Productos de Belleza de Supermercado

Productos de Belleza de Supermercado

Esperar tener una piel perfecta a base de cosméticos de supermercado es como esperar pasar una noche con Brad Pitt. Pero eso no quiere decir que no podamos volvernos locas por las filas de cosméticos, accesorios y jabones que hay en los supermercados.

Entre esas estanterías llenas de productos distintos podemos encontrar tesoros que realmente merecen la pena. O simplemente, cosas que tenemos que comprar y por las que no es necesario pagar cuatro veces más.

Y eso que la variedad de cosmética en nuestro país deja mucho que desear. Si viviera en Estados Unidos, estoy segura de que en cada excursión al supermercado gastaría más en chorradas que en comida.

 

 

El primer producto de supermercado no tiene equivalencia de lujo: los discos de algodón. A no ser que seamos fanáticas de los discos de algodón orgánico o ecológico, los discos desmaquillantes que se venden en los supermercados son los mejores. Hay montones de productos para retirar el maquillaje que tienen más clase, como los paños de muselina, y las toallas rosas que se ven en Instagram, pero realmente, no hay nada más eficaz que los discos de algodón. Para mí, los mejores son los de Demak-Up para piel sensible. 

Son un producto necesario para desmaquillar los ojos con agua micelar, para aplicar un poco de tónico, e incluso para retirar el esmalte de uñas. Yo los gastos a montones, siempre intento tener un par de paquetes en casa, y repongo existencias cuando hago una compra gigante en el supermercado. Los discos de algodón son una de esas cosas a las que no les prestamos ninguna atención, pero cuando nos quedamos sin ellos se nota, y mucho. Es una tragedia.

 

 

 

El segundo producto de supermercado imprescindible es la crema Nivea. Sí, la de lata azul, la de toda la vida, la que todas las mujeres dicen que usaban sus abuelas y que hacían que tuvieran todas pieles de adolescentes. No puedo decir que me encante, pero creo que es algo que debería estar siempre ahí. Al tratarse de una de las cremas más nutritivas y untuosas del mercado, tener un tarro en casa como emergencia no es mala idea.

En invierno, en días de sequedad extrema, para usar después de la depilación, para hidratar los codos, para suavizar la piel de los pies e incluso para prevenir estrías. Siempre podéis comprar la lata más pequeña. Nunca me la pondría en el rostro, pero sí le daría uso para el cuerpo. Y aunque nunca he probado ese truco, he leído que es muy útil como tratamiento prelavado para nutrir las puntas del cabello.

 

Crema Nivea

 

El siguiente producto de supermercado que merece la pena es el jabón en crema Dove. Nunca la tendría ahí como producto facial, además, soy muy, muy estricta con la limpieza, pero es otro producto que no molesta y al que siempre se le puede sacar utilidad. Yo lo tengo como jabón de manos, pero me tranquiliza saber que en caso de emergencia -si se me acaba la limpiadora que esté usando-, siempre lo puedo utilizar para limpiar el rostro. Y huele de maravilla. Los productos Dove son maravillosos si se busca conseguir ese olor “a limpio” que tanto nos gusta, como los desodorantes.

 

Jabón Dove

 

El siguiente cosmético de la lista es la crema decolorante. Es un básico que todo el mundo debería tener en el cuarto de baño. Es un truco fácil, rápido y barato para decolorar el vello más fino del cuerpo y el que no es tan necesario depilar. Como el de los brazos, por ejemplo. Un poco de vello fino y suave en los brazos no es nada antiestético -incluso considero que depilarlo no queda muy natural-, pero siempre y cuando no se vea muy oscuro. Por eso hay que decolorarlo. Eso también se aplica a otras zonas donde puede haber vello fino, como la línea alba.

Lo malo de las cremas decolorantes tipo Andina es que aplicarlas es un poco engorroso.  Hay que mezclar una crema con un polvo blanco y es difícil calcular la cantidad exacta que hay que utilizar. Por eso la crema decolorante de Deliplus es la mejor que hay actualmente en el mercado. Vienen dos botes, la crema decolorante y la crema activadora, y solo hay que mezclar las dos. Incluso se puede poner primero una, y luego la otra, sin necesidad de complicarse la vida. He visto que debido a su éxito otras marcas se están animando a sacar sus propias versiones, como Veet.

 

 

 

Otro producto que seguro que estáis hartas de ver, el famoso champú de albaricoque para niños de Garnier. Es más bueno de lo que pensáis. Yo estuve usándolo durante mucho tiempo, hasta que descubrí Philip B y los productos capilares de lujo. Pero si estuve tanto tiempo usando un champú de super, es por algo. Me parecía la única alternativa económica y eficaz que había en el mercado.

Dejaba el pelo limpio, desenredaba muy bien, y tenía un aroma delicioso. 

El penúltimo de la lista es la vaselina GAL. Barata, eficaz y sin pretensiones. Creo que fue uno de los primeros productos de belleza que compré cuando era adolescente. Se puede usar para los labios, pero también sirve para hidratar las uñas e incluso como producto de emergencia para hidratar el contorno de ojos (un truco que utiliza Jennifer Aniston). ¿Y qué decir del aroma? Increíble. También sirve para teñirse el cabello en casa, para proteger la línea de nacimiento del pelo y evitar que se manche la piel. Al igual que la crema Nivea, merece la pena tener un bote siempre en casa.

 

El último producto de supermercado no es uno, sino varios: los accesorios de belleza Better. Comprar un par de pijadas de camino a la caja es algo normal. Yo no puedo evitarlo. Better es la marca que veo con más frecuencia en los supermercados. Me gustan mucho sus pinzas depilatorias, y los sacapuntas para los perfiladores. Son dos cosas que pierdo a menudo, por eso me gusta reponer existencias una vez al mes, por si acaso.

Better es una marca muy innovadora, y están muy avanzados en el terreno de las pinzas de depilar. Es fácil encontrar la pinza ideal entre todas las que venden.

Pinzas Beter

¿Y vosotras? ¿Cuáles son vuestros productos de supermercado favoritos?

 

One Comment
  1. ¡Yo tengo uno! Llevo años usando la crema reafirmante de Garnier. Es un bote amarillo que cuesta unos 5€. La uso como hidratante casi a diario porque se absorbe muy rápido. No sirve como terapia de choque, pero con constancia pasé de tener escamas a una piel lisa, suave y compacta.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *