Maneras Realistas de Lograr el Summer Body

abdomen plano - Maneras Realistas de Lograr el Summer Body


cshow - Maneras Realistas de Lograr el Summer Body

Uno de los grandes fallos que cometen las mujeres es empezar a pensar en la dieta y el deporte un mes antes de que empiece el verano. Lo veo todos los años, no solo por los mensajes que me llegan al blog, sino por la cantidad de gente que hay en el gimnasio. Las clases de tonificación se llena hasta los topes, no cabe ni un alfiler y charlando un poco con la gente, te das cuenta de que la mayoría están ahí para conseguir el summer body. 

Esto parece una obviedad, porque dirán muchos, no vamos a estar todo el año amargándonos y empezando a entrenar seis meses antes de poneros el bikini. Pero lo que pasa es que la operación cuerpazo no se consigue en un mes. Es un proceso largo que tiene sus fases, por eso hay que empezar en cuanto antes, sin prisa pero sin pausa, para que el resultado final sea mucho mejor y las últimas semanas antes de que empiece el verano no sean una pesadilla.

Por mi experiencia, la operación cuerpo pasa por varias fases:

-Motivación a tope.

-Impaciencia al ver que no hay resultados, o que tardan en llegar.

-Entusiasmo al ver que llegan los resultados.

-Relax al ver que hay resultados, o sea, descuidarse otra vez.

-Toma de conciencia al notar que la fase de relax ha estropeado parte del trabajo logrado.

-Vuelta al trabajo.

-Objetivo conseguido.

 

bambas chanel - Maneras Realistas de Lograr el Summer Body

 

Ese proceso es el más saludable de todos, porque es muy humano, por así decirlo, y no se completa en un mes. Las únicas mujeres que son capaces de conseguir su objetivo en tan poco tiempo son las que ya tienen una base; mujeres que ya han entrenado durante un tiempo y que por lo que sea han parado y han visto un retroceso importante. Porque sí, cuando paramos hay un retroceso: les pasa a las top models y a todas las mujeres.

Me parece que no me estoy explicando demasiado bien, pero lo estoy intentando.

El pack de última hora y con prisas suele consistir en machacarse sin piedad, quitar los carbohidratos, tomar batidos para culturistas y pasarlo muy mal. El resultado suele ser muy feo, porque consigues estar más delgada, pero no estar más buenorra, dos conceptos distintos. Para estar buenorra hay que trabajar más y durante más tiempo. Si estáis en esa situación, en la sentís que tenéis mucho por delante pero poco tiempo, da igual: empezad de todas maneras.

 

summer body objetivo

 

A estas alturas del año, la manera más realista de conseguir el summer body consiste en varios pasos.

1. Hacer ejercicios que nos gusten:

Torturarse con actividades que nos deprimen o que no podemos soportar solo va a hacer que nos deprimamos y que el proceso nos parezca una tortura. Como siempre digo, no importa lo vaga que sea la gente: siempre hay un deporte para todo el mundo. A mí me gusta el baile, la zumba y clases de cardio y tonificación de alta intensidad que disfruto mucho por la energía, la música y la profesora, que me encanta. Si solo pudiera hacer spinning o correr en la cinta nunca haría nada.

2. Planificación:

La mejor manera de cumplir con la rutina de gimnasio es planificar en base a nuestras preferencias y limitaciones. Si eres una persona diurna. Hay personas capaces de levantarse a las cinco de la mañana para ir a correr, pero si sabemos que de ninguna manera vamos a conseguir eso ni aunque lo intentemos, es mejor elegir un horario más realista. Las calorías se van a quemar igualmente.

3. Premiar los progresos:

Lo mejor siempre es ir estableciendo objetivos pequeños y realistas. Cada vez que alcancemos uno, hay que dar un premio al cuerpo, pero hay que ir con cuidado con los festines tipo cheat meal, porque en los inicios, pueden ralentizar el progreso. He hablado con los entrenadores de mi gimnasio y ellos recomiendan a las clientas que se “premien” a sí mismas con una copa de vino o una pasta cada vez que la báscula las sorprende para bien.

4. Consistencia:

Una buena rutina tiene que ser un hábito, no una maratón de tres semanas de vez en cuando. Incorporar movimiento a la rutina es tan importante como el deporte. Las caminatas, mantener cierta actividad, o hacer una clase menos intensa si estamos cansadas o no nos apetece, pero hacerla, aunque sea una hora de estiramientos. Simplemente, cumplir con la rutina todos los días, aunque sea una variante flojita, para sentir que seguimos en marcha.

5. Identificar la zona conflictiva:

Esto es muy importante. Lo expliqué en la entrada sobre la liposucción de Britney Spears, que hizo que la cantante perdiera el control de su zona conflictiva, que pasó de ser el abdomen a los brazos. Cada mujer tiene una zona conflictiva que empieza a molestar en la veintena. Es ahí hacia donde van todos los errores. Tengo amigas que cuando beben alcohol, lo notan en los muslos. Tener claro cuál es esa zona hace que las cosas sean más fáciles. No lo ignoréis. Son mensajes del cuerpo.

6. Descanso:

Pasarse de la raya es muy normal cuando se empieza a entrenar, sobre todo cuando se van viendo los resultados. No digo que haya que saltarse una semana de gimnasio para descansar, pero tampoco hace falta obsesionarse ni sentirse mal por faltar un día o dos. Esto es muy común y a mí también me pasa. Hacer un parón saludable es bueno; a mí me ayuda a recuperar la motivación y pasármelo bien 😉

¿Listas para el verano?

3 Comments

  • Ana dice:

    Buen post! Al final lo que hay que conseguir es no tener que hacer operación bikini sino adoptar un estilo de vida saludable todo el año.

  • G. dice:

    Me ha gustado mucho! A mi me comentaron que la mejor manera de premiarse no es la comida ya que entonces nuestro cerebro asociará bienestar con comidas o bebidas deliciosas y cada vez que estemos estresados o el cuerpo necesite endorfinas producirá automáticamente la necesidad de un alimento calórico.
    Es el típico momento de película en el que la chica abandonada se infla a helado. Tapona tristeza con las endorfinas q produce un alimento rico.
    A mi me pasaba y cada vez que estaba muy estresada buscaba inconscientemente la calma de algo sabroso hasta que comencé a premiarme con otras cosas…ir a la pelu después de un buen resultado, un baño especial y largo, una sesión de spa…mimos para el cuerpo en definitiva!!
    El cheat meal no lo uso como premio, si no como descanso de la dieta y la verdad es que siento menos antojos cuando estoy estresada!

  • Miriam dice:

    A mí me pasa que hago todo bien hasta primavera, empiezan los días largos de buen tiempo y me cuesta ir al gimnasio en lugar de a una terracita y claro…Parezco novata! Por lo menos entro en la última fase 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.