Así es Como mi Amiga Empezó a Vivir su Best Life

Así es Como mi Amiga Empezó a Vivir su Best Life

¿Qué pasa cuando vivimos de miedo y no nos damos cuenta?

La expresión living the best life empieza a devaluarse un poco; parece que es un término asociado a sugar babies de Instagram.

A mí me encanta esa frase. Yo lo resumo en ser feliz, vivir el momento y disfrutar del presente sabiendo que un día, dentro de mucho tiempo, miraremos atrás y echaremos de menos esa época de nuestra vida. Incluso tenemos ejemplos renacentistas de lo que era vivir la best life.

Hace un tiempo me di cuenta de que una amiga mía estaba echando su vida a perder por culpa de un tiparraco. Era una relación tóxica que no iba a ningún lado, o mejor dicho, la que no iba a ningún lado era ella, porque seguía aferrada a una historia que no tenía futuro. Estaba clarísimo y los años que llevaba desperdiciados esperando un cambio eran la prueba. Como yo sabía que ese tipo de situaciones son un bloqueo físico y emocional para la llegada de nuevos aires, empecé a buscar la manera de sacarla de ese lío.

Ella estaba en un buen momento profesional y su vida, desde fuera, era prácticamente ideal. Pero esa historia impedía que se diera cuenta de que estaba viviendo su best life.

Consejos para Sentirse Bien

Lo primero que tenía que hacer era «romper» con ese individuo. No puedes dejar a alguien que pasa de ti; eso es algo que hay que tener en cuenta. Quiero decir, no redactéis un correo electrónico a alguien cero interesado en vosotras. En este caso, se podía hacer una excepción porque era un tipo que no quería estar con ella, pero nunca la dejaba en paz. No quería la relación, pero nunca aguantaba demasiado tiempo sin ponerse en contacto con mi amiga. Su comportamiento demostraba posesión y otras emociones que, aunque fueran negativas, al menos probaban que no sentía indiferencia hacia ella.

¿Por qué no pasar de él y ya está? Porque lo de desaparecer haciéndose la digna y no escribirle nunca ya lo había hecho. Pero cuando haces eso y luego picas en cuarenta segundos en cuanto el señor en cuestión vuelve a aparecer, todos esos meses de dignidad no han servido para nada. Él sabe que has ido de farol.

Entonces, tenía que hacer algo que nunca había hecho: decirle que la historia se había acabado y que no volviera a ponerse en contacto con ella más. El correo se lo redacté yo -porque ella no iba a poder hacerlo objetivamente- y parece que funcionó, porque ese día presenciamos un show tremendo, con él enviando diez e-mails y veinte whatsapps seguidos. Estaba furioso y yo sabía por qué: el mensaje de despedida de mi amiga era duro, pero terminaba de forma condescendiente. «Te aprecio mucho, de verdad, y espero que un día podamos ser amigos y quedar para tomar algo». Buajajajaja.

La relación había dañado inmensamente su autoestima y yo sabía que parte del proceso para recuperarla pasaba por el físico. No importa lo que digan: las mujeres necesitamos vernos y sentirnos guapas cuando estamos pasando por un bache emocional. Mi amiga era inteligente, culta, divertida, generosa y buena persona. Lo único que necesitaba era mandar a paseo al tipejo ese y verse buenorra.

Aún así, hay que ir con cuidado con ese proceso. Es muy normal que a la gente se le vaya la pinza y que tome decisiones precipitadas como cortarse el pelo (cuando el pelo está perfectamente) o peor aún, meterse en el quirófano a lo señora de Beverly Hills recién divorciada. Esto es algo que está perfectamente explicado en este post.

Jennifer Aniston lo hizo muy bien, por ejemplo. Estoy segura de que en su momento se sintió cómo si un tren le hubiera pasado por encima. Fuentes cercanas a ella confirmaron que durante un tiempo se obsesionó con la belleza, gastando mucho dinero en tratamientos corporales y faciales, cosméticos, masajes… Aún así, siempre respetó su base natural y nunca cayó en según qué fallos. Como aumentarse los labios, quizá. Dicen que cuando hay terceras personas en una separación, a veces, la separada imita inconscientemente a la otra mujer.

Teniendo en cuenta que esa otra mujer era especialmente despampanante, Jennifer fue muy inteligente. Y dentro de lo mal que lo tuvo que pasar, esa etapa tuvo que ser una buena best life.

Jennifer Aniston Divorcio

Mi amiga pasó unos meses cuidándose por dentro y por fuera. No hizo una dieta restrictiva, sino que se aficionó a una alimentación limpia y nutritiva. La empujé a ser estricta con el colágeno, con la fibra, que tenía que tomar todos los días. La llevé prácticamente a rastras a que se pusiera extensiones de pestañas y le quité la idea de la cabeza de que el champú Russian Amber era solo para «momentos especiales». Tenía que sentir que todos los días especiales, incluso los que pasaba metida en casa sin hacer nada.

La diferencia empezó a llamar la atención de la gente que la rodeada, y eso que solo se trató de cuatro o cinco cambios; pocos, pero muy buenos. O más bien, mejoras. Otra de mis amigas me comentó que cada día que pasaba la veía más espectacular (creo que esa amiga sabía que eso tenía algo que ver conmigo).

¿Qué pasó con el tiparraco? Después de unos días, desapareció por completo. Eso tiene lógica porque lo normal es que la gente tenga un poco de dignidad. Es lo que le expliqué a mi amiga cuando le dio el bajón al ver que él no insistía.

Luego, con el tiempo, volvió a reaparecer, un e-mail aquí y otro allá. Yo le dije a mi amiga que no le bloqueara. Estoy a favor del bloqueo, pero no en un momento en el que hay que transmitir amable desinterés. El tipo empezó a flaquear y los mensajes fueron subiendo de tono cuando vio que mi amiga, aparentemente, seguía pasando de él y no respondía. Solo cuando se puso pesado de verdad, ella le pidió amablemente que la dejara en paz y entonces sí llegó el bloqueo. La estaba molestando y eso es intolerable.

Tengo que decir que mi amiga mandó el correo de despedida esperando, en el fondo, una reacción. Quería que él sintiera que la estaba perdiendo para que se diera cuenta de que la estaba perdiendo. Lo que pasó al final es que su recuperación fue tan positiva que cuando ese momento llegó, ella ya no estaba interesada en una persona que no sabía valorarla. Cuando la autoestima está ok, los hombres que no pueden darnos lo que merecemos pasan a ser 100% indeseables y repulsivos.

El proceso ha terminado con la aparición de un hombre que parece que lo haya pedido mediante el catálogo del universo, con gastos de envío express. Alguien tan perfecto que al principio mi amiga se puso suspicaz y pensó que alguien le estaba gastando una broma de esas de la cámara oculta. Tanto que hasta yo, que siempre creo en los finales felices, no daba crédito. ¿Hubiera aparecido hace un año, cuando mi amiga se ganó el apodo de la dolorosa de tanto que lloraba y sufría por el otro tipo? NO.

Ahora, mi amiga ve los últimos años de su vida como una época en la que efectivamente estaba viviendo su best life. No podía verlo ni disfrutarlo porque estaba en contacto diario con una persona que estaba entorpeciendo su capacidad para apreciar las cosas buenas de la vida.

No sé exactamente cómo terminar esta entrada. Supongo que no hace falta escribir ninguna conclusión, pero no tengo duda de que muchas chicas (y chicos) están en momentos fantásticos de su vida y no consiguen darse cuenta por culpa de personas que molestan.

12 Comments
  1. tu amiga tiene mucha suerte de tener a una amiga como tu
    me siento identificada con lo del champú Russian Amber jejeje

  2. «Cuando la autoestima está ok, los hombres que no pueden darnos lo que merecemos pasan a ser 100% indeseables y repulsivos». Madre mía, esta frase es para enmarcarla. Genial el post y me alegro una barbaridad por tu amiga. Ahora va a ser mil veces más feliz x cada momento de dolor que vivió con aquel tipo tóxico.

  3. Suerte que consiguió quitárselo de encima! Ese tipo de personas cuánto más lejos mejor 😌
    💛🕯✨

  4. Qué bien me habría venido leer este post hace unos años!!☺️☺️☺️☺️

  5. OJALA , Todas las mujeres tuviesemos una amiga como tu, que no vea a las demás mujeres como su enemiga… me encantan tus post, por fi daiquiri, hazte un post a cerca del LASER CO2 FACIAL, quisiera saber que tal es, yo me lo hago el próximo mes, tengo 42 años y cicatrices de acné, me gustaría saber la opinión de otras mujeres.. así que chicas please si alguna se lo ha hecho que me diga que tal, no quiero crearme falsas expectativas. saludos. y gracias gracias por esos ratitos que compartes con nosotras…lo del amable desinterés lo conozco desde hace mas de 20 años jajaja y si, a mi me funciono.

  6. Qué gran post! La frase que ha dicho Laura es muy top y lo de amable indiferencia no me puede encantar más!
    Tú y tu amiga sois muy inspiradoras y contagiosas! Gracias, chicas!! ❤

  7. Simplemente genial y de alta importancia todo lo leído, repito la frase escrita por arriba, !que gran amiga eres Daiquiri!, que alguien nos recuerde que aunque estemos siendo una «dolorosa» esto se convierta en un proceso de oruga a super mariposa pivón, es algo que ni siquiera los terapeutas te impulsa a realizar.

  8. Hace tiempo me di cuenta de eso mismo, si ves que no tiene remedio, y lo has intentado con ese «chico»… dale la patada. SIEMPRE vuelven! Pero ahí está tu fuerza, en mandarlos a paseo, y esperar alguien que te merezca, que se lo curre y que haga que valga la pena. Y que ese indeseable se lamente el resto de su vida por lo que perdió. No hay nada mas satisfactorio que dejar a alguien que se lo a merecido a pulso una y otra vez. Por que si no lo dejas tu, terminará dejándote él… y se te quedará la cara de tonta al ver todo lo que le has aguantado por nada a cambio. Lo he aconsejado a amigas con relaciones tóxicas y con cuernos de por medio, y al final aguantan y encima las dejan. Hay que ser listas y valientes y dar el paso a tiempo.

  9. PD: oye Daiquiri! no seria una buenisima idea que extendieras tu magia, y llegases a dar clases de como ser un pibón!? En plan, terapeuta particular como quien contrata un entrenador personal, pero para operación pibón! Estoy segura que no tendrías tiempo en el mundo de atender a tantas que nos apuntaríamos! jeje Besos

  10. Tengo que agradecerte que nos revelaras las bases de The Rules. Ha cambiado mi forma de ver las cosas y tengo más resultados positivos empleando menos energía y desgastándome menos. Gracias por abrirte con nosotras y compartir tus secretos.

  11. Muchas gracias Daiquiri! Como siempre, nos ayudas e inspiras ❤️ En cuanto a hombres, veo y hago las cosas muy diferentes gracias a ti. La idea de Tania es muy buena jejeje, lo que no darías abasto! Besos

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *