La Rutina de Claudia Schiffer

La Rutina de Claudia Schiffer

Vamos a hablar de la rutina de Claudia Schiffer, una de las supermodelos más importantes de la historia.

Hay otras tops de los 90 que me gustan más, pero Claudia es mucha Claudia. La frase «ésta se cree que es Claudia Schiffer» pasará a la posteridad.

No sé que puedo decir de ella que no se haya dicho ya. Un cazatalentos la vio en una discoteca de Düsseldorf y le dijo «deberías ser modelo». Aunque parezca increíble, ella pensó que estaba de broma. Incluso cuando vio que la cosa iba en serio y que una agencia le ofreció un contrato de un año en París, estaba segura de que en cualquier momento alguien se acercaría, diría un momento, ésta qué hace aquí y la mandarían para casa.

El complejo se debe a su altura. La alemana dio el estirón a los 12 años, pasando a medir 1’80 de la noche a la mañana mientras sus amigos del colegio se quedaban igual. Sus compañeros empezaron a verla como un bicho raro y Claudia aprendió naturalmente a aislarse y quedarse a un lado para no llamar la atención. Se ganó fama de borde en sus primeros años como modelo porque no sabía de qué hablar con la gente y prefería mantenerse a un lado mientras los demás socializaban. Como tenía tendencia a ponerse colorada a la mínima, los maquilladores tenían que ponerle mucha base en los desfiles.

Empezó a soltarse cuando fue seleccionada para un desfile de Chanel. Las otras modelos le parecieron tan agresivas caminando que le dijo a Karl Lagerfield que no iba a poder hacerlo. El consejo del diseñador fue: «No tienes que hacer nada. Camina como lo haces cuando vas por la calle. Haz lo que quieras, sé lo que quieras. No te preocupes».

Aunque siempre ha sido bellísima, su cara perdió bastante espectacularidad a lo largo de la veintena. La angulosidad que se supone que aparece a partir de cierta edad, en su caso llegó antes y más deprisa. Puede que fuera por la pérdida de peso. Ha reconocido haber pasado toda la juventud muy preocupada por la báscula: no se relajó con la comida hasta que no se quedó embarazada por primera vez.

Claudia Schiffer Modelo
Claudia Schiffer Altura
Claudia Schiffer Antes y Ahora
Claudia Schiffer Medidas

Aquí se ve un poco mejor lo que quiero decir, espero. Entre una foto y otra hay cinco años de diferencia.

Top Model

Me gusta lo que ha contado de su rutina actual porque es de las pocas famosas que ha hablado del tinte de pelo que utiliza. Y no solo eso, sino que ha compartido el número exacto que utiliza: 10.1 de Schwarzkopf. Parece que es bueno porque todos los periodistas que la han entrevistado coinciden en lo brillante y luminoso que tiene el cabello, incluso desde lejos.

De hecho, parece que su gran obsesión es el pelo y encontrar la mejor manera de cuidarlo. Le encantan los cepillos de lujo y los dispositivos para hacer ondas grandes y suaves y dice que en cuanto puede se aplica mascarilla o aceite para hidratarlo. Puede que sea una consecuencia de sus años como top model, cuando estaba obligada por contrato a mantenerlo con buen aspecto y a no contárselo nunca.

Ahora, le gusta mucho resaltar la belleza natural de la piel y no usar muchos productos de maquillaje. Se nota que tiene buen cutis y cuando viaja, solo utiliza eye-liner e iluminador para tener buen aspecto. Como toque de salud extra, le gusta aplicar sombra de ojos de color marrón claro en los párpados y en lo alto de los pómulos: es un truco que aprendió de los maquilladores que trabajan con ella cuando era una supermodelo y sirve para dar un tono sun-kissed (besada por el sol) a las mujeres rubias y de piel muy clara. «Parece que vengo de vacaciones cada vez que lo hago», dice.

Siempre lleva las uñas de las manos y de los pies pintadas de rojo. Si os fijáis en sus fotos, veréis que es cierto.

Modelo años 90

Uno de los mejores trucos que Claudia Schiffer aprendió como supermodelo es todo lo contrario a la norma número uno del maquillaje: irse a la cama con la cara limpia. Lo que a ella le gusta es precisamente no retirar el maquillaje de los ojos antes de dormir. Lo hace tener un efecto borroso y sexy en la mirada al día siguiente. Lo descubrió en los 90, cuando le hicieron las fotos de sus famosas campañas para Guess. El maquillador le pedía que se quitara las pestañas postizas pero que se dejara la sombra puesta antes de irse a dormir porque al día siguiente la pintura de los ojos quedaría todavía mejor. «Parece de locos, pero tenía razón».

Me suena que Michael Kors recomienda algo parecido.

Atención: Claudia Schiffer ha dicho que tienen un chat de WhatsApp de supermodelos: Cindy, Naomi, Helena, Christy y todas las demás están metidas allí. Pagaría por saber de qué hablan.

4 Comments
  1. Como me encantan estos posts de las grandes tops de la historia. Claudia nunca fue mi favorita pero es indiscutible que fue y será un icono y según muchos entendidos la top model más completa de todos los tiempos.
    En la primera foto con ese maquillaje tan Bardot es de su etapa Guess en los primeros 90s donde las campañas con ella y otras grandes eran espectaculares, que guapas y sexys… increibles.
    Actualmente me parece una mujer con estilo y clase, lleve lo que lleve, nunca me había fijado bien en lo de sus uñas de rojo!

  2. a mi también me encantan estos post de top models, ¿hay de Cindy Crawford? gracias1

  3. Era la top favorita de mi mejor amiga, ingenuamente cuando salíamos de noche jugñabamos a ser Cindy y Claudia en nuestras juveniles fantasías, vaya morro!
    Lo que más adoro de esta época además de ser un momento inédito de super modelos, es que entre ellas pese a que en un principio no hicieran tan buenas mígas, terminaron siendo una especie de «Avengers», un grupo que generacionalmente marcó una época dorada de la belleza y que muy dificilmente veremos repetir.
    No sabían caminar en un principio , y pese a eso , ahora las observamos y se movían como panteras en su selva, todas tenían facciones distintas, cabellos distintos, colores distintos de piel.
    Y ahora incluso en VS donde quisieron emular el poderío femenino con ese tipo de belleza, las chicas son iguales, de distintos colores, pero iguales…que extraño.

    Si Claudia hubiese conocido los suplementos que existen ahora, seguro hubiese conservado mejor los volúmenes del rostro. De todas maneras mantiene una elegancia e ingenuidad muy de ella, aún mantengo frescas las imágenes junto al mago Coperfield, que tiempos aquellos!.

  4. En mi opinión la cagó limándose los dientes delanteros. Le daba un encanto muy juvenil a su sonrisa. Ese tipo de detalles quitan años.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *