Cómo Maquillarse Para Salir de Noche

Cómo Maquillarse Para Salir de Noche



Suelo maquillarme siempre de la misma manera. Lo que busco con el maquillaje es estar más guapa, sin más, y no creo que tengamos posibilidades ilimitadas para ello. Me explico: es imposible que nos queden bien todos los colores de labiales y sombras de ojos, por eso prefiero comprar poco maquillaje, pero muy bueno, en lugar de hacerme con una gran colección de productos que luego, a largo plazo, no me van a servir de mucho. Prefiero ser un poco más práctica.

A la hora de arreglarme para salir de noche, mis esfuerzos se centran más en preparar bien la piel para que esté bonita y radiante, lo que considero que es el punto más importante de la belleza. El maquillaje más espectacular del mundo no va a servir de mucho si tenemos bolsas, acné, o la piel apagada y con mal aspecto en general. El maquillaje disimula, pero los problemas de cutis saben salir a la superficie. Así que mejor no depositar nuestras esperanzas en muchos productos de maquillaje.

 

 

Os explico cómo lo hago yo para salir de noche. Normalmente, me gusta llevar los ojos perfilados de negro o de violeta oscuro, con la línea del agua difuminada hacia abajo. Resalta el color del ojo y no es demasiado exagerado. Si tengo que llevar sombra, elijo sombras cremosas y de colores intensos, ya que por la noche, y especialmente en verano, está permitido. En cuanto a los labios, depende del día. Suelo optar por perfilarlos un poquito por fuera usando un lápiz natural. Para ello, utilizo un perfilador de Charlotte Tilbury del mismo tono que mi labio. Así se consigue el efecto de boca más gruesa. Pero en otras ocasiones, me gusta utilizar brillos con color de calidad, variando entre el rosa claro o el frambuesa.

Antes de salir, los pequeños defectos del rostro tienen que estar corregidos para que nos olvidemos de nuestro maquillaje durante unas horas. Lo más importante en mi caso es tapar las ojeras y las imperfecciones, y tener los labios bien hidratados; todo lo demás se puede siempre retocar a lo largo de la noche, pero sin exagerar. El retoque hace que sin darnos cuenta vayamos añadiendo capas y capas de maquillaje, y si estamos en una discoteca o local, no tenemos la luz adecuada para controlar cómo se ve el resultado.

 

 

La norma principal a la hora de arreglarse para salir de noche es no caer en la manía de maquillarnos o peinarnos de una forma que no es nuestro estilo, solo por la necesidad de tener un aspecto más sofisticado. Esto pasa también en las bodas. Salir de noche no quiere decir dejar de ser una misma. Si no nos van los labios rojos, ¿para qué pintarnos los labios de rojo? Tenemos que ir guapas, no disfrazadas de algo que no somos. Pero esto, aunque parezca increíble, es muy, muy frecuente, ya que tenemos la creencia de que debemos arreglarnos de forma distinta o excepcional para salir… y no.

En mi caso, la única diferencia en mi maquillaje nocturno es que me permito resaltar un poco más el negro del maquillaje de ojos, y puedo permitirme abusar un poquito del iluminador dorado, dos cosas que durante el día no pegan mucho por razones obvias. Poco más.

 

 

Para preparar la piel y mantenerla hidratada y con buen aspecto utilizo una pre-base de Kevyn Aucoin, The Primed Skin Developer. Es muy cara -cuesta 70 euros de nada-, pero aparte de durar mucho tiempo, es un producto todoterreno, ¡lo hace todo! Además de lograr un efecto buen cara inmediato, deja el rostro totalmente nutrido y preparado para el maquillaje. Creo que éste es el cosmético más imprescindible para mí en las noches de verano o cuando salgo más a menudo.

Una pre-base de buena calidad es muy importante para los looks nocturnos. Si es buena, te permite prescindir de la base, lo cual siempre ayuda a evitar el efecto acartonado que se suele ver tan a menudo. Otro error típico a la hora de salir es darse base como si no hubiera un mañana, cuando la luz favorecedora de los locales nos permite el lujo de poder olvidarnos de ella. Os recomiendo mi favorita, Magic Foundation de Charlotte Tilbury, el equilibrio perfecto entre cobertura y cero sensación de pesadez.

 

 

Repito: si el maquillaje es bueno, no hace falta ir retocando mucho. Lo mismo sucede con los polvos. A no ser que tengamos la piel extremadamente grasa y sea necesario controlar los brillos, con un par de pasadas de polvo fijador e iluminador -cuanto más ligero, mejor- ya estaremos listas. Yo utilizo la famosa paleta de polvos iluminadores Ambient Lightning de Hourglass, pero admito que su precio desorbitado de más de ochenta euros es excesivo, a pesar del buen resultado que ofrece. Pero cuidado con los polvos. A veces, empeoran el maquillaje, en lugar de resaltarlo.

Los bálsamos limpiadores, jabones y demás productos de mi rutina facial no me gustan justo antes de salir de noche. La piel siempre tiene que estar limpia antes del maquillaje, pero tampoco hace falta que sea justo antes del maquillaje. Recomiendo usar un poco de agua micelar o la esponja Konjac, que estimula la circulación del rostro y deja la piel saludable y con buen aspecto. Pero todo lo demás está descartado.  Cuando he limpiado el rostro en exceso antes de salir he visto luego que el maquillaje y todo lo demás no quedaba igual de bien. ¡A pasarlo bien!


One Comment
  1. Tu truco de moño bajo para crear ondas suaves es perfecto!!!! Esta tarde/noche tengo un evento importante y esta mañana cuando me he lavado mi cabello he puesto en practica este truco y me ja quedado ideal!! Creo q dormire con el cabello recogido asi a partir de ahora ???

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *