Mini-Neveras Para Guardar Cosméticos

Mini-Neveras Para Guardar Cosméticos

Lo que nos faltaba. Ahora se están poniendo de moda las mini-neveras para guardar las cremas, los tónicos y demás. Encima son súper cuquis.

Suena ridículo pero no lo es, porque todo el mundo guarda algún cosmético en la nevera. O lo ha hecho alguna vez. Hay productos que funcionan realmente bien cuando se aplican fríos. Otros deben conservarse así para evitar que se deterioren antes. Algunos son mucho más agradables de usar si los metemos en la nevera un par de horas antes, como los parches para los ojos, las brumas facial o el rodillo de jade. El agua termal es indispensable. Si os acordáis, os aconsejé que lo metieráis en la nevera antes de usarlo. Si está frío, despierta la cara enseguida.

Entonces, lo de tener una mini-nevera para ese uso específico tiene sentido.

 

foto mini-neveras

 

Por descontado, esto está muy de moda en los países asiáticos. En lugares como Tailandia, no les queda otra por las temperaturas y la humedad. El calor provoca reacciones químicas que hacen que los componentes de las formulaciones se oxiden y que los aceites se pongan rancios. Las firmas de cosmética crean sus artículos para que aguanten a temperatura ambiente; saben que los guardamos en el dormitorio o en el cuarto de baño. Este último detalle es uno de los argumentos de las asiáticas, que creen que guardar los tesoros que se ponen en la cara en el cuarto de baño les pone en contacto con bacterias y germenes.

Peeeeeeero hay argumentos en contra. Hay farmacéuticos que han dicho que lo único que se debe guardar en el frigorífico son los cosméticos que tengan una base acuosa como los tónicos. Si se trata de algo que lleva agua y aceite, como muchos sérums, el frío hace que los componentes se separen y que la textura se vuelva “nebulosa”. Esa es la palabra que han usado literalmente, ni idea. A mí no me preguntéis.

De momento, lo de usar mini-neveras para guardar los cosméticos sigue siendo un lujo. Hay empresas que se especializan en vender estos refrigadores como algo mega-exclusivo. Esas compañías dicen que el frío es el futuro y aseguran que el motivo de que algunas cremas parezcan dar menos resultado con el paso del tiempo es precisamente la mala conservación. La única forma de que sus ingredientes hagan algún efecto es mantenerlas en perfecto estado desde el minuto uno. 

 

 

¿Y guardarlo todo en una nevera especial, para qué? Pues para no tener sus cremas favoritas al lado de la Coca-Cola o del hummus. Si vas a hacer algo, mejor hacerlo bien.

Me parece que esta cosa va a arrasar, porque no paro de verla en Instagram. Es imposible no morirse de envidia al ver esas preciosas neveritas rosas, y las que no las tienen de color rosa las decoran para que estén igual de monas. La verdad es que son increíbles. Y también caras. Las que me parecen más apetecibles rondan los 150-200 euros.

En cuanto al debate nevera sí, nevera no, yo lo resolvería de manera instintiva. Nosotras sabemos inconscientemente lo que puede meterse en el frigorífico y lo que no. A mí me pasa. No metería de arcilla, pero sí metería una gelatinosa; de hecho, en mi nevera tengo una pequeña de Oskia. Pero si me preguntáis por qué una sí y la otra no, os respondería que no lo sé. Pero lo sé.

3 Comments
  1. Daiquiri lo que tú no descubras !! Lo malo que cada descubrimiento tuyo es una necesidad de todas !

  2. yo guardo el agua de la reina de hungria que nos recomendaste hace tiempo daiquiri. Me encanta la sensacion de frescor

  3. Yo guardo el serum para el cabello!!
    El frío hace que la cutícula del pelo se cierre y cuanto más cerradas estén estas, más brilla el pelo!!!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *