Así es la Dieta Perfecta de Gisele

Así es la Dieta Perfecta de Gisele

Gisele Bündchen empezó a obsesionarse un poco con la comida sana en 2009. Fue cuando pronunció la frase mi cuerpo es mi templo y aseguró que casi nunca se concedía caprichos con la dieta. Siendo la supermodelo mejor pagada del mundo, no tenía nada de raro.

Genial, pero lo que pocos sabían es que tan solo un par de años, Gisele fumaba una cajetilla de tabaco al día y comía hamburguesas como una loca. Eso no es tan raro en modelos con una genética excepcional. Naomi Capbell hacía lo mismo. Hasta que se dio cuenta de que el tiempo pasaba y de que los excesos salían muy caros.

No se sabe por qué la brasileña decidió empezar a comer bien, pero se quedó fascinada al notar los resultados del cambio en su cabello y en su piel. 

 

 

Cambiar los malos hábitos para incorporar frutas, verduras, salmón y demás alimentos sanos, y dejar atrás la comida basura, engancha. Cuando una famosa empieza con un zumo verde al día y luego termina volviéndose vegana no es por postureo. Es porque unas pautas de alimentación bien estudiadas tienen un efecto explosivo sobre la belleza.

Esta semana ha sido noticia la dieta que Gisele y su marido siguen cuando están en casa. Su cocinero, experto en comida orgánica, ha concedido una entrevista a un periódico de Boston. Sus declaraciones han salido en todas las revistas y webs de moda y belleza. Normal, a todas nos interesa saber qué es lo que come una top model tan espectacular. Lo malo es que la dieta afecta a los hijos de la pareja, y las críticas no han tardado en llegar.

Éstas son algunas de las cosas que el cocinero de Gisele Bündchen ha contado:

-La dieta de la familia Brady-Bündchen es una mezcla de un 80% de vegetales frescos y un 20% de carnes magras.

-Las verduras y frutas siempre deben ser orgánicas y las más frescas del mercado. El cocinero las palpa y examina para comprobar su estado.

-En cuanto a los cereales, solo toman arroz integral, mijo, quinoa y frijoles.

-Las carnes que consumen son solo de pato y pollo. Nada de cerdo o vaca. En cuanto al pescado, solo salmón.

¡Nada de azúcar! Sin excepciones.

 

 

-Para aliñar, utilizan aceite de oliva. Para cocinar, aceite de coco. Solo toman sal del Himalaya.

-Evitan los tomates, pimientos, champiñones y las berenjenas. Causan inflamación interna en el organismo.

-No dice lo que toman nada más levantarse, pero no es el café. La cafeína no entra en esa casa. Ni lácteos.

-Antes de cada comida, preparan aperitivos de fruta y alga de espirulina. Puaj.

El capricho de la semana es un preparado de quinoa con verduras, ajo, y almendras tostadas con jengibre. Madre mía, vaya súper capricho, ¿eh?

-Sorprendentemente, la fruta no es algo habitual en la casa de Gisele y Tom. Sus hijos la toman, pero ellos no. A Tom Brady le gustan solo los plátanos.

 

 

Por otra parte, es lógico que hagan dieta. No son personas del montón. Ella es una supermodelo y él un jugador de fútbol americano. Viven de su cuerpo, que tienen que mantener en óptimas condiciones. También está genial que inculquen a sus hijos un estilo de vida saludable, especialmente en esta era en la que vivimos, la de los ultraprocesados y las intolerancias. ¿Pero esos niños nunca se van a comer una pizza? ¿O una Coca-Cola? ¿No van a ir a un McDonald’s, ni una sola vez en toda su infancia?

Me resisto a creer que una persona pueda ser feliz despidiéndose radicalmente y para siempre de esa comida tan poco sana, pero que está tan rica. Para qué nos vamos a engañar.

Tampoco pasa nada por comernos una pizza de vez en cuando. ¿Recuerdas, Gisele?

 

 

Eso sí, hay que reconocer que la dieta de la familia es excepcional, aunque sea una exageración. No se le pueden poner muchos peros porque no falta de nada y todos los alimentos perjudiciales están descartados.

Tras la polémica, el cocinero de Gisele y Tom Brady ha respondido defendiendo a sus clientes y asegurando que la dieta de la familia es la mejor manera de prevenir enfermedades, mejorar la salud y alargar la vida. Estamos de acuerdo, pero también hay que disfrutar de esa vida que tanto nos obsesiona alargar.

One Comment
  1. Como dices tú, es una exageración. Creo que con un poco más de variedad, la dieta sería igualmente sana, espelta, pescado blanco fresco, fresas, limón… Y los zumos que beban también serán de verdura!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *