Cúrcuma, La Especia Milagrosa Para la Belleza

Cúrcuma, La Especia Milagrosa Para la Belleza

Hace poco leí en un blog que el mejor truco de belleza de las chicas de Los Angeles, la capital de la obsesión por el físico, es echar una cucharada de cúrcuma en los zumos.

Ni las mejores cremas, ni los sérums más caros. La cúrcuma era lo mejor para conseguir el famoso brillo de la piel o glow. Me picó la curiosidad y decidí investigar un poco más a fondo sobre el tema. Cuando busqué la palabra turmeric (cúrcuma en inglés) aluciné cuando vi los resultados.

Esta especie viene de la India, donde se usa para preparar el curry. Ahora ha dado el salto hacia Estados Unidos, por sus maravillosas propiedades. Es un elixir de belleza que se usa para preparar mascarillas faciales caseras, e ingerido, para nutrir la piel desde el interior. No me lo pensé más y compré una cúrcuma de buena calidad de Simply Organic. Todas las especies que tengo son de esta marca.

 

 

¿Para qué sirve la cúrcuma? Esta especie siempre se ha utilizado por a su acción analgésica y antiinflamatoria. Es un protector natural del hígado y ayuda a desintoxicarlo. Un hígado lleno de toxinas es el principal responsable de la hinchazón y congestión del rostro. La cúrcuma también es un poderoso antifúngico. Varios estudios médicos la han descrito como la fuente de la juventud y la clave para una salud óptima. 

La cúrcuma es un ingrediente muy valioso en la cosmética natural. Me ha sorprendido la cantidad de tratamientos caseros con cúrcuma que hay en la red. Su uso más popular es como mascarilla facial, para tratar el acné y la grasa. Solo hay que mezclar la cúrcuma con un poco de miel y media taza de leche, hacer un suave masaje y dejarla actuar durante unos minutos. Las chicas con más problemas de sebo añaden también unas gotas de limón como astringente.

 

 

Yo prefiero su uso vía oral. La explicación de las chicas que la consumen en polvo es sencilla: su acción limpiadora de toxinas es tan potente, que el resultado sobre el cutis es muy visible. Hay una gran relación toxinas + piel cansada y con problemas. Cualquier ingrediente o alimento que tenga alguna función limpiadora del organismo ayuda mucho al cutis. Y si en Los Angeles ya empiezan a verse los zumos verdes con cúrcuma, es por algo. Es allí donde todas estas cosas para la belleza están de moda.

Solo tenemos que añadir una cucharada a nuestro zumo o batido favorito. Más fácil, imposible. Me alegro de haber descubierto un nuevo aliado para mantener la piel luminosa, o intentarlo. Además, es económico y fácil de tomar. Se va a quedar en mi despensa, junto con el jengibre, otro imprescindible… durante una buena temporada.

¿Os animáis a probar la cúrcuma?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *