Cómo Llevar los Pies Perfectos Siempre

Cómo Llevar los Pies Perfectos Siempre

Las mujeres solemos descuidar muchísimo los pies, ya sea por pereza, o porque pensamos que, al llevarlos cubiertos la mayor parte del tiempo, no merece la pena que nos esforcemos demasiado con ellos.

Llevar los pies bien cuidados y arreglados es básico. Aunque los demás no los vean, nosotras sí nos los vemos. Todos los días, varias veces al día. Desnudarte y ver que llevas los pies perfectos, con una pedicura bien hecha y en esmalte bonito es casi tan importante como tomar colágeno, cuidar la dieta o tener el cabello en condiciones. Nos anima a seguir poniéndonos guapas y a cuidar el resto de la imagen. Lo contrario, es decir, llevar las uñas hechas un asco deprime. . Te estimula a cuidar todo lo demás. Lo tengo más que comprobado.

Tener los pies feos no es excusa. Todo el mundo tiene los pies feosSon muy pocas las mujeres bendecidas con unos pies de geisha del número 36, delicados y finos como los de una princesa.

Unos pies bien arreglados transmiten elegancia, limpieza y buen gusto. Unos pies sin arreglar no dicen nada bueno de su propietaria. Hacen pensar en desaliño, suciedad y pereza. ¿Es eso lo que queremos transmitir?

 

 

El verano es la época dorada para los pies, pero también es el momento en el que cualquier descuido queda al descubierto. Podemos jugar con complementos, sandalias y esmaltes de uñas. Esos detalles marcan la diferencia entre una mujer presumida sin más y otra con mentalidad de top model.

Menos mal que ya no hace falta que nos pasemos la vida en el salón de belleza. Desde que he descubierto la manicura Shellac, se han ido el 80% de mis preocupaciones en lo que a los pies se refiere. Con la Shellac tenemos los pies perfectos durante más de tres semanas. Como las uñas de los pies crecen más lentamente, hay más margen de tiempo entre una pedicura y otra. El esmalte permanece intacto, brillante e impecable.

El color es una elección muy personal, pero en verano siempre tenemos más margen. Si tenéis muchas sandalias de distintos colores y tipos, lo mejor es apostar por tonos fáciles que peguen con todo, como los rosados y los beige. Los colores más extravagantes son igualmente bienvenidos en los meses de calor, pero tenéis que tener en cuenta que no siempre quedarán bien con todo vuestro calzado.

 

 

En esta época tenemos que cuidar mucho los pies. Al llevarlos expuestos, es normal que haya golpes o rozaduras. El calzado nuevo nos provoca heridas, y también se ensucian antes. Por eso recomiendo hacer un pequeño ritual en casa. Recomiendo usar aceite de árbol de té. Es muy valioso para tratar las imperfecciones del cutis, e imprescindible para el cuidado de los pies. No solo los alivia y desinfecta, sino que también previene los hongos. Podéis preparar un barreño de agua caliente con un par de gotas de aceite de árbol de té.

No olvidéis exfoliar de vez en cuando para retirar las pieles muertas y tener la piel suave y tersa.

¡Vamos chicas, a lucir pedicura!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *