Linda Evangelista es la Jefa

Linda Evangelista es la Jefa

Me da vergüenza admitir que Linda Evangelista era la top de los 90 que menos me gustaba. Está claro que no tenía ni idea de mujeres, ni de belleza, ni de nada.

Bien, he cambiado de idea: Linda Evangelista es absolutamente espectacular. No solo eso, sino que es una mujer muy, muy interesante; por ejemplo, fue la primera famosa en reconocer públicamente que se había puesto bótox. Y aunque antes no le veía la gracia a ese estilo camaleónico que todo el mundo alababa, ahora me doy cuenta de que solo una gran modelo puede mantener una belleza impecable con todos los colores de cabello que existen en la gama de tintes.

La evolución de su estilo y de su manera de ver la imagen es sensacional. Me ha encantado leer sobre sus trucos de belleza y conocer cuáles fueron los errores estéticos que cometió durante la juventud.

Linda Evangelista Altura Medidas
Linda Evangelista Hijo

Linda Evangelista nació en Canadá en 1965. A los 16 años participó en un concurso de belleza, Miss Teen Niagara. Un cazatalentos de la agencia Elite que estaba por allí, no se sabe muy bien para hacer qué, se fijó en ella y le ofreció ser modelo. El primer trabajo de Linda fue trampa común en la época: la contrataron para un trabajo fotográfico en Japón y luego resultó ser una sesión de fotos completamente desnuda. La joven aspirante a modelo tuvo que llamar a la embajada de Canadá para que le pagaran el billete de vuelta a casa y poder salir de allí.

La experiencia hizo que no quisiera saber nada de la moda durante una buena temporada hasta que su madre la convenció para que volviera a intentarlo.

Su carrera siempre fue hacia lo mediocre hasta que en 1988 un fotógrafo le sugirió que se cortara el pelo a lo chico. Su agencia se enfadó mucho y Linda perdió 16 de los 20 desfiles que tenía cerrados para la temporada. Todo el mundo estaba en shock, menos Linda, que intuía que ese era el cambio que necesitaba para disparar su carrera.

Linda Evangelista Joven Daiquiri Girl Blog
Linda Evangelista Pelo Corto

Lo demás ya lo sabemos. 600 portadas. La famosa frase no me levanto de la cama por menos de diez mil dólares, que dicen que marcó el fin de la era de las supermodelos. Fue Linda la que se compró una Game Boy para matar el tiempo en el backstage. Y fue ella la mujer que bautizó el rubio Marilyn como champagne beige.

Linda Evangelista llegó a cambiar de color diecisiete veces en cinco años. Se mantenía inaccesible, como todas las modelos cotizadas de la época, pero sabía ser simpática, ocurrente e irónica. Nunca dejó de trabajar, ni siquiera cuando empezó a cumplir años, y superó la barrera de los 30, el momento en el que el teléfono de una modelo deja de sonar.

Tiene que ser duro para las supermodelos de los 90 ver cómo esa belleza tan increíble va difuminándose. Parece evidente que algunas, como Cindy Crawford, no lleva muy bien la crueldad del paso del tiempo: sus fotos de Instagram transmiten inseguridad, con la mayoría utilizando el pelo y las manos para taparse la cara. Además de no parar de subir fotos de su glorioso pasado. En cambio, Linda Evangelista transmite que el envejecimiento le da lo mismo.

Linda Evangelista Hoy

Linda ha dicho que las arrugas no le preocupan en absoluto. Se olvidó de ellas por completo cuando su gran amigo, el maquillador Kevyn Aucoin, murió antes de cumplir los 40. Kevyn estaba obsesionado con la juventud y, según Linda, sentía terror ante la idea de tener arrugas. «Al final, murió joven y es triste que nunca llegara a tener esas arrugas que tanto le preocupaban. Yo quiero ver a mis nietos y a mis bisnietos, y quiero tenerlas. Las únicas que no me gustan son las que son muy profundas. Me pongo bótox en el entrecejo y se acabó».

El peor error estético de su vida fue usar litros de aceite de bebé para broncearse cuando era joven. Y la lección más importante: usar mucho maquillaje envejece. La razón es que el exceso de artículos marca todos los ángulos duros del rostro. «Lo veo en las sesiones de fotos. Cuando me fijo en la cantidad de productos que quieren utilizar, pienso Dios mío, para qué«.

Linda Evangelista Antes

Es imposible no disfrutar leyendo acerca de su batalla legal contra Henri Pinault, el padre de su hijo y actual marido de Salma Hayek. Linda fue madre soltera en 2006 y aunque al principio decidió arreglárselas por su cuenta, cambió de idea cuando vio el impresionante tren de vida del que disfutaba Valentina, la hija de Salma y Pinault que nació once meses después que su hijo.

Un día, Linda decidió que ya era suficiente, sacó del armario su mejor modelo de ir a por todas, se colocó las gafas de sol y fue al juzgado a exigir una pensión de 35.000 euros mensuales. Pedía esa manutención tan elevada para cubrir los gastos de chófer, guardaespaldas y la niñera. Cuando el juez le preguntó para qué necesitaba una canguro una mujer como ella, la modelo respondió: «Si trabajo, una sesión puede durar 16 horas. Si no trabajo, necesito ir al gimnasio y hacerme tratamientos de belleza. Tengo que mantener mi físico, como un atleta».

Al final Linda se salió con la suya y consiguió la cantidad que quería.

Linda Evangelista Henri Pinault Salma Hayek

Seguro que esa cantidad le sirve para pagar al entrenador personal que viene a su casa cada mañana para hacerle una sesión personalizada de estiramientos. Son solo cinco minutos diarios, pero Linda dice que es el mejor tratamiento de belleza del mundo.

5 Comments
  1. es mi favorita. por cierto genial el post sobre cindy, no lo habia leido

  2. Majestuosa top model. A mi sus rasgos siempre me encantaron, especiales, marcados, diferentes, impactantes, mucho más allá de la belleza clásica, dulce o tipica.
    Hay unas fotos de Peter Lindbergh en los 90s, cuando le estaban cortando el pelo, ella lloraba y no sabía que ese cambio de imagen sería un punto y aparte en su carrera, y de ahí a la cima.
    Que mujer puede llevar los cortos que llevó Linda y seguir sobresaliendo y que te quedes embobada mirando sus fotos, editos, rostro…? Muy pocas, solo las elegidas.
    Soy fan de aquella época y de esas diosas espectaculares e irrepetibles, nunca saldrá una generación asi, fueron de otra galaxia.

  3. Por cierto Daiquiri, redescubrir a top models es algo habitual, a mi me ha pasado con Claudia Schiffer, que nunca fue mi favorita pero revisionando su carrera podía ser cualquier personaje, cualquier mujer, en cada edito de moda, quizá es la modelo más completa de la historia, y también me pasa ultimamente con Kate Moss, sobre todo viendo sus fotos entre 1991 y 1997.

  4. Yo, que en breve me caen 40 tacos, crecí admirando a las tops de los 90. Cada una me gustaba por un aspecto, y Linda me fascinaba. Eso sí, mi favorita fue y será Stephanie Seymour, que será de ella?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *