Katrina Kaif, la Inglesa que Triunfa en Bollywood

Katrina Kaif, la Inglesa que Triunfa en Bollywood

Katrina Kaif no es tan guapa como otras actrices de Bollywood realmente despampanantes como Aishwarya Rai o Priyanka Chopra, pero ha conseguido algo que ni siquiera ella misma imaginaba: llegar a la cima de la industria cinematográfica con más producciones de todo el mundo. Y lo ha logrado contra todo pronóstico, siendo extranjera, y sin amigos, influencias o contactos. Toda una historia de superación, trabajo duro y algo de buena suerte.

Aunque aquí nadie la conoce, en la India Katrina Kaif es una súper estrella de alto nivel, lo que también es sorprendente, ya que tiene fama de difícil, distante y poco cercana.

 

katrina-kaif-gif

 

Katrina Turquotte nació en Hong Kong en 1983, de madre inglesa y padre nacido en Inglaterra pero de origen indio. Katrina nunca tuvo relación con su padre, que dejó a su mujer cuando sus hijos eran muy pequeños y se largó a Estados Unidos sin dejar rastro. La madre de Katrina parecía sentir una gran pasión por todo lo exótico, y durante varios años vivió con sus hijos en lugares tan remotos como Polonia, Hawaii y China, antes de establecerse definitivamente en Londres. Evidentemente, tanto viaje hizo mella en la personalidad de Katrina, que nunca tuvo claro dónde estaban sus raíces y que no se siente ciudadana de ningún sitio. 

 

katrina-kaif-family

 

A los veinte años, Katrina Turquotte decidió viajar a la India para ver lo que el país de origen de su padre podía ofrecerle. Curiosamente, con esa decisión se subió al tren del destino. Se apuntó a una agencia de modelos y empezó presentarse a castings para cualquier trabajo: bailarina, figurante, extra, imagen para eventos… Estaba especialmente interesada en hacer publicidad, porque los anuncios se pagaban bien y sabía que en cuanto se quedase sin dinero tendría que hacer las maletas e irse, algo que no quería que sucediera. Uno de sus anuncios más populares fue el de Coca-Cola India.

 

katrina-kaif-coca-cola

 

Su primera aparición en el cine tuvo lugar en 2003, cuando Katrina actuó en la producción Boom, muy promocionada en Cannes. Su actuación fue muy criticada por sus expresiones vacuas y su pésima pronunciación hindi, con un acento inglés muy marcado. Aunque Katrina no le dio importancia ni a la película ni a las críticas, se preocupó cuando vio que no le salían más trabajos debido al idioma, así que empezó a ir a clases de hindi.

También se esforzó en perder un poco de peso y darle un toque indio a su imagen, ya que lo único que había heredado de los orígenes de su padre era el cabello oscuro y la nariz prominente. No era especialmente guapa ni talentosa, pero como se suele decir: más vale caer en gracia que ser gracioso.

 

katrina kaif 2003

 

katrina 2003 kaif body

 

Después de aparecer en cuatro películas de éxito, Katrina ya tenía la categoría de estrella y decidió venderse como una actriz británico-india, y empezar a usar el supuesto apellido indio de su padre, Kaif. Sus orígenes empezaron a ser cuestionados por el público, porque realmente, nadie entendía nada. ¿Por qué se apellidaba Turquotte si cuando nació sus padres estaban casados? ¿Por qué las fotos de su infancia muestran que ella y sus hermanos parecían niños ingleses, con cero apariencia exótica?

La productora Ayesha Shroff confesó a los medios en 2011 que habían inventado su historia para que pudiera conseguir trabajo más fácilmente: “Le creamos una nueva identidad. Nos inventamos a un padre de origen kashrimi y pensamos en llamarla Katrina Kazi. Pero Kazi nos sonaba demasiado religioso, así que buscamos otro. En ese momento, el actor Mohammad Kaif estaba en el top, y pensamos, Katrina Kaif suena genial”.

 

 

Otras versiones aseguran que el padre de Katrina era británico pero de abuelos indios, y que el apellido Kaif fue inventado por sus publicistas por ser más fácil de pronunciar para el público. Lo cierto es que observando la foto de su padre, muy inglés no parecía, así que compro la teoría de un origen indio remoto, pero real.  La prensa también cuestiona su edad. En una entrevista, a Katrina Kaif se le escapó que cuando cayó el Muro de Berlín tenía ocho años, lo que significa que habría nacido en 1981 y no en 1983 como ella asegura. ¿Pero a quién le importa? ¿No mienten todas sobre su edad?

Ahora, Katrina es una de las actrices mejor pagadas de la India. Entre películas, portadas y campañas para firmas de cosméticos, la prensa calcula que gana más de cinco millones de euros al año. Teniendo en cuenta de que su ascensión ha sido vertiginosa y de la nada (me ha costado escribir el reportaje, porque no entiendo muy bien cómo pasó de hacer anuncios en la tele a cobrar 100.000 dólares por su segunda película), me parece un boom tan alucinante que ni ella misma se lo debe creer.

 

katrina-kaif-vogue

 

 

A pesar de la notable pérdida de peso que muestran las fotos del antes y el después, Katrina Kaif es perezosa y le cuesta hacer deporte. Pero las exigencias del trabajo le obligan a estar perfecta en todo momento. Para prepararse para una de sus películas más famosas, Dhoom 3, Katrina se machacó haciendo spinning y nadando varias veces a la semana. Cuando no tiene ningún trabajo a la vista, se relaja haciendo yoga en casa.

Nada más levantarse toma cuatro vasos de agua, y desayuna claras de huevo con avena y zumo de pomelo. Nunca toma aceite ni carbohidratos en la cena, y siempre hace la última comida del día dos horas antes de irse a la cama. Como apunte interesante, no come trigo ni consume lácteos, dos pautas que empiezan a ponerse de moda ahora. Curiosamente, este año se ha entrenado para la maratón de Bombay, y su plan consistió en pilates y una hora de cardio todos los días.

 

 

Personalmente, supe de la existencia de Katrina Kaif cuando escribí el post sobre Aishwarya Rai. En las sugerencias de Youtube me salió un vídeo de una chica con un labio superior que parecía tener vida propia, con aire arrogante y piel blanca. Y aunque no me gustó su físico, también hay que reconocer que me llamó la atención. ¡No hay nada como una buena iluminación, un ventilador y un gran estilismo para estar divina!

 

 

Me empezó a caer bien cuando leí un reportaje sobre ella en GQ India. El periodista, que tuvo que pasar con Katrina tres días para completar la entrevista, la describe como una persona huidiza, fría, que baja la cabeza a menudo y que sin darse cuenta, da la espalda a los demás. Incluso un miembro de su equipo le tuvo que recordar varias veces que hiciera contacto visual con la gente. La propia Karina reconoció tener problemas para relacionarse con los demás, quizás porque la ausencia de figura paterna le había quitado seguridad. Su personalidad parece complicada y un poco atormentada.

Por otra parte, personas que la han conocido en sus inicios aseguran que Katrina Kaif es una mujer con las ideas muy claras, que sabe lo que quiere y cómo conseguirlo. No ha tenido reparos en distanciarse de quien no le convenía, por eso apenas mantiene el contacto con las personas que la ayudaron a participar en sus primeras películas, de las que parece avergonzarse un poco.

 

katrina-kaif-pic

 

No es guapa, pero no lo necesita. Su nariz le resta armonía al rostro, sobretodo en los perfiles tres cuartos. Estoy segura de que le encantaría retocársela, pero evidentemente, no se puede permitir ese lujo. ¿Una actriz de Bollywood con una nariz pequeñita y respingona? No, gracias. Y menos una que no tiene una imagen demasiado india. Pero no está mal que una industria cinematográfica obligue a las actrices a tener narices grandes y largas.

 

 

Su cabello es una maravilla, e incluso su color ha dado pie a rumores falsos y artículos sensacionalistas. Su último papel exigía que Karina llevase un tono más rojizo, y la prensa publicó que el coste de mantenimiento del color durante el rodaje fue de 90.000 euros, algo que la propia actriz tuvo que salir a desmentir.

En cuanto a la cosmética, le gusta la crema de noche de La Prairie, utiliza una leche limpiadora de Lancôme y el aceite desmaquillante de Shu Uemura. Le encanta el acondicionador para cabello muy seco de Kiehl’s y para los eventos importantes, exige que usen solo productos Kerastase durante el lavado y antes del secado.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *