La Intensísima Rutina Fitness de Adriana Lima

La Intensísima Rutina Fitness de Adriana Lima

Adriana Lima es una bomba por motivos obvios. Belleza exótica, piel bronceada, ojos claros, boca carnosa, y rasgos voluptuosos. Una belleza que vuelve locos a los hombres, pero que también gusta a las mujeres. Según los expertos en marketing, Victoria’s Secret elige a las modelos según los gustos del público femenino. No del masculino. Las mujeres vemos con buenos ojos a modelos hermosas pero que no parezcan agresivas.

Por ejemplo, Megan Fox nunca hubiera sido un ángel de Victoria’s Secret. Angelina Jolie menos. Adriana encaja con la descripción: una mujer guapa, simpática, alegre… Es una brasileña típica.

 

 

Pero la perfección no existe. En 2009, Adriana Lima tuvo una época mala que la mantuvo unos meses alejada de los medios. Estuvo un tiempo desaparecida, y más tarde apareció en una gala benéfica con unos quilos de más y algo de tripa. Adriana estaba empezando a tener problemas para mantenerse en su peso. Puede que fuera el cambio de metabolismo que llega cuando se acercan los 30.

En su primer embarazo engordó muchísimo. Quizá aprovechó la oportunidad para comer todo lo que le apetecía, pero en el segundo se controló un poco más.

 

 

Entre embarazo y embarazo Adriana Lima descubrió el deporte. Es una bendición que moldea el cuerpo, te descubre una figura que ni siquiera tú sabías que podías tener… Para las tops, ayuda a que aparezcas estupenda en una pasarela unas semanas después de dar a luz. Adriana había descubierto la fórmula secreta.

Después de su primer parto, desfiló en el show con un vientre plano impecable, pero después del segundo, a pesar de que tuvo más tiempo para prepararse, no llegó tan perfecta como todo el mundo esperaba.

Adriana Lima salió con su tripita al aire de una forma muy natural y sana. Pero es evidente que luego no se gustó al verse en fotos, porque se le empezó a ir la cabeza con el deporte justo después.

 

 

Adriana Lima, al igual que su compatriota Izabel Goulart, también se ha aficionado en exceso al deporte. Su rutina se centra en la tonificación y la musculación.

Las revistas de moda y los catálogos nos muestran a Adriana con un cuerpo perfecto. Delgado pero con curvas. Tonificado y con todo duro y en su sitio. Pero las fotos tomadas por los paparazzi y las imágenes del desfile de Victoria’s Secret no mienten: está marcando demasiado la musculatura. Eso hace que desde ciertos ángulos, sus brazos y sus hombros parezcan demasiado masculinos. Menudos trapecios se le ven en algunas imágenes. Aunque claro, entrenando entre cinco y ocho horas al día, como ella misma ha admitido, lo raro sería que no se notara. ¿No está un poco… excesiva?

 

 

 

 

Eso sí, hay que admitir que Adriana está radiante, feliz y con la autoestima por las nubes. Es evidente que el resultado de tanto deporte le encanta. Se nota y lo transmite. Aunque a nivel personal no me parezca atractivo e intuya que la carta de despido de Victoria’s Secret está cerca, su afición por el fitness es algo que le ha cambiado la vida para bien. Es a ella a quien le tiene que gustar su cuerpo, no a nosotros.

Lo que no hay por donde coger es esa pasión por el pelo negro, lamido y pegado a la raíz que luce ahora. El cabello de Adriana Lima es naturalmente un desastre, y contra eso es difícil luchar. No lo digo, yo lo dice ella, que asegura que lo tiene tan seco y encrespado que no sabe qué hacer con él. Y entrenando tantas horas al día toca lavar y peinar todos los días. El resultado salta a la vista. Adriana nunca ha tenido la melena tan mal como ahora. 

 

 

Otro detalle que ha tenido mucho que ver con su bajón físico es el bronceado. Es muy normal empezar a huir del sol en cuanto vas cumpliendo años. Sobre todo entre las modelos, que tienen pánico a envejecer. Aunque la veo tan poco favorecida con la piel tan clara, algo que no le va a su prototipo, que me dan ganas de enviarle una nota que diga “¡ponte un poco de autobronceador, guapa!”.

El moreno no es indispensable para estar guapa, al menos, no lo es en todos los casos. Hay mujeres de piel blanca a las que no les queda bien estar bronceadas, y ni falta que les hace. Pero no es el caso de Adriana. Con solo un poco de color, Adriana Lima parece una diosa. Y sin él, pierde un poco. El debate está abierto, ¿qué opináis?

7 Comments
  1. Totalmente de acuerdo contigo! Se ha pasado con el deporte, ha perdido demasiada grasa en la cara y en el cuerpo y con el pelo y el tono de piel no acierta ! Aún así sigue siendo una diosa total

  2. El nivel en V’sS ha bajado tanto en general que Adriana continúa siendo de las mejores con diferencia, a pesar de su declive…no tienen otra igual, y mucho menos con Candice recuperándose del parto. A mi también me parecen excesivos esos bíceps, pero está radiante, algo pálida para lo que es ella, pero radiante

  3. De acuerdo en todo!! Adriana siempre fue mi fuente de inspiración, me parecía la mujer más guapa que había visto, pero poco a poco es como si se fuera apagando, debería de salir de la sala de boxeo e ir a broncearse un poco, y sobre todo un corte de pelo y aclarárselo unos cuantos tonos.
    De cara sigue siendo guapa, porque tiene mucho potencial, pero en mi opinión no es ni la sombra de lo que fue.

    1. He leído que entrena ocho horas diarias, le va a dar algo!

  4. Yo soy la nota discordante, a mi Adriana nunca me ha gustado demasiado, si, ha sido muy bella, pero a veces me ocurre con las guapas o diosas oficiales, que no me transmiten ni me emocionan. Probablemente influya que como modelo nunca me gustó. Aunque hay que reconocer que hizo buenas campañas.
    De todos modos en la foto que sale de perfil, de joven, con los jeans, era un espectáculo, y en la que sale sin maquillar del gym marcando brazo creo que está bastante guapa y eso a cara lavada es muy dificil, sobre todo cuando ya no tienes 18 años.
    También creo que sus rasgos y piel son de los que envejecen peor y se van volviendo más duros.
    De todos modos cuando pasas de los 35, con dos hijos y perdiendo la frescura de la juventud, es fácil lanzarte al deporte para mantener firme y tersa la piel, creo que es algo en lo que caemos todas las que rondamos o pasamos esa edad.
    Y las supermodelos con más motivo que viven de ello!

  5. Cómo me ha gustado ver que Adriana Lima es humana y también engorda, fíjate que ahora me cae mejor jejejejeje A mí siempre me ha parecido hermosa, de las más guapas del mundo como tú dices y no me había fijado en que estaba tan musculada… Ahora que pones las fotografías la verdad es que no me gusta tampoco, aunque es verdad que lo importante es que ella se sienta bien consigo misma.

  6. una cosa es hacer deporte para estar saludable y en forma y otra muy distinta, entrenar a un nivel de deportista profesional de elite cuando es una simple modelo!
    estas modas como el running empiezan a hacer mucho daño, el ser humano no esta hecho para soportar ese nivel de actividad todos los dias, si ahora se ve radiante que espere dos o tres años que se va a ver de 50

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *