Glow Up o Cómo Brillar y Ponerse Más Guapa

Glow Up o Cómo Brillar y Ponerse Más Guapa

Cualquiera que lea blogs, foros o webs de habla inglesa ha escuchado la expresión glow up alguna vez.

Aunque la traducción es brillar de manera intensa, se utiliza para hablar de una transformación física a mejor. Consiste en pasar de capullo a mariposa, de cardo a diosa, o simplemente, de persona del montón a alguien atractivo. Se aplica a la gente corriente, hombres y mujeres. Muy a menudo, también a los famosos. El nivel de glowismo depende de las circunstancias, del dinero, de la materia prima y de la voluntad. Hay glow up espectaculares y otros más normales.

También los hay naturales. Por ejemplo, el patito feo del instituto que pasa a ser una chica preciosa cuando pega el estirón y le quitan el aparato dental. Es el caso de casi todas las supermodelos

Un glow up estándar consiste en perder peso, hacer algún cambio en el cabello, aprender a maquillarse y vestir mejor. El proceso siempre implica dejar atrás todo lo que entorpece a la hora de empezar a brillar.

Por ejemplo, un glow up muy evidente es el de la protagonista de Mi Gran Boda Griega. Tampoco es que pasara de repente a parecerse a Monica Bellucci, pero llevó a cabo una transformación muy positiva. Dejó de vestir con ropas anchas, se quitó las gafas, aprendió a ponerse colorete y máscara de pestañas y empezó a relacionarse con los demás.

Si leéis un poco sobre el glow up veréis que no solo se trata del físico, sino también de la actitud. Al igual que la chica de Mi Gran Boda Griega dejó de esconderse del mundo, un buen glow up implica un cambio en el comportamiento. Es un cambio a mejor en todos los departamentos que fallan. Porque no importa lo mayorcitos que seamos, siempre tenemos areas de nuestro carácter que tenemos que mejorar. Y no lo hacemos.

glow up significado

Acabar con esos detalles feos de nuestra forma de ser puede marcar la diferencia con lo que transmitimos. No hay que desperdiciar la oportunidad. Puede ser desde sonreír más hasta dejar de meterse con la gente conocida en las redes sociales. Esto último parecerá una tontería, pero no lo es. Pasaos por la cuenta de Instagram de cualquier famosa española y alucinad con las borderías que le sueltan. Los comentarios los hacen mujeres que en el fondo ni se dan cuenta de lo que dicen ni de lo crueles que son. Dicen cosas innecesarias y que no vienen a cuento por envidia y aburrimiento.

Un glow up básico puede consistir en:

-Beber más agua.

-Comer mejor, aumentando la ingesta de ensaladas, frutas, verduras, zumos verdes, proteína vegetal…

-Llevar siempre las uñas y el cabello arreglados.

-Comprar el perfume adecuado.

-Tener los dientes más blancos.

-Aprender a resaltar los ojos o los labios con maquillaje.

-Encontrar un atuendo cómodo pero muy favorecedor que sirva para el día a día.

Tener la piel más bonita. Si ya os acercáis a los treinta, un suplemento de colágeno de calidad será un buen compi para vuestro glow up.

Cada vez que he leído algo sobre un glow up me ha sorprendido ver que siempre, siempre, siempre habla de una buena limpieza de armario. Yo me he librado de tener ese problema porque aparte de ser muy de básicos, me aburre comprar ropa. Nunca acumulo cosas innecesarias y siempre me pongo todo lo que tengo.

Es increíble la cantidad de prendas inútiles que las mujeres compran, cosas que no se pondrán nunca, que no les favorecen nada o que no van a tener ocasión de lucir porque no pegan con ellas.

Siempre me acuerdo de la época en la que estuve viviendo en Ibiza; coincidió con el boom de los vestidos bandage. Parecía que no eras una mujer completa si no tenías uno o dos vestidos bandage de los que vendían en las tiendas de la isla y que no eran nada baratos. Conozco chicas que ganaron mucho dinero importando vestidos baratos que luego vendían a 150 euros la unidad. La razón era que la demanda era inmensa. Era una pena ver a chicas súper jóvenes y con estilo propio caer con esos vestidos que, en el fondo, se notaba que no les convencían del todo. Y los compraron porque todo el mundo los llevaba. Nada más.

Hubiera sido mejor comprar un pantalón corto vaquero y una camiseta blanca, porque a ver qué van a hacer con todos estos vestidos, ahora que esa moda horrorosa ha quedado atrás.

El negro es el color estrella por la elegancia que transmite y por lo bien que pega con todo. Pero el beige anda muy a la par, ya que es un tono suave, limpio y que da sensación de riqueza.

Otros detalles importantes de un buen glow up son tener una actitud relajada, alejarse de los dramas gratuitos, mantener siempre una actitud positiva y esperar cosas buenas de la vida y los demás. Merece la pena intentarlo 😉

3 Comments
  1. Qué post tan interesante! Yo quiero empezar con mi glow up pronto.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *