Esta es la Dieta que Hacen las Misses Venezolanas

Esta es la Dieta que Hacen las Misses Venezolanas

Las misses venezolanas son muy disciplinadas. Se preparan durante un año entero para ganar Miss Universo.

En realidad, el sacrificio de las chicas empieza meses atrás, antes de participar en el concurso nacional. Como el certamen de Miss Venezuela es un evento muy importante para el país, las candidatas se hacen conocidos en cuanto reciben la banda del estado que van a representar.

Durante esa fase, la mayoría hacen la dieta del atún para perder peso y estar perfectas en la final.

 

 

Pero el juego comienza de verdad con la ganadora de Miss Venezuela. Con el objetivo de convertirla en la futura Miss Universo, un equipo de altísimo nivel se encarga de pulir todos los detalles de la chica durante un año entero. La venezolana pasa ese periodo alejada de los focos, porque su evolución tiene que mantenerse en secreto.

Mientras las misses europeas o asiáticas se preparan unas semanas antes de viajar, la Miss Venezuela recibe clases de dicción, pasarela, maquillaje y autoestima durante doce meses, desde las seis de la mañana hasta las doce de la noche.

Tanta preparación ha dado sus frutos. Venezuela es el único país que ha ganado Miss Universo dos veces seguidas. 

 

 

La alimentación es muy importante durante esa preparación. La primera norma es que ninguna Miss Venezuela tiene que pesar más de sesenta quilos. No importa la altura que tenga. A partir de ahí, Richard Linares, el entrenador de la organización, empieza a trabajar con la chica.

La lista de los NO de Richard Linares es la siguiente:

-Nada de dejar de cenar. Aunque la chica llegue a casa a la una de la madrugada, como ha pasado alguna vez, tiene que cenar siempre.

-Nunca sustituir una comida por un batido de proteína más de una vez al día. El batido tiene que mezclarse con agua y no con leche. 

-Solo se permite una yema por cada cuatro claras de huevo.

-Prohibido sustituir el azúcar por miel o azúcar moreno. Es más de lo mismo y la tendencia es echar más cantidad porque “son más sanos”.

-Jamás desterrar los carbohidratos de la dieta. Sí hay que reducir su consumo, especialmente por la noche, pero no erradicarlos al 100%. Eso hace que la chica adelgace del rollo demacrado, no sano.

-Las bebidas de cola solo se permiten si hay mucha ansiedad y nunca hay que tomar las que llevan azúcar.

 

 

No se elimina nada más aparte de los fritos, la bollería y el alcohol. Las misses venezolanas pueden tomar lácteos, siempre y cuando sean desnatados. Tampoco se prohiben las harinas. Las raciones son de unos 100 gramos por grupo y las frutas más recomendadas son la piña, las fresas y el plátano.

Si la Miss Venezuela está demasiado aburrida de beber agua, se recomienda un vaso de agua con pepino, limón y edulcorante. El té verde es bueno, pero nunca en ayunas, porque baja la tensión.

El capricho estrella es la gelatina light, que la chica puede tomar todos los días, si le apetece. Buscando un poco sobre gelatina light venezolana, he encontrado esto. La gelatina es muy buena por su contenido en colágeno. Muchas chicas aseguran que sus pieles mejoran y que notan que tienen el pelo más brillante.

 

 

 

Al final, todo depende de la fuerza de voluntad de la Miss Venezuela. Sus profesores no están con ella las 24 horas y hay días libres en los que es fácil meter la pata. Aunque la mayoría son muy disciplinadas y se lo toman en serio, hay algunas que aprovecharon esos momentos de relax para comer rompiendo el regimen.

Vanessa Gonçalves, Miss Venezuela 2010, fue una de las más estrictas con su preparación. Adicta al resultado que estaba notando después de meses haciendo dieta y entrenando con Richard Linares, decidió suprimir los carbohidratos antes de viajar a Miss Universo, a escondidas de su entrenador.

Vanessa lució un cuerpo espectacular en Miss Universo, pero en cuanto regresó a Venezuela y volvió a comer pan y pasta, su tiroides se disparó y engordó todo lo que había adelgazado.

 

dieta misses venezolanas

 

El caso contrario es el de Migbelis Castellanos, Miss Venezuela 2014. Migbelis no conectó con Richard Linares: estaba acostumbrada a comer mucho y no soportaba tantas restricciones. Discutió con el entrenador, porque creía que el método no funcionaba con ella y que era demasiado severo. Richard Linares le insistió en que ser disciplinada durante meses era la única manera de conseguir un cuerpo perfecto. Al final, Migbelis decidió dejar de entrenar con Richard e ir por su cuenta. Su error fue comer todo lo que quiso y hacer un sprint sin carbohidratos de un mes. Pero tuvo un ataque de ansiedad y volvió a comer harinas dos semanas antes de participar en Miss Universo.

El resultado fue que engordó enseguida y el doble.

 

 

Tampoco es que tengan a las misses venezolanas al borde del desmayo. Cuando Dayana Mendoza viajó a Vietnam para competir en Miss Universo, se quejó a la organización venezolana de que la comida vietnamita no le gustaba. Tenía hambre y le entraban ganas de saltarse la dieta. Osmel Sousa, el presidente de la organización, le trajo una hamburguesa con patatas. Sabía que Dayana no funcionaría bien en la final si estaba cansada y con hambre. La hamburguesa no impidió que Dayana fuera coronada Miss Universo unas horas más tarde.

Nunca he visto a una venezolana con un cuerpo muy fitness, como los que se ven ahora en Instagram. Está claro que no es eso lo que buscan. Quieren cuerpos delgados y femeninos, con curvas y sin abdominales.

 

 

Recordad que las misses venezolanas se preparan para conseguir un objetivo concreto, un objetivo que tienen que conseguir en dos horas de competición y que requiere que estén perfectas. Lo ideal es encontrar un plan dietético y una rutina de ejercicios que formen un estilo de vida saludable a largo plazo.

¿Qué opináis de la dieta de las misses venezolanas?

 

2 Comments
  1. Daiquiri, Dayana se volvió a operar la nariz después del MU? Porque al ganar estaba bellísima, y después no tanto (pero sigue siendo espectacular)

    1. Yo creo que sí, algo raro le pasó en la nariz después.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *