Manos Perfectas Siempre, ¿Cómo Conseguirlo?

Manos Perfectas Siempre, ¿Cómo Conseguirlo?

Lucir unas manos bonitas y elegantes es muy importante.

Las manos, al igual que las cejas y el pelo, dicen mucho de nuestra apariencia y de cómo nos vemos a nosotras mismas. ¿Por qué no aprovechar la oportunidad y llevar siempre unas manos perfectas? Podemos sacarles mucho partido gracias a los anillos y a los esmaltes de uñas. Las manos pueden darle un toque espectacular incluso al look más soso. Las posibilidades son infinitas.

Las uñas son vitales para lucir unas manos perfectas. Ahora están de moda las uñas muy largas, a lo Kardashian. Es lo mismo que ha pasado con las cejas, que ahora se llevan muy pintadas y tupidas. Las uñas muy largas pueden parecer muy femeninas, pero son un arma de doble filo. Pueden  parecer vulgares e implican que el resto del atuendo sea muy conservador.Pensad solo que las modelos llevan las uñas cortas y las actrices porno las llevan muy largas… Quizá eso nos de una idea.

 

 

Mi consejo para unas manos con una apariencia exquisita es llevarlas cortas o de una longitud media. Ni muy cortas, sin nada de parte blanca a la vista, porque eso hace que las manos parezcan rollizas. Tampoco muy largas, porque además de lo mencionado arriba, son poco higiénicas. No os imagináis la porquería que se puede llegar a meter debajo de las uñas muy largas. Tampoco son compatibles con la mayoría de los esmaltes. Un rojo en unas uñas muy largas… y ya podréis presentaros al casting para interpretar a la madrastra de Blancanieves.

Desaconsejo rotundamente las uñas postizas. Tanto de gel o de porcelana. Son como las extensiones, vulgarizan muchísimo la imagen. No merecen la pena. A largo plazo debilitan la uña, dejándola tan fina como el papel de fumar, y son caras de mantener. Por no hablar de lo feo que queda cuando la uña empieza a crecer por debajo. Ugh.

 

 

Lo ideal sería acudir a un centro de estética una o dos veces al mes. La manicura Shellac es sensacional para el mantenimiento de las uñas. Es un tipo de manicura permanente que aguanta más de diez días en perfecto estado. Resiste a golpes y rozaduras y nos permite olvidarnos de las manos durante unos cuantos días. A mí me encanta. La variedad de colores Shellac es espectacular y el brillo que dan como última capa es sensacional. Si queréis tener las manos perfectas siempre, merece la pena hacer el gasto.

Si vuestras uñas son débiles y con tendencia a romperse o abrirse en capas, la única solución es a nivel interno. Tomar un buen suplemento de vitaminas soluciona el problema. Olvidaos de esos tratamientos endurecedores en formato esmalte, porque no sirven para nada. El avance es mínimo y nunca se puede dejar de usarlos. Lo que hay que hacer es conseguir que las uñas crezcan sanas y fuertes de manera natural, desde el interior. Y eso se consigue con esas vitaminas. La desventaja es que las uñas crecen mucho más rápido que antes.

 

 

Volviendo al color, uno bonito y poco arriesgado, que siempre queda bien, es el rosa suave. Con dos pasadas de esmalte y una capa de brillo, consigue un efecto muy favorecedor y limpio. Embellece muchísimo la mano, haciendo que parezca delicada. Además, es un tono perfecto para cualquier hora del día, evento o época del año. Un básico seguro. 

La manicura francesa también es perfectamente válida siempre y cuando esté bien hecha. El rosa tiene que ser neutro y la longitud de la uña no puede ser excesiva. Las uñas muy largas con la manicura francesa os ayudarán a conseguir trabajo como pretendienta en Mujeres y Hombres y Viceversa, pero no hará que llevéis unas manos perfectas.

Aparte del rosa, otro color que necesitamos tener siempre es un rojo oscuro. Ese color es una apuesta a ganador que da un toque sofisticado. Es la mejor opción llevar las manos perfectas si salimos de noche. También es uno de los mejores colores para las uñas de los pies. Mi recomendación personal es el esmalte Pirate de Chanel. No paran de preguntarme cada vez que me pinto las uñas con él.

 

 

En cuanto a las joyas, me encantan los anillos midi, esos que se ponen a mitad del dedo. Tengo los dedos muy largos y creo que me favorecen más. Pero no suelo llevar anillos; prefiero llevar un par de anillos midi, o uno en el dedo meñique, o ninguno. Me gusta más decorar la mano con brazaletes y con el esmalte de uñas adecuado. Pero es vuestra elección.

Llevar las manos perfectas en todo momento requiere tiempo y constancia, pero es un cuidado que merece mucho la pena. Hará que vuestra apariencia suba muchísimos puntos. Merece la pena invertir en las manos, mimarlas y sacarles partido. ¡No las descuidéis!

2 Comments
  1. El de verano Orange Afrique es totalmente espectacular!!!!!
    La francesa me parece muy limpia y bonita con uñas cortas.

  2. Bella, esta ultima foto corresponde a tu manita? Quería ver tu forma de uña y la de esa mano es como a mí me gustaría tener, la mía es tan plana y fea.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *