Todo Sobre la Dieta South Beach

Todo Sobre la Dieta South Beach

He descubierto la dieta South Beach mientras buscaba barritas de proteína sin gluten. Me ha parecido muy curiosa e interesante, y estoy completamente de acuerdo con algunas de sus pautas. Vamos a analizarla un poco.

La dieta South Beach fue diseñada por el cardiólogo Arthur Agatston. No con la idea de conseguir un buen beach body, sino para evitar enfermedades como la diabetes. La dieta tuvo tanto éxito entre sus pacientes que decidió publicar un libro y darla a conocer al mundo. Lo más interesante es que no hay demasiado movimiento en contra. Siempre que sale a la luz una dieta eficaz, no tardan en llegar los detractores en masa, pero no ha sido el caso.

Vamos a lo importante, ¿en qué consiste la dieta South Beach?

 

 

La dieta South Beach se divide en tres partes, siendo la primera la más importante y crucial. En esa primera fase, que dura 14 días, se pueden perder entre tres y seis quilos. ¿Cómo? A través de una gran disminución del nivel de calorías y glúcidos y mediante la combustión de ácidos grasos monoinsaturados. La dieta permite los alimentos grasos como el aceite de oliva, los frutos secos o el aguacate. No importa los calorías que tengan.

Para no pasar hambre, durante la fase uno se deben hacer tres comidas, desayuno y merienda. Los alimentos prohibidos son la fruta, la pasta, el pan, el arroz, las patatas, los postres, los dulces, el azúcar y el alcohol. Están permitidas las carnes magras, los quesos con bajo porcentaje graso como el cheddar, la leche desnatada y todas las verduras menos la zanahoria y la calabaza.  También se pueden tomar caldos, aceites, bebidas light, té y café.

El libro ofrece un capítulo muy detallado con la lista de lo que se puede comer en esta fase. En cuanto a los caprichos, están permitidos los chicles y chucherías y también el cacao en polvo sin azúcar.

 

 

Los carbohidratos refinados están restringidos por su índice glucémico y porque afectan al nivel de insulina en la sangre. El doctor ha visto auténticas barbaridades en los organismos de sus pacientes, ya que lo que más le horroriza por encima de todo es la insulina. Es la hormona que regula el azúcar en la sangre. Por eso prohibe ese tipo de carbohidratos.

En la fase dos ya se pueden introducir alimentos prohibidos, poco a poco y solo una vez al día. El pan y la pasta están permitidos, siempre y cuando no sean blancos. Podéis comer pan de cereales, integral, de espelta, de avena, de salvado…

Esta fase dura hasta que se consiga el peso deseado. Durante esta etapa, el proceso de adelgazamiento es más discreto, de entre 500 gramos y un quilo a la semana.

 

 

La fase tres es simplemente una continuación de los hábitos aprendidos durante las dos fases anteriores. El doctor advierte que es habitual ganar peso en la fase tres de la dieta South Beach si volvemos a consumir carbohidratos de golpe, al dispararse de nuevo el índice glucémico.

El doctor da algunos consejos y trucos para evitar engordar cuando salimos a cenar fuera. Por ejemplo, si vamos a un sitio de hamburguesas, podemos pedir una, pero sin salsas ni ketchup. Y si vamos a una pizzería, podemos elegir la masa más fina de la carta, o pedir una pizza solo de queso y verduras.

Os recomiendo que le echéis un vistazo al libro porque es muy interesante y viene todo muy bien explicado. ¿Funciona? Supongo que dependerá de cada persona y de la fuerza de voluntad.

 

2 Comments
  1. Hola guapa! Te he hecho caso y he comprado el libro, pero antes de empezar, tú consultarías con el médico? ¿Vas a hacerla??

    1. Ya he preguntado al medico y me ha dado el ok. La he seguido durante cuatro dias y la tuve que dejar porque tuve invitados y no pude resistir jajaja. Pero lo que noté en esos cuatro dias ha sido alucinante, asi que la he vuelto a retomar hoy.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *