¿Qué Pasa con el Zumo de Naranja?

¿Qué Pasa con el Zumo de Naranja?

Resulta que el zumo de naranja no es tan sano como pensábamos. ¿Ahora qué pasa con él?

A raíz de la entrada sobre la dieta de Maluma me han llegado muchas preguntas sobre el zumo de naranja. Las guardé para contestarlas en un post aparte en cuanto pudiera. Esto es porque ese zumo es lo primero que el entrenador personal del cantante le prohibió radicalmente cuando tocó empezar a trabajar su súper cuerpo de abdominales y músculos duros.

El argumento del entrenador es que un vaso contiene la cantidad de azúcar para cubrir las necesidades de dos días enteros según la OMS. Y la lógica es que, si es así, puede engordar y ralentizar la operación cuerpo.

¿El zumo de naranja engorda? La conclusión general a la que llegan los expertos es que sí.

El primer argumento que yo daría es que el zumo de naranja está riquísimo, así que normal que tenga sus desventajas. Si no, sería demasiado bonito para ser verdad. A partir de ahí, la cosa se complica, como siempre. Si buscamos en internet, encontramos un montón de información contradictoria y confusa.

La mayoría de los nutricionistas dicen que el zumo de naranja, por muy recién exprimido, natural y precioso que sea, tiene una cantidad de azúcares libres que harán que subamos de peso. Y no solo eso, sino que el zumo de naranja es cero saciante, por lo que no es nada raro que los aficionados que lo adoran se preparen vasos tamaño gigante que no hacen más que empeorarlo todo.

Luego tenemos a doctores que dicen el zumo de naranja es sanísimo y que su contenido calórico no es para tanto. Otros, directamente se echan las manos a la cabeza cuando se enteran de que sus pacientes a dieta se preparan uno nada más empezar el día. Esto último es literal. Un endocrino contó en su web lo que pasó cuando atendió a una mujer que no conseguía adelgazar de ninguna de las maneras. Después de unas cuantas preguntas, la mujer le contó que tomaba dos zumos de naranja recién exprimidos, uno por la mañana y otro por la tarde, pensando que era lo mejor que podía hacer por su cuerpo. A través de sus palabras se podía visualizar el face palm del médico en ese momento.

Luego está la famosa comparación entre el zumo de naranja y el refresco de cola, que seguro que habéis leído más de una vez. En resumen, un vaso de zumo de naranja tiene más calorías y más gramos de azúcar que una Coca-Cola normal.

El zumo de naranja Engorda

Estos son los argumentos de la relación entre el zumo de naranja y el aumento de peso:

  • La pulpa de la naranja y toda su fibra se quedan fuera. Se considera a la fibra de la fruta una de las formas sabias que la naturaleza tiene de decirnos que paremos ya de comer. Sin la fibra, bye bye a la sensación de plenitud. Además, hace que el azúcar del zumo se absorba lentamente y pase a la sangre de manera gradual. Sin ella, el nivel de insulina se eleva inmediatamente.
  • Al tomar el zumo en un corto espacio de tiempo y sin fibra, la respuesta metabólica es totalmente distinta a la que se produciría si comiéramos las naranjas como cualquier pieza de fruta, lentamente y en una cantidad razonable. Es raro que nos podamos comer cuatro naranjas y si lo hiciéramos tardaríamos un buen rato en masticarlas todas. Por eso es más raro aún para el cuerpo introducir el jugo de esas cuatro naranjas en unos pocos minutos. El zumo, sin la fibra para ralentizar el procesamiento y con todo su azúcar, es rápidamente digerido y asimilado.
  • Su contenido en azúcar es de 12 gramos por cada 100 ml. Un vaso de tamaño medio contiene entonces más de 30 pero otros cálculos, según la cantidad de naranjas que contenga el zumo exprimido, aseguran que se llega muy fácilmente a los 50 gramos de azúcar sin que nos demos cuenta.
  • La combinación de un alto contenido en azúcar más poca fibra causa acumulación de grasa en la zona abdominal.


Uno de los grandes problemas es la relación inevitable entre un zumo naturaly la salud. ¿Cómo vamos a pensar que algo tan sano y rico engorda? Pero es el mismo problema que con las bebidas azucaradas o con los zumos envasados, que ya sabemos que son perjudiciales y nos cuesta menos evitarlos porque el mensaje nos ha calado mucho más.

La diferencia es que la fuente es distinta, pero si las consecuencias no van a cambiar, nos quedamos exactamente igual.

¿Qué pasa si realmente no podemos prescindir de nuestro zumo? Hay personas que llevan toda la vida desayunando zumo de naranja todas las mañanas. En esos casos, los nutricionistas aconsejan que el consumo de azúcar del resto del día sea de cero para compensar, prescindiendo del azúcar de mesa y mirando bien las etiquetas para que no se cuelen alimentos con azúcar añadido. Cosa difícil hoy en día.

Ahí está Lara Álvarez, que toma un zumo de naranja todos los días, pero el resto de su rutina roza la perfección, así que es normal que no le afecte y que incluso le resulte beneficioso. Pero para el ciudadano medio que acompaña al zumo con unas tostadas, un croissant o galletas… la situación es distinta.

¿Qué opináis?

9 Comments
  1. Hay tantas cosas en la nutrición con las que nos han teñido “engañados “ : que el zumo de naranja es súper sano, que los huevos y el pescado azul son malos , que el desayuno es imprescindible etc
    A mí me encanta el zumo de naranja , hace años lo tomaba pensando que era sanísimo, ahora lo tomo de manera puntual cuando me apetece .

  2. A mi siempre me ha sentado fatal el zumo de naranja, sobre todo en ayunas, así que lo suelo evitar. En cambio, mi novio se prepara cada día un buena vaso de zumo de naranja antes de desayunar… Voy a ver si el convenzo, porque no creo que vaya a comer 0 azúcar el resto del día jaja

  3. Yo ya me he acostumbrado a tomar la naranja troceada, normalmente por la mañana o bien pre entreno para un chute de fructosa. Además aprovechas toda la fibra.
    El zumo nunca me ha sentado mal y me gusta pero lo he dejado para ocasiones especiales, cuando desayuno en una cafeteria en plan capricho en vacaciones y me pido un café, un zumo y una tostada con tomate.

  4. Buenos días!
    Casualmente he salido de sacarme sangre y después he ido a mi horno cafetería favorita a desayunar, y si, me he pedido zumito con mi tostada de pan de centeno. Pero he abierto el blog para leer la entrada de hoy y aunque ya habías hablado Daiquiri de la cantidad de azúcar que contiene, me ha bloqueado leer que tiene más que una cola normal!! Ufffff! El caso es que me lo he dejado a la mitad 🤣🤣🤣

  5. yo soy como la mujer del face palm del endocrino. no empecé a adelgazar hasta que no dejé los zumos de naranja…. tomaba varios.

  6. enhorabuena por el blog, lo descubri hace unos dias y me encanta. he comprado los libros tambien, estoy muy ilusionada leyendo 😍😍😍😍

  7. Mi madre era de las que tomaba a diario el tipo desayuno de cafetería de zumo de naranja + bocadillito + cafe, y al dejar de pedir el zumo sin cambiar ningún otro hábito fue cuando empezó a perder peso y a sentirse mejor.

  8. Creo que ha sido una de esas pequeñas «revelaciones» del mundo nutricional. Muy buen tema.
    Nunca olvidaré el primer zumito recién exprimido bebido en pleno Madrid hace unos quince años, lo mas delicioso del mundo!.
    Me enganché rápido, las naranjas que tienen además por vuestras tierras son las mejores, aunque cuentan que la naranja Californiana también es maravillosa.
    Yo pienso que cómo parte de hábitos nutricionales en pos de adelgazar y bajar indices glucémicos, ni por asomo consumir zumos de naranja. Hay muchas otras opciones que ayudan en el proceso de Detox del cuerpo, sin embargo es importante no sumirnos en histerias nutricionales, ahí no hay equilibrio ni sabiduría. Jamás algo vivo, tan bello cómo una fruta va a ser el causante de una enfermedad.
    Siento que con tanta Cetogenia y dietas Paleo, se está manipulando mucho la información.
    Ahora bien, cómo placer de vez en cuando dentro de una rutina bien llevada, es una verdadera delicia!. Mención aparte decir que en cosmética todos los sueros de Vit C hacen mención a la naranja en sus colores, cuando es una de los cítricos con menos porcentaje de Vit C.
    Es todo cosa de desacostumbrarnos al consumo diario y permitirnos beberlo cómo ese capricho dulce delicioso y refrescante. Por ejemplo cuando es temporada de naranjas en Valencia y beberte el mejor zumo de tu vida, ñam!.

  9. El zumo de naranja es una de estas cosas que todo el mundo piensa sea muy sano. Menos mal que a mi no me gusta! Pasa lo mismo con otros zumos?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *