Supervivientes y el Cambio de Metabolismo

Supervivientes y el Cambio de Metabolismo

Hace años leí una crónica de un periodista del corazón, creo que era Jesús Mariñas. Había asistido a una fiesta, y como siempre, contaba lo que había visto, qué famoso estaba liado con quién, etc. A la fiesta también asistió el nadador Felipe López, que se hizo conocido por ser novio de Paloma Lago. El muchacho acababa de volver de Supervivientes. Según Mariñas, Felipe López se pasó toda la noche comiendo sin parar, de una manera que no era normal. Dijo que nunca había visto a una persona comer tanto.

Lo normal, después de pasar hambre durante tres meses.

Es evidente que algo cambia en los concursantes de esos programas. La semana pasada, una chica que había participado en la edición italiana, Giulia Calcaterra, publicó una foto de su nuevo cuerpo. Es decir, del cuerpo que tenía ahora, un año después de haber regresado de Honduras. Su metabolismo había cambiado demasiado, y para peor. Llevaba un año amargada con el tema.

 

 

“Después de casi un año poniéndome en forma, he vuelto a mis cánones de siempre. Nunca pensé que mi cuerpo pudiera sufrir ciertas consecuencias. Recuerdo con cuánto cuidado y esfuerzo me puse a conseguir un determinado objetivo, conmigo misma. Hace un año que fui a la isla. Una de las experiencias más increíbles que he vivido nunca, pero mi cuerpo… Mi cuerpo no piensa de la misma manera.

Tantas semanas sin proteínas ni entrenamiento… Demasiada comida equivocada que no podía dejar de comer una vez salí de allí. Cualquier cosa que me metiera en la boca, aunque fuera solo una ensalada, mi cuerpo la asimilaba del todo. Quienes habían pasado por lo mismo me habían avisado de que no era fácil recuperar el dominio del propio cuerpo.

Al cabo de unos meses volví a retomar los ejercicios… sin ver ningún resultado. Algunos días pensaba que era mejor hacer las paces conmigo misma y resignarse al hecho de que mi metabolismo había cambiado definitivamente.

Ahora después de casi doce meses y de la ayuda de algunas personas, he recuperado mis formas. Todavía me queda mucho camino por recorrer hasta conseguir lo que quiero, pero me siento feliz de no haberme rendido incluso cuando pensaba que todo iba a ser inútil”.

 

 

Recuerdo que Cristina Buccino dijo que después del concurso, tardó siete meses en recuperarse. Si es que se ha recuperado, porque en algunas fotos, me da la sensación de que está excesivamente delgada. Puede que este cambio de metabolismo haga que estas mujeres, que viven de su físico, le tengan miedo a la comida. Porque ahora engordan por cualquier cosa, algo que antes no pasaba.

No tiene que ser fácil ver cómo el cuerpo cambia tanto. Sobre todo para estas chicas, que todavía son jóvenes. El metabolismo cambia con la edad, o cuando pasamos por una situación extrema como es el caso.

Está claro que el estómago es un órgano muy rencoroso. No olvida las ofensas, protesta enseguida. Tenemos que pasar meses portándonos bien y suplicándole perdón. Esto me recuerda al problema de las intolerancias: no basta con dejar de comer lo que nos sienta mal. El cuerpo mejora enseguida, pero para que vuelva a ser como antes, tenemos que estar meses tomando probióticos, y sin bajar la guardia ni un momento; porque si no, toca volver a empezar de cero.

¡Cuidado con las dietas extremas!



3 Comments
  1. Uf el cambio de metabolismo… Horroroso a mí me pasó a los 22 años cuando me detectaron hipotiroidismo una LOCURA! Pase de pesar 45 kg a 57 kg así en dos dias me iba a volver loca era como si me hubiesen hinchado! Ahora estoy un poco mejor pero cualquier cosa que como fuera de siempre me engorda y me sienta fatal!! ?? lo que no sé qué voy a hacer cuando llegue la menopausia me alimentaré del aire supongo..
    PD: yo no encuentro ningún pega en el cuerpo de la concursante hora mismo..
    Daiquiri, ayer comente muy tarde pero podrías mirarlo…
    Gracias!!

  2. Buenos días, me imagino que esos cambios de metabolismo están relacionados con los genes ahorradores, esos que detectan periodos de hambrunas y hacen que engordes con una hoja de acelga al día. Yo también he notado un cambio de metabolismo con la lactancia, siempre he sido delgada y atlética, pero ahora estoy en los huesos y aunque coma como una lima y entrene con pesas, me está costando mucho recuperar masa muscular, voy a ver si tomando batidos de proteína de buey después del entreno cambio un poco las cosas.

  3. Yo soy como tú Laura, con nada pierdo peso y me quedo chupada y al tener la cara alargada se me nota más. Come 5 ó 6 veces al día y dale bien a los frutos secos y proteina vegana.
    Estaba pensando con la entrada de Daiquiri como se quedó Miriam Sánchez de delgada en la isla. Ahora es una casi anónima, se ha retirado de la vida pública.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *