por dormir tan poco y mal que no quería mirarme en el espejo y no había crema ni maquillaje que lo disimulara. Ahora he cambiado de estilo de vida y veo la relación entre los buenos hábitos y nuestro aspecto. Si complementamos la dieta con el descanso y buenos productos obtenemos resultados visibles sí o sí.

Con la cosmética hacía lo mismo. He pasado a usar solo un limpiador y un aceite, y eso me ha hecho ver que gastar mucho dinero es innecesario. Hay que usar lo justo y necesario, y si es natural, de la tierra, mejor que mejor. Y si hay problemas importantes recomiendo ir al dermatólogo y seguir escrupulosamente todos los pasos que el profesional indique.

 

 

Intento ayunar dos veces por semana, y obligatoriamente un mes entero al año, por los motivos religiosos que todas conocéis. En nuestra doctrina y filosofía de vida árabe, nos enseñan a ayunar para conectar espiritualmente y depurar los órganos vitales. El estómago siempre está trabajando, ¡necesita hacer un reset! Es necesario, saludable y previene de muchas enfermedades. Está comprobado científicamente. Es duro, pero merece la pena.

 

8 Comments
  1. Ilhem, qué interesantísimo! he leído varías veces que varios estudios científicos avalan el ayuno como práctica depurativa benéfica para el cuerpo – uno de los más completos, me parece, es de la universidad de Berkeley en California. Me ha encantado la lista de perfumes, muchísimas ganas de probar alguno ?
    C.

  2. Coincido con tu amiga en la vaselina Gal de caja rosa, está súper denostada en foros por sus componentes, pero yo que he probado mil bálsamos me parece fantástica y reparadora.

  3. Yo tengo una verdadera obsesión con los perfumes, de hecho a mí me pasa con los perfumes como a Carrie Bradshaw con los zapatos en ese episodio que no tenía para pagar el alquiler pero tenía cosa de 300 pares de zapatos de marcas de lujo, así que el día que no pueda pagar la hipoteca me pondré a vender perfumes:D Seguro que tu amiga gustándole los perfumes nicho y estando en contacto con mujeres árabes conocerá la marca Amouage…es un mundo aparte, me gustan muchas marcas como Creed, Xerjoff, By Kilian, Le Labo, etc, pero Amouage es la última representación del lujo árabe, una maravilla.

    1. Estoy obsesionada con los perfumes Amouage, pero se me escapan de presupuesto!

      1. Qué me vas a decir, son un exceso total, en Fapex los tienes más baratos, y yo como buena yonki perfumística estoy metida en foros de swaps, para hacer cambios. Por cierto, el tuyo sería Honour Woman, puro bouquet de flores blancas con el nardo (o tuberosa) como protagonista 😉

  4. Me encanta la lista de perfumes recién empiezo con los perfumes nicho así que le echare un vistazo a los que recomienda ella.

  5. Fascinante, que maravilla leer a una chica de 28 años con las cosas tan claras sobre alimentación y salud, cada generación que viene estará mucho más consciente de su salud y belleza comparado con las de hace algunas décadas atrás. La cultura Árabe tiene tanto que decir sobre la belleza femenina!, ojalá tengamos más aportes cómo este a tu sitio Daiquiri, si hasta puedo sentir olores distintos al mirar las imágenes combinado con el texto, una delicia.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *