Personas Diurnas o Personas Nocturnas

Personas Diurnas o Personas Nocturnas

Madre mía. Este verano he flipado con la polémica sobre el nuevo cambio de horario europeo.

El resultado de la encuesta decía que los ciudadanos preferían el horario de verano todo el año. Bueno, yo soy europea y a mí nadie me ha preguntado. Pero lo que más me dejaba en shock era la opinión de mis amigos: todos decían que les encantaba ese horario, que querían que siempre fuera así, con luz hasta las diez de la noche. ¿¿¿Eeeeeeeeeeeeeeeehhh???

Qué diferentes somos los raritos. A mí me gustaría que se hiciera de noche a las tres de la tarde. Para mí, no hay cosa más insoportable que el horario de verano. A finales de agosto, ya estoy de los nervios, rezando para que llegue el otoño, porque no lo puedo soportar.

Luego están esos CEO, esos hombres súper poderosos, que te dicen que el secreto de su éxito es que se levantan a las cinco de la mañana. Cuando leo eso pienso, ¿por qué no se levantan a las tres de la madrugada, ya que estamos?

 

 

Hay dos tipos de personas: las diurnas y las nocturnas. Las que funcionan mejor durante el día y se despiertan temprano se llaman alondras. Los que alcanzamos el bienestar máximo por la noche somos los buhos. Pero claro, la sociedad premia la actividad diurna, que se considera funcional y estable. Los nocturnos son los bohemios, los apartados de la sociedad y los que tienen profesiones artísticas, como escritores, poetas, músicos. Somos los pirados. No creo que Vincent Van Gogh fuera diurno.

Para sobrevivir y ser una persona de éxito, no me ha quedado otra que fingir ser un ser humano normal y levantarme pronto, pero si eres nocturno, serás nocturno toda la vida y lo reflejarás dentro de esa normalidad.

 

 

Por eso, aunque de cara a la galería tengo que rendir de día, yo siempre noto que algo no va bien. Los demás no lo perciben, pero yo sí. Noto que no soy yo, que no termino de arrancar y que no me siento a gusto. A partir de las siete de la tarde, la cosa cambia. Noto el subidón,

En mi caso, creo que es una cosa de familia. Mi padre es muy nocturno y mis hermanas también. De hecho, una de ellas ahora tiene que levantarse a las siete de la mañana, y si alguna vez he hablado con ella temprano, noto perfectamente que no es ella. Yo lo noto incluso en la cara. Me empiezo a poner más guapa a medida que oscurece, una cosa rarísima.

¿Vosotras, sois diurnas o nocturnas?

16 Comments
  1. Este es el mejor post que he leído en mucho tiempo, para mí es de gran utilidad!

  2. Muchas gracias ya me quedo más tranquila, la verdad que no hay mucha información.

  3. Hola Daiquiri.
    No sabia que tenias este blog, muy instructivo.

  4. Me parece perfecto Violeta, siempre viene muy bien y mas teniendo la fecha tan cerquita. Te escribo al correo 😉

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *