El Maquillaje de Entrevista con el Vampiro

El Maquillaje de Entrevista con el Vampiro

Es sorprendente el trabajo que hacen los maquilladores para transformar a actores increíblemente guapos en personajes repulsivos y decadentes. El maquillaje de Entrevista con el Vampiro es una obra de arte.

¿Cómo maquillar a un hombre para que parezca un vampiro? Es fácil pensar: maquillaje blanco, lentillas verdes y poco más; pero no. En Entrevista con el Vampiro hubo mucho más. Hubo prácticamente de todo, y todos los detalles se estudiaron para recrear cómo serían los ojos y los cutis de los vampiros si los vampiros existieran de verdad. Basta decir que Brad Pitt terminó tan harto del maquillaje que estuvo a punto de abandonar la producción. Decidió aguantar cuando se enteró de la penalización que tenía que pagar si se marchaba.

¿Cuál era el motivo de su irritación? Entre otras molestias, todos los actores tenían que estar colgados hacia abajo durante treinta minutos para que la sangre fuera hacia la cabeza y las venas aumentaran de tamaño. Inmediatamente después, los maquilladores tenían que pintar las venas para crear el efecto de piel traslúcida de los no muertos. Por desgracia, a veces era necesario repetir el proceso varias veces seguidas porque en cuanto los actores se ponían de pie la sangre bajaba rápidamente y las venas se deshinchaban.

El Maquillaje de Entrevista con el Vampiro

En total, los protagonistas pasaban tres horas diarias en la silla de maquillaje. Tom Cruise, fascinado por la veracidad del resultado, exigió un set privado y un túnel especial para que los actores fueran de la sala de maquillaje hasta el estudio de grabación sin ser vistos. De esa manera, el aspecto de los actores transformados en vampiro sería una sorpresa para el público hasta el mismo día del estreno.

Brad Pitt no compartía el entusiasmo de su compañero de reparto y sufrió lo indecible durante los seis meses que duró el rodaje de Entrevista con el Vampiro. Cuando el equipo se trasladó a rodar al oscuro Londres, en pleno invierno, no pudo soportarlo más. Le preguntó a un amigo productor el importe de la penalización que tenía que pagar si abandonaba la película. «Cuarenta millones de dólares», le respondió su amigo.

Tom Cruise Vampiro

En la película se utilizaron otros detalles para dar información sobre los vampiros, como la longitud de las uñas, que marcaba su edad. Armand -Antonio Banderas- el vampiro más longevo de la humanidad, es el que tiene las uñas más largas de todos los personajes.

El color de las venas de los vampiros tampoco era el mismo en todos los casos. Las venas de Louis eran negro-azuladas, para transmitir su carácter melancólico; las de Claudia eran azules, mostrando su pureza y corta edad; y las de Lestat iban cambiando de tono a lo largo de la película, dejando claro que era un carácter volátil y cambiante.

Solo Tom Cruise podía interpretar a un ser tan guapo, encantador y al mismo tiempo tan repulsivo como Lestat. Antes de firmar los contratos, los productores apostaban por Johnny Depp. Anne Rice, la escritora de la novela, quería a Tom Hanks. Pero al final, el papel fue para Tom, que se preparó para dar vida un vampiro despiadado y sádico viendo vídeos de leones atacando a zebras. Anne Rice protestó amargamente por la elección, que calificó como bizarra y se negó a acudir al estreno. En cuanto vio la película en vídeo se quedó tan impresionada con la actuación de Cruise que le envió una carta de disculpa.

Es de Tom Cruise de quien hablan mejor los trabajadores de la producción. Dicen que era simpático, divertido, humilde, y que estaba totalmente entregado con la película. La profesora de música que le dio lecciones para la famosa escena del piano dice que fue un alumno fantástico.

Entrevista con el Vampiro Tom Cruise

Los críticos se dieron cuenta de la desgana de Brad Pitt y no se creyeron que fuera cosa de la melancolía de su personaje. Las únicas escenas en las que se percibe algo de química e interés, según ellos, son las que comparte con el periodista que le hace la entrevista al vampiro, interpretado por Christian Slater. El papel era para River Phoenix, pero murió cuatro semanas antes de empezar a rodar, y fue su amigo Christian quien le sustituyó. Su salario de 250.000 dólares se donó íntegramente a una fundación benéfica.

Como suele ocurrir, hubo cambios en relación con la novela. Claudia, la niña vampira, tenía cinco años en el libro. Era imposible que una actriz tan pequeña hiciera ese trabajo, así que subieron la edad del personaje a doce años. En cuanto al personaje de Antonio Banderas, Armand, en la novela de Anne Rice es un adolescente de origen ruso. La «amistad entrañable» entre Armand y Louis complicaba la situación, de modo que se tomó la decisión de envejecer a Armand unas cuantas décadas.

Una película inolvidable.

3 Comments
  1. Me ha encantado está entrada, aunque debo decir que ya me lo sabía todo porque, casualidades de la vida, en la página de Facebook (de fans) de Entrevista con el Vampiro, salió hace poquito una noticia con todos los detalles y secretos del rodaje.
    ¡me encantó!

  2. Me gusta muchísimo esta película! Hace ya tanto que no la veo que hay cosas que no recuerdo…. Pero ahora que lo dices…. si que Brad Pitt parecía aburrido y desganado. Medio soporífero el pobre. Tom Cruise sublime y maravilloso. La carta de disculpas debió de ser larga y con jamón incluido.
    A ver si la veo de nuevo y me fijo en esas venas! jaja
    Gracias por el post

  3. una de mis favoritas desde niña! me acuerdo cuando no existía internet… como esperaba a que la hicieran en tv… para intentar grabarla! jeje me ha encantadoeste post, saludos!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *