Mi Rutina Facial al Completo

Mi Rutina Facial al Completo

Os dejo mi rutina facial al completo.

Mi piel es mixta. Después de haber pasado por varios tratamientos anti-acné, tengo algunas zonas deshidratadas. A veces me vuelvo un poco loca, pero creo que lo tengo todo bajo control. Son muchos años metiendo la pata.

Es importante aclarar que mi cutis ha mejorado de manera espectacular después de empezar a tomar chupitos de colágeno y a consumir cápsulas de aceite de pescado. Eso ha hecho que me desaparecieran los granos, se unificara el tono de mi piel y se difuminaran las ojeras y las finas arrugas de expresión. Eso ha permitido que me pueda relajar un poco. Y gastar menos en cosmética.

Empezamos.

 

 

Limpieza:

-Utilizo bálsamos limpiadores con aceites de hierbas. Son una manera genial de limpiar la piel en profundidad al mismo tiempo que la hidratamos. Con ellos, no existela sensación acartonada que dejan muchos limpiadores al agua. Solo tengo dos, Eve Lom Cleanser y Angel Balm de Soveral. Son limpiadoras de gama alta que cuestan unos 60 euros de media, pero para mí son imprescindibles.

-Una o dos veces por semana utilizo el dispositivo facial Foreo. Es un aparato eléctrico que limpia el rostro profundamente a través de pulsaciones. Incluso tiene una función anti-edad que se puede usar después de la limpieza. Al ser tan potente, se puede usar con un gel limpiador sencillo y low cost. 

-Utilizo un gel limpiador de droguería que me encanta, Cetaphil. Cuesta solo nueve dólares, pero no hay palabras para explicar lo bien que limpia y lo agradable que es con el rostro.

-Para desmaquillar los ojos, utilizo aceite de jojoba o agua micelar de Bioderma.

-Mi último descubrimiento es el jabón negro africano. Es 100% natural y está hecho de manteca de karité, cáñamo y otros ingredientes originarios de África. El mío es de la marca Liha Beauty. Es muy fino.

 

 

Tónicos y brumas faciales:

Aunque nunca había creído mucho en ellos, cada vez me gustan más. Los tónicos son agradables de usar, refrescantes y calmantes, y en algunos casos, aportan una gran hidratación. Uso varios, en el formato de toda la vida o como agua facial o bruma. Mis favoritos son:

-Tónico Glow de Pixi.

Tea Tree de Lush, de aceite de árbol de té.

-Un agua floral de aciano que se vende en herbolarios.

-Agua de la Reina de Hungría de Omorovicza.

-Bruma facial de La Mer.

 

Hidratación:

Me apasionan los aceites más que ninguna otra cosa. Antes ni me acercaba a ellos. Creía que era lo peor para mi piel problemática. Ahora me arrepiento de todos los años que he perdido por no utilizarlos más a menudo. 

Un buen aceite puede mantener nuestra piel hidratada al mismo tiempo que controla la grasa, aunque parezca increíble. También puede prevenir la aparición de granitos y demás imperfecciones. Dejan el cutis radiante y luminoso, que no graso. Tengo éstos:

Aceite de jojoba prácticamente a diario.

Aceite de coco para el contorno de ojos o después de los peelings. Para el contorno de ojos y las manos, me encanta utilizar manteca de karité.

 

Productos que no uso:

Con los años he aprendido a dejar de usar tonterías que no me hacían falta. Mi rutina es más sencilla que antes. Tengo mejor la piel ahora que cuando usaba cien mil cosas distintas.

-Mascarillas: me parecen una pérdida de tiempo.

-Contorno de ojos: los aceites y la manteca de karité cumplen esa función, y más aún.

-Toallitas desmaquillantes: el horror. Nunca las uso, por muy cansada que esté, por muy tarde que sea. O por mucha pereza que me de… Son horribles, innecesarias y pésimas para la piel. Ante una emergencia, me paso un disco desmaquillante bien impregnado en agua micelar.

-Exfoliantes: creo que con los productos que limpieza que uso, no me hacen falta. El dispositivo Foreo es muy eficaz y mi bálsamo de Eve Lom tiene unos pequeños gránulos que hacen la función de un exfoliante, pero sin ser tan agresivos con la piel.

 

 

Por las mañanas me gusta dejar la piel en paz. Esto me lo aconsejó el dermatólogo desde hace años y qué razón tenía. Lo de llevar a cabo una rutina completa no es para mí, me da la sensación de que le doy demasiado meneo al cutis y noto la reacción. Suelo usar solo un poco de agua micelar, o la esponja Konjac, y como hidratación solo un poquito de aceite de jojoba.

Es por la noche cuando me gusta recrearme y disfrutar cuidando mi piel. Os aconsejo que hagáis la prueba.

Ésta es mi rutina facial al completo. ¿Y vosotras? ¿Cuál es la vuestra?

3 Comments
  1. Donde puedo comprar un aceite de jojoba que sea fiable en cuanto a la composicion, porque como hay tantas marcas, nunca se realmente cual comprar. Un saludo y gracias. Por cierto algun dia nos podrias contar algo sobre ti.

  2. Me encanta esta rutina!A mi nunca me había convencido lo de usar geles por la mañana, ahora me siento mejor y te copio la konjac. Yo suelo usar la toallita sponge chief de kanebo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *