La Salvaje Historia de Brad y Angelina

La Salvaje Historia de Brad y Angelina

Brad y Angelina se han separado. Era de esperar, pero toca rendir homenaje a una de mis parejas favoritas.

Brad Pitt y Angelina Jolie se conocieron en 2004, cuando empezó el rodaje de Sr y Sra Smith. Los productores siempre optaron por Brad como la opción número uno. Pero a la hora de elegir a la estrella femenina de la peli, tuvieron más problemas. Primero querían a Catherine Zeta-Jones, pero luego pensaron seriamente en Nicole Kidman. Brad, viendo el poco feeling que iba a tener con la australiana, dejó el proyecto. Cuando Angelina Jolie firmó para rodar la película, Brad dijo si hay que ir se va y volvió. Los dos iban a cobrar lo mismo: veinte millones de dólares.

Angelina había dejado atrás su etapa loca de drogas y excesos y vivía volcada en su hijo Maddox y en su labor humanitaria. Se había divorciado de Billy Bob Thornton y estaba espectacular gracias a sus muchas operaciones de cirugía estética. Brad llevaba cuatro años casado con Jennifer Aniston.

Esta es la primera foto de los dos juntos.

 

 

El director estaba encantado con la química que había entre los dos protagonistas. El rodaje duró varios meses, suficiente para que la conexión de Brad y Angelina fuera creciendo. Los amigos de Jennifer Aniston contaron en 2005 que Brad Pitt empezó a cambiar justo después de conocer a Angelina. Se sentía atraído por su aire de mujer independiente que pilota aviones, viaja por todo el mundo y se preocupa por los refugiados. Estaba aburrido de estar en casa con Jennifer, pidiendo comida mexicana a domicilio.

Según el New York Times, a Jennifer Aniston le “molestaba mucho” la amistad de Brad y Angelina. La prensa insistió en que estaban liados, algo que los dos negaron. El rodaje terminó y cada uno siguió con su vida.

En diciembre de 2004, los rumores decían que el matrimonio Pitt-Aniston estaba peor que nunca. La pareja se fue de vacaciones a Antigua con otra pareja de amigos actores, pero discutieron tanto que tuvieron que adelantar el viaje de regreso. Unos días después, enviaron el famoso comunicado anunciando su separación. Angelina Jolie estaba en Níger.

Nada pasó durante las semanas siguientes. Brad y Jennifer volvieron a acercarse e incluso acudieron juntos al cumpleaños de ella. Justo entonces, Angelina fue entrevistada para Vanity Fair. La actriz dijo que no sabía que Brad tenía problemas en su matrimonio. Cuando la periodista le comentó que todo apuntaba a que iba a volver con Aniston, Angelina dijo: “Sí. Quizás”.

 

 

Pero entonces el destino intervino y los productores de Sr y Sra Smith decidieron que la peli todavía no estaba lista. Había que rodar más escenas y necesitaban a Brad y Angelina.

El rodaje se retomó a principios de marzo. Jennifer Aniston pidió el divorcio a finales de marzo. y Brangelina dio comienzo… de verdad.

Una de las cosas que siempre me ha sorprendido mucho es el deterioro de ambos, justo después de empezar la relación. Los dos actores más guapos del mundo envejecían a pasos agigantados, sobre todo ella, que vio como su belleza perfecta se desvanecía en menos de cinco años. Pasó de ser una mujer bellísima y sexy a parecer envejecida, agria y triste.

 

 

 

 

 

La verdad es que me quedé horrorizada cuando vi la película By The Sea, la segunda película que rodaron juntos, diez años después de conocerse. Era la típica película denominada muy europea, aburridísima y lenta, para demostrar su exquisito gusto, un gusto por encima del de los demás mortales, que no tenemos ni idea de nada. Una producción que no tenía mucho sentido, más que para satisfacer el ego de Brangelina.

No hay que juzgar a un actor por un papel, pero no pude evitar pensar que los dos estaban reflejando sus propias frustraciones en las escenas en las que había discusiones. La química entre ambos, explosiva en Sr y Sra Smith, brillaba ahora por su ausencia. La escena de sexo, supuestamente intensa, no podía ser más ridícula. Hacía años que no me reía viendo una escena de cama desde el polvo en la piscina de Showgirls.

Me quedó claro que las cosas estaban peor de lo que imaginaba el día del estreno mundial de By The Sea. El lenguaje corporal de una pareja lo dice todo. Ese día cantaba por soleares que Angelina estaba más que harta de su marido, aunque él intentara disimular. No hay más que observar la tensión de ella, su rigidez y su frialdad.

 

 

Al final, resulta que las cosas no eran tan perfectas como parecían. Después de la separación, Brad admitió que nunca había sabido valorar a Angelina y que era adicto al alcohol. No era capaz de aguantar un solo día sin beber. El que dijo hace años que era súper feliz con Angelina y que cuando estaba casado con Jennifer no hacía más que estar tirado en el sofá, fumando porros.

¡Menudo final para una historia de amor tan increíble!

3 Comments
  1. Demasiado perfecto para ser verdad, lo decía siempre que salían con su numerosa familia.
    Es imposible mantener una familia y estar felices las 24 horas del día.
    Se veía venir.

  2. Comentaba hace unos meses con mi marido ,-tremendo admirador de ambos-, el deterioro físico tan evidente de ambos!. Tal cómo lo mencionas aquí, Angelina en algún momento se marchitó, y lo de mutilar su cuerpo para evitar un cáncer, pues bueno…no es el tema de este artículo, pero siento que hay muchas formas de evitar las enfermedades si realmente abrazas la vida desde la salud, en fin. Tomo palco con estos dos, de todas maneras tienen que haber sucedido muchas cosas para que ella tomara esta decisión tan abrupta mente.

  3. Yo creo que veremos a Angelina Jolie más involucrada en politica. Quizá Brad Pitt no estaba tan emocionada con la idea, o quizá el actor no le sumaba puntos para su carrera diplomatica. Angelina tiene un mentor politico (Arminka Helic) y buenos abogados, asi que no me sorprenderia ver una campaña sucia contra Brad. Pero por el bien de sus hijos, espero equivocarme y que tengan un divorcio amigable.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *