El Agua de la Reina de Hungría

El Agua de la Reina de Hungría

La leyenda dice que en 1370, la reina Isabel de Hungría, deprimida al ver cómo iba envejeciendo, empezó a utilizar una loción que un alquimista había preparado especialmente para ella. Ahora se conoce como el agua de la Reina de Hungría.

El resultado fue tan bueno que todas las damas de Hungría comenzaron a utilizar el mismo preparado. Eliminaba las arrugas y devolvía el aspecto lozano y saludable a la piel.

La historia del agua de la Reina de Hungría tiene mucho de leyenda. Las versiones se contradicen las unas a las otras. Algunas dicen que el elixir fue preparado por un monje. Otras, por un brujo. Hay quien dice que la reina entrada en años no era Isabel de Hungría, sino Isabel de Polonia. Y los que van más lejos juran que la anciana reina consiguió tener varios hijos poco después de empezar a usar la loción, a pesar de que tenía sesenta años. Seguro.

 

 

 

Otra versión dice que el tónico no era más que uno de los trucos que utilizaban los gitanos de la zona para perfumar las axilas y aliviar la piel después del rasurado.

La única verdad universal es que el agua de la reina de Hungría sigue siendo uno de los cosméticos caseros más utilizados y valorados del mundo.

El principal ingrediente de la receta era la flor de romero, que debía ser recolectada y macerada al sol durante cuarenta días. El proceso tenía que empezar un día y a una hora en concreto por consejo de los astrólogos de la época. Una vez terminada esa etapa, empezaba otra en la que había que calcinar los residuos y macerar las cenizas, ya que el alcohol por sí solo no podía extraer las propiedades del romero.

El último paso consistía en añadir a la fórmula unas gotitas de varios aceites esenciales.

 

 

Una de las aguas de la Reina de Hungría más conocidas es la Alqvimia. El suyo es un tónico corporal drenante que prepara la piel para que cualquier tratamiento penetre de forma profunda. La usé durante un tiempo y recuerdo que me encantaba. Era como un elixir refrescante y vigorizante, pero tuve que dejar de usarlo porque olía a castillo. Aunque si lo pienso, quizá se trataba precisamente de eso, ¿no? De hacer que sus clientas se sintieran como la reina Isabel de Hungría cuando se preparara en sus aposentos para recibir a su apuesto marido. O no sé.

Los cosméticos existen para ofrecer unos resultados determinados, pero también para hacernos sentir bien. Con el agua de la Reina de Hungría de Omorovicza, la que yo uso y recomiendo, la experiencia es muy especial. 

 

agua de la reina de Hungría

 

 

El agua de la Reina de Hungría de Omorovicza es, según la firma, un tónico facial con fenomenales propiedades rejuvenecedoras que ofrece una hidratación instantánea.

Los ingredientes de Queen Hungary Mist son agua termal húngara, agua de rosas, agua de flor de naranjo, salvia, extracto de manzana, proteína de lupino, clorella, y extracto de acerola. El aroma a azahar es muy peculiar y agradable. No olvidéis que es un cosmético de lujo, un capricho destinado a proporcionar la sensación de bienestar que no suelen ofrecer los productos más simples. Que no hace ningún milagro, vamos. El duque lituano no va a llamar a vuestra puerta. Pero si queréis un agua de belleza de calidad, calmante, hidratante y fresca, os recomiendo que probéis esta. Es una de las mejores.

¡Preparaos para sentiros como una auténtica reina!

Está disponible en Lookfantastic.

4 Comments
  1. YO ME COMPRE GUIADA POR TU RECOMENDACION LA MASCARILLA DE OMOROVIZCA Y … ME ENCANTA¡¡ DEJA LA PIEL GENIAL,MUCHAS GRACIAS¡¡

  2. hola, yo tambien me compre la mascarilla ultra moor y es una maravilla!!!!!!!! ?????

  3. Maravillosa, caerá fijo. Yo compro al único cultivador de Rosa Damascena en Chile, agua de rosas pura, y mi Dios!, vaya diferencia con todos los tónicos que usé entre medio!. De hecho esta maravilla es quimiotipada para uso terapéutico, para mí es el elixir con el que paso de limpieza a Hidratación. Uso esta agua de Rosas, al secarse luego aplicoel spray hidratante de Secret Nature marca Koreana de productos orgánicos de la isla Jeju, sin palabras lo bueno que es!. Hidratar de esta manera el rostro me da mucho mejores resultados que aplicar cremas y demases. Que belleza Omorovicza, son reales joyas ,mmmmmm.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *