La Dieta Vegana de Renee Somerfield

La Dieta Vegana de Renee Somerfield

Renee Somerfield es una modelo australiana que se hizo popular por ser la protagonista de la más polémica campaña de Protein World.

Se veía una gran imagen de Renee luciendo cuerpazo, bajo el eslogan Are your beach body ready?. Algo así como si ya tienes a punto tu cuerpazo para la playa. El término beach body es muy famoso en las redes sociales, pero esa campaña se lanzó en las calles y en el metro. Allí, esos mensajes no están tan bien vistos.

Ya conocía a Renee Somerfield de antes. Es amiga de otras australianas de las que he hablado aquí, Sheridyn Fisher y Ellie Gonsalves. Las tres tienen muchas cosas en común: son rubias, son guapísimas, son veganas, se cuidan mucho y adoran a los animales. Además de eso, viven al lado de la playa, se pasan la vida en bikini y son perfectas.

 

 

Renee Somerfield nació en 1990. Empezó a trabajar como modelo siendo una adolescente. Ha sido portada de varias revistas masculinas, imagen de centros comerciales… lo típico. Tenía los clásicos defectos estéticos de cuando una chica es muy joven y no tiene ni idea cómo arreglarse. El clásico arreglo un poco choni, con implantes de pecho demasiado grandes, tinte demasiado rubio, bronceado artificial…

Pero siempre se puede mejorar, haciendo lo que hay que hacer.

 

 

Renee se hizo vegana a los 20 años, como sus amigos. Dijo bye a los procesados y empezó una dieta basada en plantas, donde predominaban las moras, los vegetales verdes, el tofu, los granos y las ensaladas. Siempre había tenido un peso por debajo de lo adecuado para su estatura de 1’80, pero la nueva dieta y el ejercicio moldearon su figura. Seguía estando delgada, pero tenía un aspecto más saludable.

Su alimentación no era un simple régimen, sino un estilo de vida. Un estilo basado en respetar y querer su cuerpo evitando el alcohol, la comida rápida y la cafeína, manteniéndose activa y durmiendo bien. El resultado… salta a la vista.

 

Renee Somerfield cuerpo

 

Después de la polémica campaña de Protein World, la prensa internacional se cebó con ella, especialmente los medios ingleses. Buscaron en sus redes sociales para pillarla en alguna mentira. El Daily Mail publicó que a Renee había dicho que solo tomaba batidos de proteína vegana cuando el producto de Protein World que promociona está hecho de suero de leche. 

Hay que reconocer que la publicidad de Protein World en Instagram no puede ser más cantosa. No dudo que sea una buena marca, pero las fotos que usa son tan artificiales que a veces se me escapa la risa cuando las veo. Naturalidad cero. Les sirve cualquier chica que tenga cientos de miles de seguidores, sea deportista o no.

Con Renee Somerfield patinaron mucho: contrataron a una vegana declarada para promocionar un batido de proteína animal. Un gran error.

 

 

Una de sus características más destacadas de Renee Somerfield es su vientre. Lo tiene totalmente plano, sin esos abdominales que están de moda ahora. Un vientre así solo se consigue con una dieta 100% estricta. En uno de sus twits, donde puso el hashtag #happybelly (barriga feliz), dijo que tomaba aceite de coco, vitaminas y hierbas verdes después de cada comida abundante. Su capricho es la comida mexicana, burritos o tacos de chile picante, pero siempre sin carne y sin queso.

A Renee no le gusta hacer deporte en el gimnasio. Prefiere los ejercicios al aire libre, en la playa o en la terraza de su casa. Le gustan los trabajos de resistencia para fortalecer el músculo y tampoco quiere estar demasiado delgada, porque dice que no le favorece.

 

renee somerfield

 

Renee Somerfield siempre sale de casa con protector solar. Le gusta maquillarse con un poco de rímel y bálsamo de labios, y para mantener el color de la piel, usa los productos de bronceado de Bondi Sands.

Para hidratar el cabello, le gusta mucho el aceite de coco orgánico de Nutiva. El aceite de coco de esa marca es uno de los más famosos del mundo e incluso Elsa Pataky es una de sus fans. El aceite de coco es una de las mejores mascarillas naturales para el pelo seco y estropeado. Además, es muy económico.

 

 

¿Tiene retoques? Es evidente que algo hay. No hay más que echar un vistazo a las fotos del antes. En sus primeras fotos, se pueden ver unos implantes de silicona muy grandes y desproporcionados. Luego se redujeron a la mitad cuando se hizo famosa. Puede que se los quitara o que decidiera sustituirlos por unas prótesis más pequeñas.

Su rostro también ha cambiado; ahora es mucho más armónico. Tiene pinta de haberse hecho retoques pequeños y discretos, de esos que mejoran considerablemente la imagen sin que se note demasiado. Tiene la nariz más recta y estrecha, y el labio superior más grueso. Pero Renee, ¡echa el freno con las inyecciones de ácido hialurónico, que te estás pasando!

 

Renee Somerfield Lips

 

Curiosamente, cuanto más maquillada, menos favorecida está. Ese tipo de looks no le pegan nada y le ponen años encima. Su mejor look es el playero, con piel ligeramente bronceada, poco maquillaje y ondas naturales. Siendo tan joven y tan guapa, no necesita ningún tipo de artificios. ¿No os parece?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *