Las Mejores Mascarillas Capilares

Las Mejores Mascarillas Capilares

Voy a dejaros una lista de las que yo considero que son las mejores mascarillas capilares del mercado. A partir de ahí, es cosa vuestra decidir.

Mi problema con las mascarillas capilares es que cada vez me parecen más innecesarias. Siempre he tenido el pelo seco como la paja y no tenía ni idea de cuál era la solución a ese problema. Con el tiempo, el universo me fue enviando remedios que, poco a poco, permitieron que lograra tener la melena de mis sueños. Sigue siendo difícil, pero la tengo bajo control y es muy bonita. Lo digo sin cortarme un pelo, porque siempre he tenido un cabello horroroso.

En resumen, a la que empecé a usar champús de firmas de lujo y a hacerme el alisado de keratina, la cosa cambió y las mascarillas capilares y yo nos fuimos distanciando.

Vamos con el ranking.

La primeraque recomiendo es Meta Morphosis Hair Repair de Serge Normant. Fue una compra un poco extraña porque la marca no me entusiasma. Caí porque la lista de ingredientes es impresionante. La composición es realmente eficaz para tratar el pelo extra seco, con aceite de coco, de macadamia, de semilla de ricino, de jojoba y de zanahoria, nuez de Brasil y arcilla de lava marroquí.

El aceite de macadamia suele usarse para formular productos capilares para mujeres de cabello afro. Es uno de los aceites más nutritivos, junto con el de oliva y el de argán. El contenido de grasa de su fruto es superior al 70%, el mayor del mundo.

 

 

La siguiente mascarilla que recomiendo es de Philip B, la marca que cambió mi vida. Es una firma de lujo extremo que vende productos de una calidad alucinante, espectacular. Mi pelo pasó a ser otro. Es belleza pura para la melena. Su champú de aceite de trufa blanca, White Truffle Shampoo, es lo que hizo que pasara de tener el pelo de estropajo a tener el pelo sedoso como el de la Barbie. Nunca había visto nada igual y, desde entonces, soy fiel a Philip B. Lo malo es el precio, muy elevado. Eso hace que siempre intente probar otras marcas, pero la verdad es que al final acabo volviendo a Philip con el rabo entre las piernas.

La mascarilla de Philip se llama Katira Hair Masque. Viene en formato gel, lo que hace que penetre mejor en la cutícula. De todas formas, la textura es difícil de distribuir por la melena. Por eso, la marca recomienda mezclar la mascarilla con un poco del acondicionador White Truffle. Parece un rollo hacerlo de esa manera, pero el resultado es espectacular. Es muy reparadora.

 

 

La última es un poco más flojita, pero os gustará. Es como un acondicionador fuerte y cremoso. Es la mascarilla All Soft Heavy Cream de Redken, la del bote dorado. Redken era una de mis marcas favoritas hace años: sus productos eran frescos, con aromas maravillosos. Funcionaban. Por desgracia, con el tiempo hicieron lo mismo que tanto le gusta a Kérastase, que es innovar con ingredientes y fórmulas raras para sacar gamas nuevas que, en realidad, no tienen nada de especial. Perdieron su esencia y sus artículos ya no eran tan eficaces como antes, especialmente la gama para rizos, que pasó de genial a ser un desastre.

All Soft Heavy Cream es una mascarilla que lleva aceite de aguacate y aminoácidos para tratar el pelo muy seco o quebradizo.

 

las mejores mascarillas capilares

 

Esta es la única lista de mascarillas capilares que puedo recomendaros con los ojos cerrados. Solo tenéis que buscar información sobre sus ingredientes y decidir cuál es la que mejor se puede adaptar a lo que necesitáis. Mi opinión es que no miréis el precio, si es posible, porque no hay nada más sexy y atractivo que un pelo bonito, suave e hidratado.

Si además de invertir en una buena mascarilla le dais una oportunidad a los aceites naturales para hidratar los medios y las puntas, y encontráis el champú perfecto, ya veréis como notáis una diferencia abismal.

2 Comments
  1. YO LA USO UNA VEZ A LA SEMANA O CADA 10 DIAS Y ME PARECE ESPECTACULAR ! QUE ACEITES (Y OTRAS COSAS) UTILIZAS PARA SELLAR LAS PUNTAS?

    1. Principalmente el alisado de keratina, luego los aceites de monoï y el Huile de Leonor Greyl son una pasada.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *