Así se Recuperan las Famosas Después del Embarazo

Así se Recuperan las Famosas Después del Embarazo

Cuando Candice Swanepoel anunció su embarazo, todo el mundo pensó que le daría tiempo de estar en el desfile de Victoria’s Secret, que se grabará en noviembre.

Las mujeres del montón tardaríamos meses en recuperarnos de un embarazo, si es que nos recuperamos, pero las top models están hechas de otra pasta. Si tienen que desfilar en ropa interior seis semanas después de dar a luz, lo hacen. Tienen todos los medios a su alcance: cocineros, entrenadores personales, dinero para tratamientos…

Pero aún así, siempre parece que hay algo raro. ¿Cómo lo hacen las famosas para recuperarse tan rápido después del embarazo?

 

 

La semana pasada hablé con una amiga de 37 años. Tiene dos hijos. Aunque todavía está delgada por su constitución, ella se queja de que su cuerpo no ha vuelto a ser el mismo desde los partos. Nota que ya no es lo mismo y que hay cambios de los que no se han recuperado.

Un parto es algo duro y la mujer sufre las consecuencias. Hay un cambio hormonal gigantesco, depresión… y más pronto que tarde, toca volver a la realidad. Las modelos no trabajan en una oficina ni tienen que coger una baja laboral de pocas semanas. Parten de una situación completamente distinta que es lo que marca la diferencia entre recuperarse fácilmente y no recuperarse jamás.

Pero no todo es maravilloso. Las famosas viven de su imagen y se exponen continuamente. La prensa y el público no tienen piedad con ellas. Las revistas publican fotos de sus pliegues, su celulitis, buscan ángulos malos… A la gente le encanta ver fotos suyas en las que salgan feas, poco favorecidas y gordas.

 

 

Si queréis ver a una famosa que lo ha pasado fatal para recuperar la línea después de dar a luz, aquí tenéis un ejemplo: Adriana Lima. La modelo brasileña engordó muchísimo durante su primer embarazo. Para perder peso, sufrió lo que no está escrito. Y con el segundo embarazo, ni siquiera fue capaz de adelgazar a tiempo. No le quedó otra que subirse a la pasarela con sus michelines y sus quilos de más. Justo después, empezó su obsesión desmesurada por el ejercicio físico. Entrena todos los días y se machacha haciendo boxeo y running.

Se nota que el cuerpo le ha cambiado y que no le queda otra que hacer mucho deporte para mantenerse en el peso que necesita para trabajar. Cuando le preguntaron por qué entrenaba todos los días, Adriana confesó que ahora, con más de treinta y cinco años y después de haber tenido dos hijas, tiene que esforzarse mucho para estar delgada.

 

adriana lima despues del embarazo

 

 

Volviendo a la modelo que ilustra esta entrada, Candice Swanepoel, está claro que hay modelos con una genética extraordinaria. Por eso son modelos. La top sudafricana es algo de otro mundo. Siempre me sorprendió su figura de cintura diminuta y piernas interminables. Una mujer entre un millón. Incluso el entrenador de las modelos de Victoria’s Secret, Justin Gelband, que no cree en la genética, ha tenido que admitir que lo de Candice es algo de otro planeta. Es la única que no necesita cardio para adelgazar y que consigue un cuerpo perfecto solo veintiún días antes del desfile en lencería.

¿De dónde sale esta genética tan extraordinaria? Candice es todo un mix de razas y nacionalidades muy interesante. Como muchos sudafricanos, es de origen afrikáner. Es un grupo étnico blanco descendiente de holandeses. Además, la modelo tiene antepasados angoleños, indonesios, ingleses e indios. 

De la mezcla de razas pueden nacer personas de una belleza espectacular. Es como si cogieran lo mejor de cada parte.

 

 

Pensad que si vosotras tuviérais millones de dólares en el blanco, servicio, entrenadores personales y otras personas que se encargaran de limpiar y cocinar, además de una gran cantidad de tiempo libre, también os recuperaríais muy fácilmente de los partos. No tienen que levantarse a las siete, ni coger el transporte público, ni barrer. La diferencia está en eso y poco más.

Las famosas son afortunadas porque tienen más medios. Por eso se recuperan antes de los embarazos. 

5 Comments
  1. Hola Daiquiri!!
    Parece que se confirma que tanto Candice como Behati no desfilarán este año, al menos no aparecen en la sección de reparto de ángeles que han publicado en su web oficial.
    Un saludo!! ?

  2. Hola! Es la primera vez que comento. Lo hago después de leer el libro. La verdad que lo he encontrado muy inspirador! Yo soy madre y estoy adicta al cuidado personal. Aprovecho por decir que efectivamente el cuerpo cambia después del embarazo. Pero lo importante es controlar un poco el peso y sobretodo no dejarse ir. Muchas gracias por todos los consejos y los mensajes de motivación personal.

  3. Acabo de leer en Vogue que Candice Swanepoel desfilará en París, junto con la sorpresa, Bella Hadid !!

  4. Es plus-cuasi -perfecta!.
    Haber, igual – igual no puede quedar, pero seguramente estará bellísima,yo creo que de un 10, puede presentarse en un 8 perfectamente.
    A esperar!

  5. Acabo de descubrir tu blog y me lo he leído casi entero. Me ha picado mucho la curiosidad por los temas sobre los que escribes.
    Tengo 33 años y acabo de ser madre(hace 5 meses). No soy una modelo de Victoria Secret pero siempre he tenido buen cuerpo sin trabajarlo mucho(mido 170 y siempre he pesado entre 49-51 kilos)no soy de gimnasio..pero soy una persona muy activa. Trabajo mucho,solía correr antes de ser madre…
    Te escribo para tranquilizarte sobre los efectos del embarazo. En mi caso engordé 13 kilos(puede parecer mucho,pero las chicas delgadas suelen engordar más y las más gorditas menos…pq no lo necesita el cuerpo para criar a tu bebé) Ya se han ido todos…sin machacarme demasiado. Tengo mejor cuerpo que antes y…desde pocas semanas de dar a luz mi tripa estaba prácticamente plana(que no tonificada…para eso he necesitado más tiempo). Los requisitos para ser un ángel serán super estrictos…pero para volver a verte bien te aseguro que no necesitas mucho tiempo.
    Un saludo. Seguiré leyéndote con ganas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *