Preparando Mi Calabaza de Halloween en Casa

Preparando Mi Calabaza de Halloween en Casa

Bueeeeeeeeeeno, hoy es el gran día. Mi casa ya lleva días decorada con lápidas, esqueletos y telas de araña.

Pero la gran novedad es que este año he decidido crear mi propio Jack o’Lantern tallando calabaza de verdad. Porque supongo que ya va siendo hora. La leyenda dice que Jack era un granjero cuya alma quedó condenada a vagar eternamente por el mundo después de intentar engañar al diablo. Para que se guiara en la oscuridad y a modo de burla, el demonio le arrojó una brasa encendida.  Jack ahuecó un nabo para meterla en su interior y utilizarla a modo de linterna. De ahí su nombre.

Cuando los irlandeses emigraron a Estados Unidos y trajeron consigo las tradiciones celtas, no había plantaciones de nabos, pero sí una gran cosecha de calabaza. El Jack o’Lantern norteamericano, Jack el del farol, se convirtió en una calabaza con una vela encendida dentro, no un nabo.

 

 

Sería demasiado freak explicar lo mucho que me gusta esta cosa. He encontrado un pack especial para tallar calabazas en una tienda de objetos de fantasía. Es fácil de usar y viene con una pala para vaciar el contenido de la cabeza. Como aquí no tenemos esta costumbre, me he tragado unos cuantos tutoriales en inglés para saber lo que tenía que hacer.

 

 

Enseguida tuve claro algo: quería aprovechar el relleno de la calabaza. Las calabazas tienen un gran contenido de fibra y betacaroteno. Sus semillas son ricas en potasio y proteína. Son una de las variedades de semillas más vigorizantes que existen, con propiedades medicinales que ya conocían y valoraban los nativos americanos. También son una de las mejores fuentes vegetales de omega 3.

Aquí podemos ver lo que contienen 100 gramos de calabaza, incluyendo el porcentaje de cantidad diaria recomendada de las vitaminas:

-Vitamina A: 127,58 ug (16%).

-Alfa caroteno: 247 ug.

-Betacaroteno: 705,50 ug.

-Caroteno: 765,50 ug.

-Alfatocoferol: 1 mg.

-Vitamina B9: 36 ug (18%).

-Vitamina C: 12 mg (15%).

-Vitamina E: 1,06 mg (9%).

 

 

 

Son tan densas nutricionalmente y con niveles tan altos de minerales que incluso el Gobierno de Estados Unidos ha advertido del inmenso desperdicio que supone desechar el contenido de las calabazas después de Halloween. Las encuestas confirman que son los inmigrantes, y no  los americanos, quienes aprovechan el relleno de la calabaza para cocinar los días siguientes a la noche de los muertos vivientes. Especialmente los asiáticos y africanos.

La pulpa sirve para mezclar con legumbres, para preparar cremas e incluso para mezclar con bebidas dulces. Le da un toque muy especial, curiosamente compatible. En Estados Unidos, cada otoño llegan los cafés mezclados con extracto de calabaza, conocidos como Pumpkin Spice Latte. Otras personas prefieren utilizar la pulpa para cocinar sopas vegetales y exóticas, con leche de coco y jengibre.

 

 

La calabaza es tan depurativa como una de esas dietas de zumos de varios días. Es saciante, diurética, digestiva, puede reforzar el sistema inmunitario y ayuda a expulsar los parásitos intestinales. Su contenido en agua roza el 90%. Contiene muy pocas calorías y solo cinco gramos de hidratos de carbono. A medida que me iba informando del contenido nutricional, me daba la sensación de estar leyendo sobre la piña o la papaya.

Mi calabaza pesa tres quilos, así que tengo para sacarle algo de provecho. Ya os enseñaré cómo ha quedado mi Jack o’Lantern.

 

4 Comments
  1. No te olvides de hacerte también una pumpkin pie, yo la probé y me salió rica. Seguro que hay versiones fit sin mucha porquería.

  2. En mi casa siempre hemos tomado mucha calabaza a mi particularmente me gusta en crema, esta deliciosa.

  3. En mi casa también se consume mucha calabaza me gusta mucho su sabor sobre todo en las cremas y ahora que empieza hacer frío apetece mucho.

  4. Justo ayer comí crema de calabaza! Junto con salmón a la plancha y verduritas 🙂

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *