¿Falta de Motivación en Invierno?

¿Falta de Motivación en Invierno?

Tengo una amiga viviendo en Andorra y la pobre se queja todos los días de las gélidas temperaturas, que le quitan las ganas de hacer nada. Además,como es andaluza, acostumbrada a temperaturas más suaves, el contraste es tremendo. En Barcelona no hace tanto frío como en Andorra, y éste es uno de los inviernos menos fríos que recuerdo, pero no soporto estas temperaturas, y mi amiga y yo nos pasamos horas al teléfono cada semana, lamentándonos del clima. ¿Por qué? Porque nos quita toda la motivación. 

¿Qué me pasa con el invierno? Lo que ocurre es que en invierno me cuesta mucho que mis días vayan más allá del trabajo-casa-trabajo. Cualquier cita u obligación fuera de esa franja horaria me parece una tortura. El cuerpo me pide irme a casa corriendo a poner la calefacción, estar tranquila y hacer mis cosas. La motivación brilla por su ausencia.

 

 

Curiosamente, hace unos días empezaron a hablar en los medios del hygge, la filosofía danesa de la felicidad. El hygge consiste en convertir nuestra casa en una especie de templo del bienestar, con todas las comodidades a nuestro alcance. El hogar tiene que ser cálido, acogedor, con todos los caprichos que nos hacen felices, desde una bebida deliciosa y relajante, nuestras velas favoritas, o una manta bien mullida. Los daneses prefieren invertir su dinero en mejorar las condiciones de su hogar, el lugar en el que tienen que pasar muchas horas cada invierno, en lugar de gastar en salidas nocturnas. En resumen, para practicar el hygge solo tenemos que llenar nuestro hogar de todas esas pequeñas cosas que nos hacen felices.

Desde que tengo casa propia, ha cambiado mucho mi manera de gastar. Ahora prefiero comprar productos para el hogar, buena comida, aperitivos, queso, vino, mantas… y velas de Diptyque a montones. Incluso prefiero comprar ropa bonita para estar en casa en lugar de gastar en ropa para salir. Por eso entiendo mucho la filosofía hygge: he llenado mi casa de caprichos, lujos y comodidades, y por eso cada vez me cuesta más dejarla.

 

 

La verdad es que ésta es la mejor época para disfrutar de nuestro tiempo libre en casa. Supongo que el hygge es distinto cuando vives con tu familia, y es cuando tienes casa propia cuando realmente apetece pasar tiempo en el hogar e invertir en decoración y caprichos solo para la casa. Puede que de ahí venga mi pasión por las velas de gama alta; son caras, sí, pero merecen muchísimo la pena, porque la casa entera se perfuma de forma duradera de un aroma maravilloso, incomparable con ningún otro.

No voy a deciros que os gastéis cincuenta euros en una vela porque soy consciente de que para la mayoría de la gente es algo ridículo: lo único que tenéis que hacer es investigar un poco hasta encontrar una vela que tenga una buena relación calidad-precio. En las tiendas Natura hay velas excepcionales por 12-15 euros, de olores particulares y una duración más que aceptable. Es cuestión de buscar más allá de la típica vela de vainilla que al cabo de un rato no huele a nada.

 

 

¿Qué hacemos con la motivación para ir al gimnasio en invierno? En mi caso, lo que está funcionando es ir a hacer deporte a primera hora de la mañana, en lugar de ir a las seis de la tarde, como hacía antes. Además de encantarme la sensación de haber cumplido con el gym incluso antes de comenzar la jornada laboral, eso me permite irme a casa corriendo en cuanto termino de trabajar. Me he quitado de encima el dilema de “¿voy o no?” cuando estoy muerta de frío y solo quiero irme a casa.

Otro truco que funciona es entrenar dos horas en lugar de una. Eso también me deja más días para decir me largo a casa corriendo y paso del gimnasio. Es decir, aprovecho de verdad los días en los que voy, para no sentirme culpable cuando no me apetece ir. Recordad que los propósitos de año nuevo crean unas expectativas demasiado altas, y de ahí viene el famoso blue monday, el lunes de mediados de enero en el que todo el mundo está deprimido porque se da cuenta de que todo sigue igual. Hay que cumplir con los objetivos, pero con calma. Si una semana voy al gimnasio dos días en lugar de cinco, no pasa absolutamente nada.

 

motivación en invierno

 

Recordad que la operación pibón también consiste en ser feliz y encontrar placer en las pequeñas cosas. Así que si estáis un poco perezosas en esta época, no pasa nada. Disfrutad de vuestro tiempo libre en casa, con una buena mascarilla en el rostro y crema en las manos, aprovechad para hacer un tratamiento de belleza capilar con aceite de coco, argán o monoi, o simplemente poneos una buena peli.

Luego, cuando llegue el mejor tiempo, ya no tendremos excusa para hacer el vago. Recuperaremos la motivación entonces.

12 Comments
  1. Yo más que falta de motivación lo llamaría falta de tiempo! jejeje. En primavera cuando los días alargan siento que aprovecho más el día y me da tiempo a hacer bastantes cosas al acabar mi jornada.
    Ahora todo parece trabajo.casa y casa.trabajo y deprime un poco, sobre todo a mi que tengo que dejar el gym de jueves a domingo. Sniff.
    Yo también hace años salía muchisimo pero ahora donde más disfruto es en mi casa, cocinando, leyendo, haciendo mis rituales de belleza, siempre con música y como dices el ambiente súper importante, velas, cojines y mantas confortables, mi preferida es una de pelo muy suave gigante de Zara Home.
    Cuando nos mostraras el post del abdomen? Hay muchas ganas!

  2. Buenos días bellas!
    Me ha encantado esta entrada, qué comentarios tan acertados y qué cierto todo lo que dices.
    Las sensaciones y el ánimo en invierno es muy diferente al que tenemos con el buen tiempo y el calorcito, pero como dices, hay que aprovecharlo también! No luchemos contra el mal tiempo, dejémonos llevar y disfrutemos de él y de las posibilidades que ofrece (como quedarnos en casa sin sentirnos culpables…).
    Me encanta tu filosofía Daiquiri, la que se desprende de este post y la de todos los anteriores.
    Me uno a todas las seguidoras que te aplauden y esperan con ilusión tus nuevos consejos y comentarios. Te descubrí hace sólo un par de meses y desde entonces te leo cada día: consigues levantarme el ánimo y que tenga ganas de ponerme guapa para mí misma!
    Verdaderamente, en tus entradas, consigues trasladar muy bien las emociones y positivismo, siempre ofreces tu opinión y tus consejos de una menara objetiva y respetuosa. Debes invertir mucho tiempo en pensar los temas, buscar información, escribir tan bonito, actualizar entradas, responder preguntas….Muchas gracias por tu esfuerzo, haces feliz a mucha gente.
    Y además me encantan los comentarios de tus seguidoras! Súper respetuosas y positivas! Gracias!

  3. Hola! A mi me pasa lo mismo, yo creo que forma parte de la edad, que según vamos madurando nos van gustando más otras cosas y valoramos mucho lo de estar en casa relajadas y a lo nuestro 🙂

  4. Me identifico totalmente con la filosofía hygge , sobre todo en invierno ,claro está …pero me encanta llegar a casa ,darme una buena ducha ,ponerme ropa bonita de estar por casa ,combinar algo rico ,vela ,un buen libro !!!! Para mí no supone ningún sacrifico : )
    Por cierto daiquiri ,he
    leído /devorado tú libro ,y espero ansiosa otro . Qué genial todo lo que cuentas y como lo cuentas !
    Podrías cobrarnos cuales son tus perfumes de cabecera ,ya sé que es algo personal pero me encantaría saberlo ! y si usas siempre el mismo tanto en el día como la noche o tienes varios según la ocasión . Muchas gracias daiquiri

  5. Perdón por la faltas …he escrito deprisa y con el móvil …no volverá a pasar : )

  6. Yo soy hiperactiva aveces incluso me canso de mi misma xq no paro y llego a estresarme con mis propios planes jajaja …

  7. Podrías recomendarme alguna vela de esas q huela toda la casa?? Gracias!!

  8. Descubrí el blog antes de navidad y he leído avidamente todas las entradas, algunas varias veces, y el libro … me encanta el tono del blog!! es inspirador, muchas pautas no suponen esfuerzos ingentes, y la sinceridad de posts como éste es como una bocanada de aire fresco!
    Mi operación belleza empezó hace un tiempo por una rinoplastia y una liposuccion (drástico pero efectivo) y mucho cuidado con el maquillaje, pero menos tiempo, más dejadez … y aquí estoy activamente retomando donde lo había dejado!
    Me ha llegado completamente el mensaje sobre cuidarse por dentro y simplificar el mantenimiento … por ejemplo con el pelo (tengo mucho, encrespado, seco, voluminoso naturalmente aunque gracias a mis planchas GHD no lo sabe nadie!), con la salud digestiva o los detalles que aportan belleza (un post que me ha parecido genial). Pasitos de momento, con muchas ganas de seguir progresando!
    Enhorabuena por el blog y por el libro, y hasta el próximo post.

    1. Candy, a mí también me encantó el post sobre Detalles que aportan belleza! Fantásticos consejos!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *