Fuerza de Voluntad Para Adelgazar

Fuerza de Voluntad Para Adelgazar

Me preguntáis mucho por la fuerza de voluntad para evitar los atracones y para empezar una dieta en serio.

Cada vez que alguien me pregunta por este tema me acuerdo de Miranda, la pelirroja de Sexo en Nueva York, cuando engorda mucho después de su embarazo y busca libros de métodos milagro para adelgazar. Cuando le pregunta a la dependienta de la librería por un best-seller para perder peso, diciendo que lo recomienda el New York Times, la dependienta le dice “¿Va a ir el New York Times de madrugada a tu casa a quitarte las magdalenas de la boca?”. En realidad, la fuerza de voluntad se basa en eso.

 

alcohol-daiquiri girl-fiesta

 

La fuerza de voluntad es algo difícil de mantener, porque se junta con otra característica con la tenemos una gran tendencia a fallar: la constancia. Os puedo decir que no recuerdo nunca haber mantenido una dieta o una rutina fitness estricta durante más de dos meses. Me pasan dos cosas; la primera, es que me canso, y me gusta demasiado comer. La segunda, que tengo un cuerpo agradecido, y a la que me pongo de verdad, noto los resultados enseguida. Y eso, por desgracia, en lugar de motivarme más, me hace pensar que me puedo relajar un poquito.

Hablemos de los atracones. ¿Cómo evitarlos? La única manera que he visto que da resultado es planear una fecha para concedernos un súper capricho: una pizza, un paquete de donettes, o lo que sea. Pero realmente, hay que seguir una pauta de alimentación y deporte muy seria y de calidad para que un atracón semanal no pase factura. En ese caso, fijar un día semanal para los caprichos es muy buena idea y no pasa factura.

Funciona porque cada vez que os entren ganas de asaltar la nevera a las once de la noche, os acordaréis de que faltan solo unos pocos días para vuestro festín. Estaréis más dispuestas a esperar.

 

 

La siguiente manera de evitar los atracones y mantener a raya la fuerza de voluntad es encontrar a una modelo que nos inspire. Una modelo que sea guapa, que tenga un cuerpo bonito y que sea una mujer famosa por esforzarse con el físico, suda y hacer sacrificios como nos toca hacer a la mayoría.

Hay supermodelos que tienen una genética fuera de lo común, lo que significa que no son buenos modelos con los que compararnos. Me vienen a la cabeza dos ejemplos muy claros, Candice Swanepoel y Naomi Campbell. Son casos excepcionales de mujeres que vienen con medidas perfectas de serie, que pueden moldear su cuerpo con dos clases de baile. Pueden pasarse años fumando, bebiendo mojitos y comiendo ganchitos sin que sus pieles ni sus cuerpos se vean afectados.

Pero por ejemplo, ahora Naomi Campbell lleva un estilo de vida saludable, con té, zumos verdes y dieta.  Repito… ahora, porque tiene cuarenta y seis años. Se ha pasado más de treinta haciendo lo que le ha dado la gana y cuidándose cero.

 

 

El resto de las modelos, incluso las más despampanantes, tienen que espabilarse y sacrificarse. Adriana Lima se machaca en el gimnasio todos los días. Alessandra Ambrosio tuvo que aguantar tres meses con un régimen de 1000 calorías al día para subirse a la pasarela de Victoria’s Secret después de dar a luz a su hija. Miranda Kerr lleva a cabo un régimen alimenticio desde los quince en el que no hay ni un solo alimento poco saludable, que engorde o que lleve procesados. Ni uno.

Esos tres casos requieren una fuerza de voluntad extraordinaria. Son el tipo de mujeres que pueden inspirar a las demás. Porque realmente, ¿quién tiene las ganas de preparar un smoothie con espirulina, espinacas, proteína, zumo de noni, y quince cosas más todas las mañanas? Coged una foto de alguna de ellas y pegadla en la nevera. Muchas actrices lo hacen cuando tienen que perder peso para una película.

 

miranda-kerr-inspiration

 

La última pauta para evitar los atracones es encontrar alimentos saludables que nos gusten y que no sean perjudiciales. Por ejemplo, desde que he descubierto la espelta, tengo muchos menos antojos de pan y dulces.

Cada semana voy a algún supermercado ecológico y compro magdalenas y croissants de espelta. Están riquísimos, y son mucho más ligeros y saludables que un paquete de magdalenas de bollería industrial, con cuatro tipos de harina distintos, aceite de palma, azúcar a montones, jarabe de glucosa y demás “joyas”.

Por último, no dejéis que un error os amargue la existencia. Sois humanas y tenéis derecho a equivocaros y tropezar con la misma piedra montones de veces. Podéis compensar un exceso de sobra si os portáis bien durante los días siguientes. Tened una lista bien organizada de platos y alimentos para tomar después de un atracón: batidos de proteína, caldos, zumos, pescado hervido… El cuerpo engorda, sí, pero también adelgaza, y en cuanto nos ponemos las pilas de verdad, lo conseguimos.

 

8 Comments
  1. A mi me esta pasando. Me esta costando mucho recuperarme de mi embarazo a que mi cuerpo vuelva a ser lo que era . Cuando tengo ganas de darme un atracón miro mis fotos de antes del embarazo y eso me motiva a seguir .

  2. Declaro este post el mejor del universo!!! Que grandes verdades! Yo tengo un cuerpo muy agradecido tambien tengo 26 no soy mama pero mi trabajo es nuy estresante y cuando llego a casa por la noche es el momento pro atracon es como si una cena copiosa me ayudase a relajarme, porque sucede esto por la noche y no x la mañana??? Es algo q no entiendo!
    En mi caso me funciona tener un bombon al que llamo metadona. En noches de muchas ganas de pasarme de todas las rayas pienso bueno pizza va a ser q no pero si veo q no puedo mas me comere el bombon y asi me voy engañando a mi misma.. suelo pensar, si a las 11 aun me apetece me lo como pero primero ceno sano a ver q pasa es como si calmase a mi propia fiera zampa pizzas de esa manerna y habitualmente llega la hora fijada y digo podria aguantar a mañana y me funciona. Otros dias me lo como pero no es tan grave como zamparme una pizza!

    1. Te recomiendo el brownie de Minci Delice entonces, es ideal para eso

  3. Buenos días!
    A mi los atracones siempre me pasan en los días pre menstruales, me dan unas ganas terribles de chocolate y gominolas, de patatas fritas no soy mucho, de eso que me salvo. Pero noto que el apetito se me multiplica por mil, luego curiosamente una vez tengo el periodo es como si el estómago se me cerrase los primeros días.
    Yo también soy de cuerpo agradecido y esbelta, cuando me pongo con el deporte constante rapidamente noto muy buenos resultados, pero como todas, si no te cuidas a partir de cierta edad la grasa va atacando a ciertas zonas sin remedio.
    La pizza la hago casera normalmente los findes, con masa de espelta, tomate natural y sin abusar del queso.
    Esta semana tengo una cena y una comida de trabajo y ya estoy visualizandome pidiendo agua, no puedo con esas comidas copiosas de trabajo o de ese picoteo constante, son lo peor para la dieta y la rutina, pero soy firme, ni bebo alcohol ni como cosas que se me van a sentar mal.

  4. A mi me pasa con el chocolate, siempre que termino de cenar me tengo que tomar chocolate, pero me controlo y con una onza o dos me sirve pero si no controlo me comería la tableta entera y eso que lo tomo con mucha pureza (no con leche) y con stevia, que si llega a ser el Nestlé con leche de toda la vida uffff hasta el papel me comía jejeje Todo el tema de bollería, tartas y demás lo conseguí cortar con la intolerancia al gluten que me detectaron, aunque he de reconocer que cuando gente de mi entorno toma estas cosas empiezo a salivar como si no hubiera un mañana, si no llega ser por lo del gluten no tendría fuerza de voluntad cuando estoy rodeada. Pero me acuerdo mucho de antes de llegar a los “malditos 30” (perdonarme por la expresión, pero fue cuando me cambió el cuerpo así sin más y ya no podía comer de todo cual cerdita…) toda la comida basura que me metía entre pecho y espalda y no pasaba nada, en aquella época ni fuerza de voluntad ni nada, es que ni me lo planteaba y sin mover el culo nada más que para ir a la Universidad o al trabajo aisss que tiempos…
    Ahora, estoy centrada en cambiar mi forma de alimentarme y estoy pasándome al otro lado, al de comida sana y saludable pero no por ello aburrida. Y ya sin pensarlo cuando voy a comer fuera me decanto por opciones saludables directamente porque no sé si os pasa, pero el día que como algo mucho más grasiento o pesado de lo que estoy acostumbrada mi estómago se resiente mucho así que creo que voy por el buen camino con el cambio a la vida saludable.
    Otra cosa que me ha ayudado mucho con el tema atracones es no tener nada en casa tipo chucherías varias, etc. Solo tengo un bote de Nocilla de tamaño industrial pero si lo desaparezco creo que mi marido me pedirá el divorcio jejeje aún así lo miro pero no lo he catado ni un día con lo cual aquí mi fuerza de voluntad es muy muy alta.
    En resumen, desde mi punto de vista todo es cuestión de fuerza de voluntad y aprender a hacer las cosas bien y con constancia.

  5. Yo tengo el problema contrario (bueno, si es que se puede llamar problema), tengo que comer como si no hubiera un mañana o literalmente me consumo. En casi siete meses de embarazo he engordado 4 kilos escasos. Si pudiera traspasar esa suerte al pelo, en breve me veo comprando una peluca :´(

  6. Un poco off topic … ¿Daiquiri has visto el cambio de look de Katy Perry tras romper con Orlando? Me quedado de piedra y me ha recordado a tus posts sobre cambios de imagen tras las rupturas sentimentales. Definitivemente prefiero el body revenge y la operación megapibon!!! ; )

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *