Cindy Crawford: Sus Trucos de Belleza

Cindy Crawford: Sus Trucos de Belleza

Me encantan las supermodelos de los 90: Naomi Campbell, Claudia Schiffer, Helena Christensen, Karen Mulder… y Cindy Crawford. ¿A quién no le fascinaban esas mujeres de rostros perfectos y piernas larguísimas? Parecían diosas. Una de ellas, Linda Evangelista, pronunció la famosa frase yo no me levanto de la cama por menos de 10.000 dólares.

¿Por qué no? Se lo merecían. Esas chicas marcaron un antes y un después en la industria de la moda.

El canon de belleza de las pasarelas ahora es completamente distinto. Buscando una apariencia de normalidad, la industria se ha decantado por modelos anónimas y delgadas. De rostros bonitos, pero sencillos. Modelos que no destacan en exceso, y que no llaman demasiado la atención. Incluso Victoria’s Secret ha terminado sucumbiendo. Sus desfiles son cada vez más aburridos, con chicas insulsas que no tienen nada especial.

 

 

Cindy Crawford es una de mis supermodelos favoritas. Nacida en Illinois, fue descubierta por un cazatalentos a los 16 años. Llegó a Nueva York en 1988. Solo siete años después, en 1995, ya era la modelo mejor pagada del planeta, con unos ingresos anuales de 6 millones de dólares. La segunda en el ranking, cómo no, era Claudia Schiffer.

Su lunar me fascinaba. Me imagino la cantidad de mujeres que intentaron pintarse uno en los 90 con lápiz marrón, con esperpéntico resultado.

 

 

Yo era una niña cuando se divorció de Richard Gere. Sin tener ni idea de hombres, me parecía la pareja más atractiva que había visto en la vida. Ahora tenemos que conformarnos con Gigi Hadid y Zayn Malik como parejaza del siglo. Cómo han cambiado las cosas.

Lo cierto es que siempre me dio la sensación de que Cindy Crawford veía esa historia con mucha frialdad, ya que nunca volvió a hablar de su ex marido.

Pero hace poco, Cindy contó que su etapa al lado de Richard Gere fue una de las más interesantes de su vida, y que gracias a él aprendió a tener personalidad. “Yo era una chica del Medio Oeste, todo me parecía bien y decía siempre que sí para ser amable. Gracias a Richard me di cuenta de lo importante que es decir no. Con amabilidad, pero siendo firme”.

 

Cindy Crawford Richard Gere

 

¿Os suenan sus famosos vídeos de aerobic? En los 90, Cindy sacó un VHS de una hora y media con una serie de ejercicios para conseguir un cuerpo tonificado. Os recomiendo que veáis el video entero: es impecable. Creo que no hay otro vídeo de fitness más completo. Ni siquiera ahora, con toda esa moda por las pesas y los músculos que domina Instagram.

De hecho, yo no hago ni caso de esas expertas de las redes sociales. No porque no crea en su trabajo, sino porque los resultados que muestran no me gustan. Están demasiado musculosas, rectas, con los vientres marcadísimos de abdominales. Eso no es lo que yo quiero. Prefiero mi método, que es parecido al que se ve en el video de Cindy Crawford.

Como podéis ver, la top tenía una figura perfecta. Estaba delgada, saludable, con curvas, y el vientre plano. 

 

 

Del anuncio de Pepsi Light de 1992 no hace falta ni hablar. Se hizo famoso para los restos. Veinticinco años después, la gente lo sigue buscando en Google. Es difícil que haya otro spot tan efectivo. Resulta curioso, debido a su relativa simpleza. Salía una chica preciosa bebiendo una lata de Pepsi. Nada más.

Sin necesidad de focos especiales, toneladas de maquillaje o un estilismo espectacular, Cindy Crawford simbolizaba la belleza pura. Al natural y sin necesidad de tonterías. El pelo revuelto, una camiseta blanca y unos shorts tejanos. Punto. Parece una tontería, pero ese look es uno de mis referentes.

 

 

Curiosamente, Cindy Crawford no se cuidó mucho en la juventud. Su madre nunca se maquillaba, y la hija aprendió el hábito. O la ausencia de él, más bien. En uno de sus primeros trabajos, el fotógrafo avisó de que todas las modelos tenían que venir ya maquilladas de casa. Cindy compró un tubo de rímel y una base y se dio cuenta de que no tenía ni idea de lo que debía hacer con eso. Las otras modelos de la sesión eran Iman y Diane DeWitt, que llegaron perfectamente arregladas, como si hubieran pasado por las manos de un maquillador profesional.

Cindy aprendió la lección. A partir de ese día empezó a fijarse en los trucos que utilizaban los peluqueros y maquilladores.

 

 

Ahora Cindy Crawford tiene casi 50 años y está guapísima. Ha envejecido, como es normal. No en vano han pasado veinticinco años de su época dorada. Es una mujer, no Benjamin Button. Pero quien tuvo, retuvo. Eso es evidente. Y lo mejor de todo, su hija Kaia va camino de seguir sus pasos en la moda. Con solo dieciséis años, ya ha desfilado para los diseñadores más importantes. Eso sí: espero que no llegue el día en que Cindy Crawford sea conocida solo como la madre de Kaia Gerber. Por favor. Eso no.

Pero sí, la niña tiene algo. Ha heredado la buena genética de su madre, y el aura de top model, con la que se nace. Eso no lo compra el dinero. O lo tienes, o no lo tienes.

 

 

Cindy Crawford ha publicado un libro, Becoming en el que muestra fotografías inéditas de su carrera. También cuenta algunos detalles de su vida íntima, así como sus experiencias en el mundo de la moda. Me ha parecido buena idea compartir con vosotras algunos de los trucos de belleza que Cindy ha revelado en él, porque son muy interesantes. Tomad nota.

-No depilar demasiado las cejas: un error que cometen muchas mujeres cuando son adolescentes. Es el consejo que más le repite a su hija, Kaia. Si las depilas en exceso, luego el pelo no vuelve a crecer. Cindy siempre ha sido famosa por sus cejas pobladas. El truco que utiliza ahora es pintarlas pelo a pelo con un rotulador.

-Utilizar un acondicionador sin aclarado durante el ejercicio: a Cindy le gusta aprovechar las horas que pasa en el gimnasio para cuidar otros detalles de su belleza. Por eso, utiliza un acondicionador prelavado y lo deja actuar mientras hace deporte.

-Dormir con un moño suave: éste me ha hecho gracia porque es uno de mis trucos favoritos. Antes de meterse en la cama, Cindy se recoge el pelo en un moño bajo y poco apretado. Es su secreto para mantener el cabello suave y con ondas naturales. Es importante que sea un moño y no una coleta. Con una coleta, el efecto es el contrario al deseado.

-No descuidar el cuello: esto lo repiten mucho las mujeres de la edad de Cindy. Supongo que porque el cuello es una de las zonas más difíciles de tratar cuando los años empiezan a hacer estragos. Creo que deberíamos hacerles caso. Solo hay que bajar la barbilla, intentando tocar el cuello, haciendo 10 repeticiones.

 

 

-Exfoliar el cuerpo con un cepillo seco: sirve para eliminar las células muertas, estimular la circulación y reducir la celulitis. Hay que hacerlo antes de la ducha.

-Sauna y vapor 20 minutos semanales: por consejo de su homeópata, Cindy Crawford instaló su propia sauna y baño turco en casa. Es una manera estupenda de desintoxicar el organismo y facilitar el sueño.

-Es fiel a sus productos favoritos: no le gusta hacer experimentos. Siempre repite con los cosméticos que le han ido bien. Algunos de ellos son el champú de Oribe para cabellos teñidos, la mascarilla de jazmín de Lush, y el aceite corporal de Neutrogena.

 

¿Qué opináis de la top model más espectacular de la década de los 90?

4 Comments
  1. Maravillosa Cindy. Que guapa, sexy y cuerpo divino.
    Versace dijo de ella que era la supermodelo de los 90 más bella al natural y sin gota de maquillaje.
    Si podéis, mirad sus editoriales con Helmut Newton, absolutamente increible.
    Me ha encantado el post!!!!

  2. Buenas Daiquiri <3
    Arriba dices que al igual que Cindy, tú también te haces un moño bajo (y suave) para dormir… debo de ser muy patata jajaja pero a mí siempre se me queda la marca de la goma, y cuando lo dejo más flojo, me levanto con el pelo que parece un nido de pájaros… ¿¿Te importaría decirme exactamente cómo lo haces, porfi plis??
    Lo que yo uso mientras hago ejercicio es mascarilla, no acondicionador, y me lo enrollo o en un moño apretado o bien hago una trenza. Realmente, ¿Qué diferencia hay entre acondicionador y mascarilla hidratante?
    Y sobre la exfoliación del cuerpo me llama la atención que especificas que hay que hacerlo antes de la ducha. Yo justamente lo hago una vez estoy dentro y enjabonada, porque así con el propio jabón, además de eliminar células muertas y demás limpio bien la dermis. Uso un guante de crin.

  3. He seguido todos sus videos de gim pero me encantaria que sacara uno ahora a su edad

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *