Los Trucos de Belleza de Mis Lectoras (II)

Los Trucos de Belleza de Mis Lectoras (II)

Seguimos con los trucos de belleza de mis lectoras. Veo que la primera tanda os gustó mucho; pues hay mucho más. Por cierto, me parece que el 70% de mis lectoras se llaman Laura.


 

Laura:

Encontré este blog buscando sobre el aumento de peso después de una liposucción. Eso me llevó a la entrada sobre Britney Spears y sus brazos. Eso es lo que me pasó a mí hace seis años. Cometí el error de hacerme una liposucción en abdomen, flancos, rodillas y piernas. Al cabo de unos pocos meses vi que se me estaba poniendo la espalda gigante y unos brazos enormes. Fue un disgusto enorme porque no tenía ni idea de que podía pasar eso. Además, ahora me costaba una barbaridad adelgazar y engordaba a la mínima.

Mi cuerpo había cambiado. Lo pasé muy mal ya que me sentía más femenina con mi figura anterior.

Tuve que asumir mi error y tomar medidas, porque no quería quedarme así. La única solución era adelgazar y sacrificarme para mantenerme. Ahora peso unos cuatro quilos menos que antes de hacerme la liposucción. Es la única forma de tener la espalda y los brazos como los tenía antes. Esa decisión ha cambiado radicalmente mi manera de comer, porque solo me permito caprichos por mi cumpleaños y en navidad. Por culpa del efecto rebote de la liposucción, si como de manera normal, como lo hacía antes, me inflo mucho.

 

 

Sé que parece muy radical pero si vierais mis fotos lo entenderíais. Solo digo que la gente se me quedaba mirando los brazos y todo mi entorno se dio cuenta del cambio. Si la alternativa es no querer salir de casa y esconderse en todas las fotos… hay que elegir.

El médico que me operó me dijo que mi metabolismo había cambiado por la edad, porque tenía treinta y siete años. Como si yo fuera tonta y no supiera perfectamente cómo es mi cuerpo.

Tengo que admitir que me hice la liposucción por vaga. Había tenido un hijo y no me apetecía cuidarme. Me acomodé y luego lo quise arreglar con la cirugía. Si en vez de echarle la culpa al embarazo me hubiera puesto en serio, nada de esto habría pasado.

Cuando me organicé para perder peso, vi que comía demasiados carbohidratos y lácteos. Podía pasarme días enteros a base de pasta con queso, o bocadillos con queso. Desayunaba un Cola-Cao Light y no comía nada hasta el mediodía. Con mi cambio, he aprendido a comer varias veces al día, a introducir las proteínas y las verduras. A prescindir de las tapas, la cerveza y la comida basura. He aprendido a desayunar bien , a apreciar el café, a quitarme el ansia de dulce varias veces al día…

 

 

He notado mucho la diferencia en la piel. Antes siempre tenía granitos en la barbilla y en la frente, y ya no tengo ni uno. El pelo también lo tengo más fuerte y brillante, y se me cae mucho menos. Este cambio también ha hecho que me preocupe más por lo que come mi familia.

Como ahora tengo la piel más bonita, disfruto mucho maquillándome, incluso me apunté a un cursillo. Y gracias a Daiquiri Girl he descubierto Charlotte Tilbury, que me vuelve loca. Es increíble, porque yo antes usaba una base horrible y me perfilaba los ojos con lápiz negro. Utilizo Wunderglow en los pómulos y en la barbilla, un truco que me enseñó la maquilladora. ¡Queda tan bonito! Mi marido todavía flipa cuando me arreglo, después de tantos años hecha un desastre.

 

Ana:

Tengo 38 años. Mi ideal de belleza es el de una mujer que irradia luz desde el interior, y que encuentra el equilibrio cuidándose, mimándose, haciendo deporte y siendo natural. Las famosas que me inspiran son Jennifer Lopez, porque es muy disciplinada con la belleza y una diva a sus casi 50 años; Lauren Santo Domingo, por su clase y elegancia, y Michelle Hunziker por su cuerpo, su sonrisa, su alegría de vivir y su manera de maquillarse.

No me gustan las extensiones ni el cabello excesivamente largo. En mí busco tener un cuerpo esbelto y equilibrado. Fuerte y delgado. Quiero mejorar mis glúteos que es lo que menos me gusta de mi físico y potenciar mis piernas que sí que son bonitas. Busco maquillarme de modo muy natural, potenciando la luminosidad de la piel.

Para eventos y salidas, me maquillo con la base Luminous Silk de Armani. A diario uso la crema de color Tint de Paula’s Choice y una de Alpha H. Mi máscara de pestañas es de YSL. Aparte, uso los Fluid Sheer de Armani, los Beach Stick de Charlotte Tilbury y los polvos Terracota de Guerlain. Mis correctores son de Revlon y Armani, y mis labiales también de Armani, o glosses de Dior. Para el día a día me encantan los bálsamos de Nuxe, Letibalm y la vaselina de GAL.

Me preocupa el envejecimiento pero sin que sea nada dramático: es parte de la vida. La base para retrasarlo es comer bien y seguir una dieta saludable, no fumar, hacer deporte y llevar una vida plena y feliz.

 

 

Me gusta mucho cocinar en casa. La base de mi dieta son las legumbres, pescado fresco, fruta, huevos, leche fresca, avena, vegetales… También me gusta hacer mis propios bizcochos. No suelo comer carne y me pierde el queso. En invierno, soy muy de preparar platos de cuchara como cremas, guisos y purés. No tengo ninguna intolerancia pero durante la cena, evito los hidratos de absorción rápida.

El mayor consejo que puedo dar a la comunidad de mujeres que sigue este blog es dedicar un día a la semana a hacerse un masaje, un tratamiento o visitar un spa. Hay que mimarse y valorarse. No hay excusas. Un físico descuidado es el reflejo de que algo no va bien. Aconsejo trabajar la piel para tenerla bonita, purificada e hidratada, no taparla con quilos de maquillaje. Es esencial hacer deporte, en el gimnasio, bailando en casa o haciendo barras y sentadillas en el parque.

Otro detalle importante es encontrar el color de cabello ideal y el que sabemos que nos favorece. Sin experimentar oscureciendo o aclarando de manera drástica, sobre todo si no le va a nuestros rasgos.

Ah, y sonreír y disfrutar de la vida. 

4 Comments
  1. El 70% de tus lectoras y la mayor parte de mujeres de mi edad y algo más jóvenes. En mi clase siempre éramos dos como mínimo. Cuando las niñas de hoy sean mayores les pasará lo mismo con las Lucías 😆

  2. Genial post!
    Queremos más de otras lectoras.
    Lo que cuenta Laura de que antes desayunaba un simple colacao y luego no tomaba nada hasta la comida comiendo cualquier cosa es un gran error, cuando somos adolescentes y más jovenes te puedes permitir casi todo, pero de los 35 en adelante hay que ser disciplinada con la comida, comer bien, en abundancia y muy saludable.

  3. Cuando volverás con este tipo de post Daiquiri? Me encantan!!!!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *